Gobierno ha utilizado el 80% de los recursos del Fondo de Mitigación

Archivo

Más del 80% de los recursos del Fondo de Mitigación de Emergencia (FOME), han sido utilizados por el Gobierno para enfrentar el coletazo económico y las necesidades producto de la pandemia de covid-19.

El Fondo acumuló recursos por más de $40 billones y hasta la fecha se han ejecutado $33,01 billones, es decir, todavía quedan $7,09 billones por ejecutar que corresponden al 17,5% del total, de acuerdo con el Ministerio de Hacienda.

Señala la cartera que “en lo corrido de 2021, las entidades del Presupuesto General de la Nación han comprometido al 30 de septiembre de 2021 $10,98 billones, de los cuales $4,27 billones corresponden a las medidas del eje de atención de la emergencia sanitaria, $4,68 billones a las medidas de atención a población en condición vulnerable y $2,02 billones para las medidas del eje de protección del empleo y a la actividad económica”.

Esta situación coincide con las cuentas externas como las que lleva el observatorio fiscal de la Universidad Javeriana. Su director, Luis Carlos Reyes, aseguró que ese fondo contaba con $40,5 billones; el 10% de esos recursos se ha utilizado para atender temas de salud y el 7% para el proyecto Ingreso Solidario.

Explicó que parte de esos dineros también se han destinado para el subsidio a la nómina y programas sociales, lo que significa que se han gastado algo más de $32 billones.

“En año y medio se ha gastado más o menos el 3% del PIB, aunque el Gobierno ha hablado de 11% del PIB. Considero que el subsidio a la nómina fue insuficiente, dar $350 mil por empleado le sirven a una empresa que de todas formas iba a seguir andando, pero las empresas que no tenían cómo pagar la nómina porque se arruinaron debido a la pandemia, no alcanzaron a cumplir un salario mínimo completo y se limitan estos subsidios a la nómina sin un criterio específico. Uno ve que con las finanzas del país se podía haber hecho más para proteger el empleo”, indicó.

Pagos

En ese sentido, el experto destacó que se ha ejecutado cerca del 80% de estos recursos iniciales y agregó que los dineros que quedan serán utilizados para el pago de vacunas y otros planes que están en marcha para hacerle frente a la pandemia.


Le puede interesar: ENEL Colombia abre 90 vacantes para estudiantes en práctica


El Ministerio de Hacienda explicó que todavía hay “gastos pendientes de materializar en el sector salud relacionados con el Plan Nacional de Vacunación y las necesidades del sistema de aseguramiento del sistema de Salud, el curso de causación de los programas de transferencias monetarias (giros ordinarios del Programa Ingreso Solidario) y el pago de los subsidios de las comisiones del Fondo Nacional de Garantías”.

El documento detalla que “los recursos del FOME se han destinado para atender tres ejes de acción. Por un lado, está la atención a la emergencia sanitaria, con recursos aprobados por $15,88 billones, de los que $11,27 billones ya se han ejecutado. En este rubro se incluyen medidas como la estrategia Prass, la compra de vacunas contra el covid-19 y la ampliación de la oferta hospitalaria, entre otras”.

Poblaciones

En la atención a la población que vive en condiciones de vulnerabilidad, se aprobaron recursos por $14,15 billones y se han ejecutado $13,31, en programas como Ingreso Solidario, y los giros extraordinarios de otros programas como Colombia Mayor.

Para proteger el empleo se han ejecutado $8,41 billones, apoyando programas como el Apoyo al Empleo Formal (PAEF) y el Programa de Apoyo al Pago de la Prima de servicios (PAP).

De hecho, entre el reporte de julio y el de septiembre se observa solamente una reducción de $730.000 millones en los recursos pendientes a ejecutar, y el mayor avance se dio para la atención a la población vulnerable, en lo cual se invirtieron $527.000 millones.

Sin embargo, este aparente freno en la ejecución del FOME se explica por varios factores y Juan David Oviedo, asesor tributario del Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana, aseguró que “hay algunas hipótesis en torno a esta aparente baja ejecución”.

De acuerdo con el experto, en el primer frente de atención del FOME, la salud, “es necesario reconocer que es imposible prever con certeza cuánta plata se va a necesitar”, por lo que dentro del funcionamiento del Fondo se reserva parte de los recursos, y un ejemplo de ello es la situación actual en materia de vacunación, en la que el país está analizando las posibilidades de aplicar una tercera dosis.