“Debemos insistir en la derogatoria de la JEP”: Uribe

Foto Diana Rubiano / El Nuevo Siglo

Este lunes, el expresidente Álvaro Uribe habló por primera vez tras recuperar su libertad por orden de la juez 30 de Control de garantías de Bogotá, Clara Ximena Salcedo. El líder del Centro Democrático cumplió más de dos meses de reclusión domiciliaria en su finca el Ubérrimo, en zona rural de Montería.

Tal y como lo señaló EL NUEVO SIGLO este lunes, el expresidente dejó entrever que estará más activo políticamente y que estará al frente de la colectividad de la que es jefe natural, el Centro Democrático.

Entre las tareas inmediatas de Uribe está la organización de convenciones municipales en todo el país, que se están convocando bajo el eslogan “ojo con el 2022”, lo que no deja duda que es el abrebocas de lo que será la campaña presidencial.

"Ojo con el 22. Por la defensa de la libertad y la democracia, hasta el final", de hecho, puntualizó.

En primer lugar, durante su pronunciamiento, el exsenador agradeció a su equipo de abogados encabezado por Jaime Granados y Jaime Lombana; a su esposa Lina y a su familia y extendió este gesto "a aquellos periodistas que han presentado las evidencias con transparencia; a los intelectuales, jóvenes y ciudadanos que se han expresado su solidaridad". 



De igual manera, expresó su agradecimiento a las manifestaciones de apoyo del presidente Donald Trump y al vicepresidente Mike Pence de los Estados Unidos y resaltó que ese país ha aportado importantes ayudas a Colombia. 

Uribe aseguró que se graduó en la Universidad de Antioquia con un profundo respeto por todos los jueces y magistrados de Colombia pero que las situaciones lo han obligado hacer comentarios negativos a algunos togados. 

"Sigo sin saber qué pensar del magistrado ponente de mi detención. Sorprende que no hubiera manifestado sus múltiples vínculos contractuales con el proceso de La Habana, del cual yo era público antagonista", puntualizó.

Asimismo, indicó que su familia y él han "sido objeto del mayor escrutinio periodístico, político y judicial. Varios compañeros y colaboradores han sufrido la más temible persecución".



En ese sentido, el expresidente dijo que su proceso empezó secretamente, pero que interceptaron ilegalmente 22 mil comunicaciones de su celular. "No existe una sola palabra mía que viole el Código Penal", indicó. 

A renglón seguido afirmó que en la campaña de 2018, tanto "el magistrado que instruía el proceso secreto", como el Gobierno de la época, difundían que él sería encarcelado y que su defensa "no pudo contrainterrogar al mal llamado 'testigo estrella', capturado durante mi administración presidencial y condenado por secuestro extorsivo". 



En ese sentido, insistió que este testigo terminó siendo dueño de la mitad de una finca cafetera superior a $500 millones y reiteró que el senador que lo acusa, refiriéndose a Iván Cepeda, donó grandes sumas de dinero a una ONG política que pagó dinero a la familia del testigo. 

"El senador que me acusa, supuesta víctima, ha sido constante visitante de cárceles en el país y en el extranjero para ofrecer beneficios a cambio de lograr declaraciones en contra de mi familia y de mi persona", afirmó. 

Por otro lado, el expresidente dijo haber reflexionado sobre las consecuencias que ha dejado el sistema judicial heredado por el gobierno anterior y reiteró que ese conjunto normativo vinculado a la JEP consagró impunidad total a atrocidades como el secuestro y la violación de menores. 

"La verdad se ha convertido en una premeditación para negar o editar los hechos de acuerdo con el interés político" e insistió que "debemos insistir en la derogatoria de la JEP y en la reforma de los acuerdos de La Habana, salvando el respeto y apoyo a los reinsertados de buena fe".



Por tal razón, Uribe continuó indicando que la derrota de la impunidad y del narcoterrorismo son parteras de violencias que afectan al país que también constituye premisa para una mayor eficacia del principio de Seguridad con Legalidad que guía el presidente Iván Duque. 

Al mencionar al jefe de Estado, el expresidente resaltó que en el marco de la pandemia el gobierno actual ha dotado mejor al sistema salud y que los actores han respondido con mayor presteza en la prevención y atención a los ciudadanos.

De igual manera, rescató la reducción razonable de los impuestos, el progreso en infraestructura, la expansión de energías alternativas y demás avances que ha tenido el gobierno. 


"Debemos insistir en la derogatoria de la JEP y en la reforma de los acuerdos de La Habana"


"Insistiremos, a través de los compañeros del Centro Democrático y de otros partidos, en puntos de agenda legislativa que incluyen la reducción de la jornada de trabajo y el bono solidario para los niños de hogares de menores ingresos", señaló. 

Finalmente, Uribe dejó claro es que le apuntará a tener un rol esencial en la política. "Mantendré la lucha por mi honorabilidad. Mi carrera electoral ha sido de disciplina, trabajo, diálogo popular, austeridad. Empezó de niño, de la mano de mi madre, con un superior ejemplo de amor a Colombia", aseguró. 

"Mi vida pública ha generado mucha controversia pero carezco de voluntad para dejar de pensar en Colombia. No puedo renunciar a advertir las amenazas que nos asechan" dijo y agregó "soy sobreviviente por la protección de Dios, de la Santísima Virgen y de los soldados y policías de Colombia. Razón poderosa para sentir que el reposo y la resignación no hacen parte de mis opciones".


"Ojo con el 22. Por la defensa de la libertad y la democracia, hasta el final"


A continuación el video completo con la declaración del expresidente Álvaro Uribe: