Sería delito la venta fraudulenta de pasajes del transporte masivo

Foto El Nuevo Siglo.

Combatir la venta fraudulenta e indebida de pasajes de Transmilenio que se genera por fuera de las taquillas del Sistema de Transporte Público y en los paraderos del SITP, es la propuesta que hizo el concejal de Bogotá, Rolando González, del partido Cambio Radical, al presidente de la Cámara, Alejandro Chacón, del Partido Liberal.

La propuesta de González fue extendida a los 18 representantes que integran la bancada por Bogotá en el Congreso con el fin de que estudien la posibilidad de radicar un proyecto de ley sobre este tema, para que desde allí se le dé el trámite correspondiente y de esta manera impedir que este tipo de prácticas sigan ocurriendo en la capital del país.

González manifestó que esta problemática “ha venido agudizándose al pasar el tiempo”.

“Desde 2016 empezamos a evidenciar en la ciudad puntos de venta no autorizados de pasajes de Transmilenio en los paraderos del SITP, aspecto que denunciamos en varios medios de comunicación y a la fecha, el problema persiste y se ha incrementado, al punto que ya se hace incluso al interior de las estaciones del sistema Transmilenio”, aseguró González.

Manifestó que quienes se dedican a ello “utilizan hasta 10 tarjetas por cada punto” para lucrase de manera fraudulenta, “presuntamente valiéndose de los beneficios que la Administración distrital entrega por utilizar el servicio (transbordo y tarifa preferenciales), generando un provecho indebido y afectando las finanzas del sistema”, enfatizó.

Por ello, expresó que su intención es que junto con los representantes se puedan incorporar acciones que permitan combatir y sancionar a las personas que vendan o compren los pasajes por fuera de los sitios autorizados, debido a que, según González, esta actividad debe considerarse como una “conducta contraria a la convivencia o como un delito”.

El concejal González aseguró que antes de hacer llegar la misiva al Congreso radicó en el cabildo distrital el proyecto de acuerdo número 450 de 2018 que busca fortalecer las buenas prácticas de los medios de pago en el sistema de transporte y así combatir la reventa de los pasajes.

En dicho proyecto se le solicitaron a la empresa Transmilenio S.A. tres acciones puntuales frente a quienes con un fin “lucrativo, indebido o fraudulento” hagan uso de la tarjeta personalizada Tu Llave para que otros usuarios validen su pasaje, entre las que se encuentra la suspensión por 30 días calendario del beneficio tarifario de transbordo y del beneficio de tarifa diferencial que se otorgan por adulto mayor de 62 años, incentivo Sisbén o personas con discapacidad.

También para que en caso de reincidencia, haya suspensión por seis meses, y si el usuario insiste en la conducta en más de tres ocasiones, le será suspendido indefinidamente.

El Código Nacional de Policía, Ley 1801 de 2016, en su Artículo 12 expresa que las asambleas departamentales y el Concejo distrital de Bogotá, dentro de su respectivo ámbito territorial, ejercen un poder subsidiario de policía, pero señala que estas corporaciones en el ejercicio de poder subsidiario no podrán "establecer limitaciones, restricciones o normas adicionales a los derechos y deberes de las personas, que no hayan sido previstas o autorizadas por el legislador".

El Código plantea además que existe una multa tipo dos para combatir los colados y evasores del pago del pasaje, pero no para quienes los vendan sin autorización.

La carta se envió el pasado 2 de octubre y se está a la expectativa de una respuesta por parte de los representantes de Bogotá. “Esperamos que acojan nuestra propuesta vía proyecto de ley”, concluyó González.