Proyecto para bacrim “dispara” discordia

Foto Montaje El Nuevo Siglo

Es importante para el país la iniciativa de ley que presentó el Gobierno para incentivar el sometimiento de las bandas criminales a la justicia, pero mientras que exista el problema del narcotráfico el panorama no es el mejor, indicó el director del Partido Cambio Radical, Jorge Enrique Vélez.

“Mientras tengamos el tema del narcotráfico esto no se va a solucionar, y lo estamos hoy viviendo con los disidentes de las Farc”, expresó el exsuperintendente de Notariado y Registro.

Previó que una situación parecida podría  pasar “con los disidentes de las Bacrim, y entonces dentro de dos años otro proceso para incluir a estas personas. Creo que Colombia está dando demasiadas oportunidades. O solucionamos el tema del narcotráfico y abrimos la posibilidad de este tipo de situaciones o si no vamos a repetir la historia cada dos años  con disidencias del uno, del otro. Ya lo hicimos y llevamos exactamente 10 años haciendo lo mismo y cada gobierno redactando leyes para ver cómo los vamos a someter, si no se van a someter. Creo que es muy buena la intención pero no veo una solución”.

Por su parte el ministro de Justicia y del Derecho, Enrique Gil Botero, quien radicó el pasado miércoles en el Congreso el proyecto para facilitar el sometimiento de las bandas criminales a la justicia, dijo que no es ninguna “negociación o matiz político. Es el imperio de la ley por encima de cualquier banda delincuencial”.

Añadió que “se busca una política criminal amplia y encauzar mecanismos de pacificación de la violencia que estos grupos ejercen”.

Explicó Gil Botero que “es un marco normativo para que esos grupos puedan someterse y sujetarse a la ley. El derecho penal ordinario es individual y no contempla mecanismos que permitan dar cobertura a grupos tan numerosos como estos. Esta es la respuesta que ha dado el señor Presidente, cuando nos dio el encargo al señor Fiscal y al Ministro de Justicia para que lo elaboráramos”, dijo.

La iniciativa de ley exige a las bandas criminales que se sometan a la justicia  revelar las redes de apoyo en que el grupo se soporta, esto es testaferros, rutas de narcotráfico, socios y demás aliados criminales. El proyecto además señala que la extradición queda en pie, ningún miembro sometido quedará blindado de frente a esa posibilidad.

 

Síganos en nuestras redes sociales:

@Elnuevosiglo en Twitter

@diarionuevosiglo en Facebook

Periódico El Nuevo Siglo en Linkedin