Agresiones al personal de la salud en la agenda del Senado

El Nuevo Siglo

En el Senado se realizó una audiencia sobre las agresiones que ha recibido el personal de salud en época de pandemia.

Al tiempo que se convertían en héroes por sus actuaciones frente al covid-19, "el personal de salud era agredido por las empresas prestadoras de salud, que los sometían a largas horas de trabajos sin la remuneración acorde a la inversión de su tiempo, atropellando la dignidad humana”, manifestó el senador Javier Mauricio Delgado (Partido Conservador) en la audiencia pública realizada en la comisión séptima, con miras a socializar el proyecto de ley que crea estrategias para la formación y protección del talento en el sector salud.

La iniciativa presentada por Martínez contempla que las instituciones prestadoras de servicios de salud que contraten talento humano dentro del marco de su competencia, deberán formular anualmente y conforme a los lineamientos que emita el Gobierno, planes instituciones de formación continua de personal.

A propósito, la delegada del Ministerio de Educación, Elsy Peñaloza, aclaró: “Nosotros formulamos las políticas de educación y técnica desde la primera infancia, donde se  incluye la educación del trabajo".

Para el representante a la Cámara Jairo Cristancho (Centro Democrático), “es urgente activar un código de emergencia cuando se presenten actos de violencia al personal médico y tratar las causas de esos actos irregulares”.

Sergio Isaza, de la Federación Médica, fue enfático en señalar que considera "que es desde la ley estatutaria de la salud donde se deben soportar todas estas medidas, evitando la tercerización laboral, creando un estatuto de la salud para que no se maltrate más a los trabajadores que tienen contratos de  prestación de servicios, donde se evaden muchas responsabilidades institucionales sin que la Superintendencia de Salud intervenga, porque en la mayoría de las ocasiones  actúan en favor de las EPS”.

Por su parte, el profesor asociado al Departamento de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia, Mario Esteban Hernández, afirmó que “el problema del talento humano en la salud no es por falta de normas, sino que las actuales no han sido aplicadas eficazmente; hoy tenemos más médicos que enfermeras y se incurre sin freno alguno en la contratación del personal en general en contratos de trabajo por prestación de servicios a bajo precio, sin que exista control por parte de la Superintendencia”.


Le puede interesar: Senado eleva a rango constitucional derecho a alimentación


El decano de Medicina de la Universidad de Antioquia, Carlos Alberto Palacios, coincidió en que en la salud no hacen faltas normas, sino replantear su aplicación, “hoy no hay una regulación sobre la proliferación de facultades de medicina, por lo que se hace necesario un proceso de educación continua”.

Asimismo, el presidente de la comisión séptima recordó que, “según el informe del Comité Internacional de la Cruz Roja, en lo que va de la pandemia se presentaron 325 atentados en contra del personal de la salud, donde aparte de su afectación física, les atacaron sus viviendas, vehículos y demás pertenencias, agresiones que procedían de los propios pacientes o familiares de los mismos o la misma comunidad en general”.

Finalmente, el legislador Mauricio Delgado trajo a colación la situación que vive el Hospital San Juan De Dios de Cali, y precisó que “la violencia institucional resulta más caótica para el personal médico; tanto así, que a todo el equipo de trabajadores del Hospital les deben 12 meses de trabajo; se compran medicamentos a altos costos; cuando una EPS no paga a las IPS trae como consecuencia la quiebra del Centro médico y el despido de sus trabajadores, disminuye la calidad en la prestación del servicio; actos de corrupción que conllevan a que cualquier persona pierda la paciencia, causando daño porque no se le atendió de forma adecuada”.

"Atentar contra el personal sanitario debe ser investigado y sancionado categóricamente por las autoridades competentes. Así mismo, es deber ético, moral, social, constitucional y legal de cada residente en Colombia respetar y cuidar al ser humano que, exponiendo su vida misma, se enfrenta diariamente a esta pandemia para salvaguardar la vida de sus pacientes", señaló el jefe de la Oficina de Gestión Territorial del Ministerio de Salud, Luis Fernando Correa.

Los departamentos que presentan mayor cantidad de afectación son Norte de Santander, Valle del Cauca, La Guajira, Huila, Arauca y Nariño.