Estados Unidos separó 6.000 familias en cuatro meses

Foto Anadolu.

La organización Amnistía Internacional (AI) denunció mediante el informe ‘Estados Unidos: tú no tienes ningún derecho aquí’ que el gobierno de Donald Trump separó a unas 6.000 familias de inmigrantes que trataban de acceder al país por la frontera con México entre abril y agosto de 2018.

La ONG mencionó que la cifra la obtuvo con base en datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de EEUU y que es superior a la que las autoridades estadounidenses habían admitido con anterioridad.

“La CBP confirmó que esta cifra seguía excluyendo un número no revelado de familias cuyas separaciones no se registraron debidamente, como en los casos de abuelos o de otros miembros de la familia no inmediata cuyas relaciones las autoridades clasifican de fraudulentas y no incluyen en sus estadísticas”, indicó la organización.

Amnistía Internacional mencionó que el Gobierno estadounidense ha aplicado unas políticas de inmigración que han causado un daño irreparable a miles de personas y que han violado el derecho internacional.

Para la organización, las políticas de Trump frente a la inmigración “parecen haber tenido por objeto desmantelar por completo el sistema de asilo de Estados Unidos”.

El informe detalló que las políticas y prácticas frente a la inmigración en Estados Unidos incluyen expulsiones masivas e ilegales de solicitantes de asilo en la frontera entre Estados Unidos y México.

La publicación también denunció miles de separaciones ilegales de familias y detenciones cada vez más arbitrarias e indefinidas de solicitantes de asilo, a menudo sin posibilidad de libertad condicional.

Le puede interesar: Hay que ponerle fin a la pena de muerte: Amnistía Internacional.

“La administración Trump está llevando a cabo una campaña deliberada de violaciones generalizadas de derechos humanos para castigar a las personas que buscan seguridad en la frontera entre Estados Unidos y México, y disuadirlas”, afirmó Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional.

Guevara le pidió al Congreso estadounidense que investigue las presuntas violaciones de leyes locales y del derecho internacional en las que incurren las políticas migratorias del Gobierno, establecer un registro exhaustivo de separaciones familiares y aprobar una ley que prohíba la separación y detención indefinida de menores de edad y familias.

La ONG mencionó que el Gobierno de Estados Unidos no ha publicado el número de familias que ha separado a la fuerza en 2017 y 2018.

“No obstante, en septiembre de 2018, la CBP proporcionó a Amnistía Internacional unas estadísticas que indicaban que la administración Trump había separado a 8.000 ‘unidades familiares’", mencionó la organización.

El informe resaltó que en esas estadísticas no parecen estar incluidas las familias separadas en los puertos de entrada oficiales o en las que la relación no era paterno o maternofilial.