¡Hey Mozart!, melodías que llaman a la inocencia

Por tercer año consecutivo y por primera vez en Medellín, 15 jóvenes compositores seleccionados a nivel nacional interpretarán melodías compuestas por niños menores de 12 años de todos los centros orquestales de la Fundación Batuta.

El Concierto ¡Hey Mozart Colombia 2012! se llevará a cabo mañana en el Teatro Metropolitano José Gutiérrez Gómez, con entrada libre, en donde la niñez colombiana estará representada con la selección de estos jóvenes músicos.

Así mismo, los intérpretes estarán acompañados de la orquesta sinfónica de ¡Hey Mozart! Medellín. Este espectáculo, es realmente un concurso creado por The University of North Carolina de Greensboro, Estados Unidos, el cual busca estimular la creatividad y el talento para la composición en los menores. Este es el tercer año consecutivo que se realiza en Colombia y la primera vez en Medellín.

Los 15 niños seleccionados para interpretar estas melodías vienen de diferentes departamentos como lo es Antioquia, Nariño, Putumayo, Huila, Cundinamarca, Guajira, Arauca y Guainía.

Las obras escogidas han sido escritas para orquesta sinfónica por diferentes estudiantes de composición de la Universidad de Los Andes, Javeriana, EAFIT, Francisco José de Caldas, Pedagógica Nacional y Nacional de Colombia.

¡Hey Mozart!: un proyecto de creación de los niños para los niños

Con esta versión de ¡Hey Mozart! Colombia, ya son 47 niños compositores los seleccionados que han participado en el proyecto desde que se inició en Colombia en 2010, con el apoyo del Programa Nacional de Concertación del Ministerio de Cultura.

Su objetivo principal gira en torno a la composición de los niños para los niños, se ha realizado en siete ocasiones con excelentes resultados y ha sido desarrollado en varios países como Argentina, México, Chile y Colombia, donde la Fundación Nacional Batuta lo viene implementando como un proyecto con carácter permanente.

A través de un proceso gradual y articulado, los niños trabajan con el acompañamiento de un equipo de profesionales integrado por profesores, intérpretes, arreglistas, directores y productores para componer melodías en cualquier formato. Entre las composiciones propuestas un jurado escoge las mejores para darlas a conocer a través de un disco compacto y en un concierto abierto a todo público, donde los protagonistas serán los pequeños compositores seleccionados.

“La composición, como la interpretación o la audición, es una actividad trascendente para la apropiación del lenguaje de la música. En una composición, el niño plasma el nivel de su musicalidad y permite a otros escuchar su pensamiento musical. Al ver convertidas sus creaciones en verdaderas obras sinfónicas, interpretadas con alto nivel interpretativo, los niños cuyas obras fueron escogidas luego de un minucioso proceso de evaluación,  se transportan a un universo de posibilidades que se abre ante ellos a través de su propia inventiva” así lo afirma Juan Antonio Cuellar, presidente ejecutivo de la Fundación Nacional Batuta.

La idea es que mañana los niños acompañados de sus padres pasen un rato agradable, al lado de las mejores composiciones para orquesta sinfónica, además, deleiten la presentación de estos jóvenes talentos que se dan a conocer gracias a estos proyectos.