¿Crisis en La U y el Polo?: Barreras se va y Robledo tiene la misma intención

Foto archivo ENS

Tras 12 años de permanencia en La U, ayer el senador Roy Barreras anunció su “ruptura definitiva” a partir de este momento con la colectividad porque “las diferencias ideológicas con quienes hoy son mayoría han generado una fractura irreparable”, indicó.



Añadió que el pasado 22 de septiembre propuso a la Dirección de la colectividad que en la próxima asamblea se acordara y se protocolizara la escisión de la minoría inconforme, pero no hubo respuesta.

El senador Barreras explicó que “parto hacia la construcción de una fuerza colectiva que recupere los caminos de la paz completa y de una sociedad más justa y equitativa. Será menester la suma de todas las voluntades dispuestas a ofrecerle a Colombia una alternativa democrática y legítima que derrote un régimen cada vez más autoritario. Es prioritario garantizar el respeto a la vida, la garantía de los derechos y las libertades de todos y todas, la prioridad de la protección del medio ambiente que es la protección de esta tierra, de estas aguas, de estos bosques, que son la casa de todos”.

Añadió que bajo el liderazgo de Juan Manuel Santos, “fundador del Partido Social de Unidad Nacional, esta colectividad lideró la construcción de la paz, la reivindicación de las víctimas, la solución dialogada a los conflictos y un talante liberal social demócrata que permitió priorizar la paz, la equidad y la educación como banderas de nuestro gobierno”.

No obstante, señaló, el 7 de agosto de 2018 llegó al poder el Centro Democrático que había ejercido “una implacable oposición a nuestro gobierno y además prometían ‘hacer trizas la paz’”. Agregó que no habían transcurrido dos meses del nuevo gobierno cuando en “una inexplicable e incoherente decisión”, las mayorías parlamentarias de la U decidieron proclamarse partido de gobierno.

Recordó Barreras que desde ese momento “nos declaramos en la independencia” y que se produjo un punto de retorno en esta postura en febrero de 2019, cuando el Gobierno anunció objeciones a la Ley Estatutaria de la JEP “que pretendían hacer inoperante el sistema de justicia transicional, corazón jurídico de la paz”, dijo.

Señalo sobre sus últimos desencuentros con los parlamentarios de La U que están en la coalición oficialista, que el primero fue por la elección de la exministra de Justicia, Margarita Cabello, como Procuradora General de la Nación, “sirviendo al propósito de la concentración de poder de un gobierno cada vez menos democrático”, dijo el Legislador.



En tanto que el otro reciente desencuentro “fue por mi convocatoria a un debate de control político con vocación de moción de censura contra el Ministro de Defensa por la crítica situación de seguridad nacional, ha generado fuertes reacciones y presiones en público y en privado de otros miembros del Partido de la U que no comparten mis críticas a este gobierno”.

Agregó Barreras que “todas estas razones y fundamentalmente el abandono de nuestras banderas en defensa de la paz y del legado del fundador del Partido, han hecho imposible mi permanencia en la colectividad que presidí y que fue mi casa política durante prácticamente toda mi vida parlamentaria”.

De los 41 parlamentarios de La U entre Senado y Cámara, 16 rechazaron (5 senadores y 11 representantes) que la colectividad se sumara a la coalición de gobierno, entre los que se cuentan los senadores Armando Benedetti, Roosvelt Rodríguez, Germán Darío Hoyos y José Ritter López.

Queda por ver si en los próximos días algunos más de los inconformes seguirán el camino de Barreras o esperarán hasta febrero del otro año para renunciar a la U y poder aspirar por otro partido en los comicios parlamentarios del 2022.

En el Polo

Hace tres semanas el sector del MOIR, liderado por el senador Jorge Robledo, indicó en una carta al presidente de la colectividad, Álvaro Argote, que "a la fecha se ha acumulado un importante número de diferencias de orden táctico y de enfoques sobre cómo abordar la compleja situación nacional, el papel del Partido en las elecciones venideras y la lectura del momento político, y ante la inviabilidad de poder coincidir al respecto les proponemos darle aplicación al derecho a la escisión voluntaria del Partido para separarnos política, legal y administrativamente del Polo Democrático".



Pues bien, este jueves se conoció que hubo un acuerdo entre las partes por el cual se citó el 24 de octubre un congreso extraordinario virtual en el que se votará la escisión.

De otra parte la excontralora General de la República, Sandra Morelli, ratificó su interés de candidatizarse a la Presidencia de la República en los comicios del 2022.

"Me parece difícil el camino electoral, pero tener la posibilidad para hacer que la cosa pública funcione es interesante. La dignidad y el progreso es un desafío que a cualquier le llama la atención", sostuvo.