Chile-Perú, un ‘Clásico del Pacífico’ con aguas turbulentas

AFP
Uruguay estrena una nueva ‘era Tabárez’ ante Corea del Sur y Ecuador enfrenta a Catar
__________________

Partidos que sirven para darles minutos a los jugadores pensando en los próximos torneos internacionales, pero que los alejan del trabajo de sus clubes, disputarán hoy varias selecciones suramericanas, entre ellas las dirigidas por Reinaldo Rueda y Hernán Darío ‘Bolillo’ Gómez .

Es así como Chile, de la mano de Rueda, con las ausencias de sus delanteros estrella, Alexis Sánchez y Jefferson Farfán, enfrentará a Perú y reeditarán en Miami el Clásico del Pacífico, un duelo de alto voltaje entre dos selecciones que buscan despejar dudas de cara a la Copa América Brasil-2019.

Chile tiene a su ‘Rey’, Arturo Vidal, el motor del esquema de juego que Reinaldo Rueda armó para la ‘Roja’ y el referente máximo del plantel. Pero la falta de minutos en el Barcelona, donde espera en el banco en la mayoría de los partidos, pone nervioso al volante.

A su llegada a Miami, Vidal confesó que en los últimos partidos vivió molestias por estar fuera del equipo de Lionel Messi, pero se declaró “bien y contento” y afirmó que seguirá “luchando”, ya que “vienen muchos partidos importantes, recién empieza la temporada y espero ser titular”.

El choque llega a un año de que Chile se quedara sin Mundial y Perú avanzara a un repechaje que lo clasificó a Rusia-2018.

Ricardo Gareca sabe que el bicampeón de América llega herido, pero dispuesto a mantener su racha invicta frente a los peruanos, a los que vencieron en los últimos cuatro partidos.

Enfrente, el colombiano Rueda, timonel de la ‘Roja’, destacó que su rival transita un proceso de más de tres años de trabajo con Gareca a la cabeza.

En los amistosos de septiembre, Perú cayó ante Alemania (2-1) y Chile empató 0-0 ante Corea del Sur.

El duelo se diputará en el estadio Hard Rock de Miami, a partir de las 6:00 p.m., a dos días de que el huracán Michael ingresara a La Florida. Los pronósticos meteorológicos esperan que el fenómeno afecte la ciudad con lluvias pero sin entorpecer el desarrollo del partido.

Con ‘Bolillo’

Así mismo, con una decena de nuevos jugadores, Ecuador disputará un amistoso con Catar en Doha, adonde pretende regresar en 2022 para disputar la Copa del Mundo.

Ambas selecciones se enfrentarán en el estadio Jassim Bin Hamad de la capital catarí a partir de las 10:30 a.m.

El partido con Ecuador es otra muestra de Catar por fortalecer los vínculos con Suramérica, que visitará el próximo año para participar como invitado en la Copa América de Brasil junto a Japón.

La tricolor también sostendrá un compromiso de fogueo con Omán en la cancha del Abdullah Bin Khalifa de Doha el próximo martes, desde las 15H30 GMT.

Tras retomar la conducción del combinado ecuatoriano en agosto pasado, el estratega colombiano Hernán Darío ‘Bolillo’ Gómez se dedica a probar nuevos jugadores para renovar la plantilla con miras a la Copa América y las clasificatorias suramericanas para el Mundial-2022.

“Estoy tratando de conocer a los muchachos. Llevo como ocho o nueve jugadores que no los he tenido, que (apenas) los he visto jugar”, expresó ‘Bolillo’ Gómez, quien llevó a Ecuador a su estreno mundialista en 2002.

Entre los jóvenes convocados por primera vez para la esta tanda de amistosos figuran el defensa Diego Palacios (Willem II, Holanda) y el delantero Stiven Plaza (Independiente del Valle), ambos de 19 años.

Los charrúas

A su vez, la selección uruguaya estrenará una nueva ‘era Tabárez’ cuando enfrente en partido amistoso en Seúl a Corea del Sur, sin la presencia de su goleador histórico Luis Suárez.

Es que el ‘maestro’ Oscar Tabárez inicia su quinto período como seleccionador celeste con este encuentro que -junto al que los charrúas disputarán ante Japón el martes de la semana próxima- será el inicio de la preparación para la Copa América de Brasil 2019.

Para Tabárez “el de Corea del Sur es un fútbol que ha progresado mucho” y eso explica que lleven nueve mundiales seguidos, más que Uruguay, señaló este jueves en rueda de prensa el DT que además elogió la “evolución” del fútbol de ese país.

El desafío de este amistoso, “defender bien y ser muy eficaces en ataque” ante una selección “competitiva”, resumió de su lado en la misma instancia el capitán Diego Godín.

Uruguay entrenó en doble horario el miércoles, por la mañana y la tarde en Seúl en el Incheon Asiad Stadium.

Prueba brasileña

Finalmente, en plena metamorfosis tras la decepción de Rusia, el Brasil de Neymar volverá a sacar su laboratorio de pruebas en el amistoso contra Arabia Saudita cuatro días antes de medirse con Argentina en su primer examen serio rumbo a su próximo reto: la Copa América en casa de 2019.

El duelo, que se disputará en Riad, será el tercero de este nuevo ciclo de la Canarinha, después de sus cómodas victorias ante Estados Unidos (2-0) y El Salvador (5-0) en septiembre, con su estrella recién ascendida a capitán permanente del equipo.

Superado el golpe del Mundial, en el que una Brasil favorita se estampó en cuartos ante Bélgica, Tite anunció que lo que quedaba de año sería para experimentar.

Recién renovado en el cargo para poder dirigir un ciclo completo, la obsesión del técnico sigue siendo levantar esa sexta Copa que se le escapó en Rusia, pero queda una eternidad para Catar-2022 y a algunos de sus pretorianos les apura la edad.

No están en Arabia Saudita ni Thiago Silva ni Willian -ausente de una convocatoria por primera vez en cinco años-, en un grupo con diez novedades respecto al Mundial, incluyendo al renacido Lucas Moura, a quien su gran fase en el Tottenham le ha traído de regreso a la Seleçao dos años después.

En teoría, la Canarinha no debería encontrar grandes dificultades contra la Arabia Saudita de Juan Antonio Pizzi, quien finalmente parece haberle llevado la calma a una selección convulsa que vio pasar a tres técnicos en un año.

El hispano-argentino tomó las riendas el pasado noviembre y dirigió a los 'halcones' en Rusia, donde cayeron eliminados en la fase de grupos tras ser goleados por los anfitriones y perder ante Uruguay, antes de despedirse con una celebrada victoria frente a Egipto.

La actuación le valió a Pizzi -campeón de la Copa América con Chile en 2016- la renovación hasta la Copa de Asia del próximo enero, en un país cada vez más apasionado por el fútbol.