Darán primer debate a proyecto que expulsa celulares de aulas

Cortesía

Se debe hacer uso de la tecnología en los espacios y momentos adecuados: Quintero

 

El proyecto de ley que busca restringir el uso de los dispositivos de telefonía móvil dentro de las aulas de clase en los diferentes centros educativos del país, tanto para los alumnos como para los docentes, será estudiado, discutido y votado en primer debate hoy a las 9 de la mañana, en la Comisión Sexta de la Cámara.

La iniciativa, que es promovida por los representantes liberales Rodrigo Rojas y Silvio Carrasquilla, ya tiene el respaldo de varios legisladores de dicha Comisión que hacen parte de diferentes bancadas.

La representante por el Atlántico, Martha Patricia Villalba, del Partido Social de Unidad Nacional (La U), quien es una de las ponentes de la iniciativa, le dijo a EL NUEVO SIGLO que “le apostamos a promover una sociedad digital preparada para los retos que ello implique, especialmente, en donde nuestros niños, niñas y adolescentes tengan acceso al mundo tecnológico, pero en entornos seguros y de manera muy responsable”.

Villalba manifestó que aunque “consideramos que la tecnología debe estar al servicio de la educación, vienen grandes transformaciones y nosotros debemos estar preparados para ello. En este momento miramos el riesgo que corren nuestros niños cuando el docente utiliza en el aula de clase un celular, desatiende a los niños y obviamente eso implica condiciones de riesgo para ellos”.

La parlamentaria aseguró que la iniciativa “es importante implementarla y tendría un impacto positivo”, debido a que los dispositivos móviles representan un riesgo para la seguridad de los niños.

Un riesgo

Frente a ello, Villalba señaló que “creemos que le uso excesivo de los dispositivos móviles representa un riesgo para la seguridad de nuestros niños e interviene en la salud en su proceso de aprendizaje y está plenamente demostrado por estudios que ha venido realizando el Ministerio de las TIC. Esa dependencia a los teléfonos móviles ha generado una cantidad de riesgos, no solamente desde el punto de vista de la salud sino también en temas de seguridad de los niños”.

“Nosotros tenemos que mirar cómo de alguna manera podemos mitigar todas estas situaciones que se vienen presentando que colocan en riesgo a nuestros niños, a nuestras niñas y adolescentes”, manifestó.

El representante por Antioquia, Esteban Quintero, del partido Centro Democrático, afirmó que “es una iniciativa supremamente loable para la salud, para la educación, con principios y obviamente protección que debemos tener frente a nuestros niños. Sin duda alguna estamos en un mundo más tecnológico, en donde la tecnología nos lleva al conocimiento y nos acerca al mundo, pero yo creo que cada cosa en su lugar y las restricciones que deben hacerse a este uso, deben ser restricciones que se complementen de la mano de los padres de familia y de los centros educativos”.

Quintero explicó que es una iniciativa positiva y compartió la opinión de la congresista Villalba en el sentido de que, aunque los avances tecnológicos son muy importantes, se debe restringir por lo menos el uso del celular en los colegios, debido a que “tenemos que hacer uso de la tecnología de manera muy responsable, en los espacios adecuados y en los momentos adecuados”.

“Las aulas de clase deben ser para estudiar y para aprender, y eso lo debemos hacer de manera muy responsable. Si a los niños se les prohíben o se les restringen los celulares en las aulas de clase, pues, los profesores son los que deben dar el ejemplo en ese sentido y también tiene que restringírseles a ellos”, enfatizó.

Estudiantes concentrados

Esta idea en particular, también la compartió el legislador de la misma bancada Milton Hugo Angulo, del Valle del Cauca, quien expresó que “lo que busca el proyecto es que los estudiantes vayan a las aulas de clase a aprender. Aquí tenemos que generar siempre acciones que permitan que el estudiante esté más concentrado y tenga más compromiso con el proceso académico. Yo considero que esta medida regulatoria es importante para que esos procesos se alcancen”.

“Yo creo que es pertinente porque el docente debe generar una acción igualitaria en el sentido que el estudiante capte de manera directa y precisa el aprendizaje, entonces si el docente está utilizando este aparato obvio va a distraer a los estudiantes, el docente tiene que dar ejemplo”, agregó.

Sin embargo, apuntó que se deben establecer unos controles para que después de que el estudiante salga del aula pueda hacer uso de su teléfono celular.

El representante por Norte Santander y también ponente de la propuesta, Ciro Antonio Rodríguez, del Partido Conservador, expuso que “es importante que los centros educativos tengan ciertas herramientas para controlar el uso de los celulares y demás equipos, estos vienen generando mucho desarrollo por lo que hay que también generar alguna protección y algunos cuidados, y eso es lo que realmente nosotros queremos, que los profesores tengan también esa herramienta y de esa forma cuando ellos vean la necesidad de hacer un control no vayan a tener una restricción de tipo legal”.

Además, dijo que la medida es conveniente tanto para los estudiantes como para los profesores, debido a que de esta forma los padres de familia pueden tener  seguridad de una mejor educación para sus hijos.

Enfatizó en que la medida no busca para nada “restringir el uso de la tecnología hacia la enseñanza, sino que cuando no se estén utilizando como un mecanismo de enseñanza que creemos que es fundamental, necesario y hay que promoverlo, no altere el normal desempeño de las clases”.

Por último, explicó que en este primer debate se entrarán a discutir muy bien las conveniencias y “si vemos que escuchado por los mismos profesores y estudiantes y tiene una aceptación, seguiremos adelante con el proyecto”.