LA LETRA MENUDA DEL PROYECTO
POT Bogotá: más preguntas que respuestas en el Concejo

Cortesía Planeación

En lo corrido de la semana pasada la Administración Distrital comenzó la revisión, cartera por cartera, tanto de las generalidades como de la filigrana de lo que contempla cada uno de los sectores en el Plan de Ordenamiento Territorial que ya está surtiendo el respectivo trámite en dicha corporación.

Algunas preguntas hechas por parte de los concejales a los secretarios de Planeación, Movilidad, Ambiente, Hábitat, Cultura, Recreación y Deporte (así como a otras entidades del distrito tales como el IDU y el IDIGIER) fueron resueltas, pero otras tantas se quedaron sin resolver y es muy probable que sigan dando de qué hablar en lo que resta de trámite.

Aunque aún están previstas y agendadas las exposiciones de otras carteras, las cuales en principio se llevarán a cabo esta semana, ¿qué preguntas siguen sin una respuesta que satisfaga a los concejales quienes, en últimas, son los que tienen en sus manos el futuro de este articulado?

Pues bien, EL NUEVO SIGLO habló con concejales de todas las colectividades y diferentes inquietudes y preocupaciones persisten. La movilidad, la construcción y el uso de los suelos, algunas de las temáticas transversales que se quedaron sin resolver.

Nelson Cubides: Aún persisten muchas dudas. La primera de ellas es sobre el equilibrio de las cargas urbanísticas que deben tener los constructores para que la vivienda no se encarezca ni expulsemos a las personas a la periferia de Bogotá. Quedan también dudas sobre si es prudente o no hacer intervenciones estratégicas, es decir que se delimitan una serie de zonas con cerca de 3.000 hectáreas en donde se puede hacer renovación, pero se vuelve muy rígida la posibilidad de que se expanda la ciudad a determinados sectores.

También subsisten dudas sobre el modelo de aprovechamiento y si en las mezclas de uso del suelo se va a permitir tener mas bodegas de reciclaje en barrios; persiste la duda sobre sí el área de la vivienda de interés social se debe limitar a los 36 metros; no es claro si el modelo de renovación urbana va a ser suficiente y aún no es claro si la zona industrial en Bogotá será o no expulsada.

Carolina Arbeláez, Cambio Radical: “A mi sigue sin convencerme el Artículo 384 porque es muy claro en excluir las viviendas de una sola habitación y la explicación enredó más. Creemos que ese artículo se debe modificar. El Plan de Ordenamiento Territorial está planteando la simplificación de las normas de renovación urbana, pero hay 55 trámites posteriores que se tienen que reglamentar y eso va a llevar a que se genere una interpretación, lo que hará mas complejo todo. No es muy claro cómo será ese tema de simplificación y creo que debería haber un ABC de cada una de ellas y no dejarlas abiertas a interpretación.

Y en el tema de movilidad no veo alternativas para mejorar la movilidad en Bogotá. Una cosa es que estén incorporando la micro y la movilidad limpia y alternativa, pero eso no quiere decir que le estén dando una solución al caos de movilidad.


Le puede interesar: Llegó a Guasca Unidad Móvil de Ciencia, Tecnología e Innovación


Andrés Forero, Centro Democrático: Yo creo que la explicación que dio la Administración no resolvió muchas dudas que nosotros planteamos. Ellos se enranchan en unas interpretaciones que no se ciñen al texto y eso fue claro con la explicación que dio la secretaria de Hábitat a este respecto. También creo que no resolvieron de manera satisfactoria las expectativas de construcción de vivienda en la ciudad. Las cifras que se manejan son de 1.067.000 viviendas para los 12 a 15 años. La Administración plantea que con los instrumentos que se están generando a través del POT en Bogotá se construirán alrededor de 600.000 viviendas, entonces nos preocupa que se tendrá que construir por fuera de la ciudad.

También se quedó sin resolver el tema de la ALO Norte. Varios concejales pedimos que nos plantearan las vías o las alternativas de movilidad, especialmente en materia de tránsito de carga ya que la alcaldía está frenando este proyecto y no nos han dado claridad.

Celio Nieves, Polo Democrático Alternativo: “Hacen falta claridades sobre el tema de movilidad, hacer algunas precisiones que tienen que ver con las distancias y con el modo de transporte a implementar en algunos sectores de la ciudad. Frente a lo presentado yo veo que habrá conflictos al interior del Concejo para aprobar o rechazar el proyecto de Reverdecer del Sur. Creo que ahí hay una postura mayoritaria de no aceptación a ese proyecto”.

“En una tercera medida es que se tendrá que determinar lo que tiene que ver con la renovación urbana. Yo soy consciente de que renovación tiene que haber, pero seguramente no en el número de hectáreas que viene contemplado en la propuesta de plan de ordenamiento territorial. Y en algunos sectores de la ciudad hay preocupación frente a la afectación de los denominados servicios comerciales especiales (bares, restaurantes y vida nocturna). Esos son, en mi opinión, cuatro puntos que siguen siendo de la controversia y que generarán gran debate”. 

Rubén Torrado, Partido de La U: “Yo creo que se quedaron por fuera muchas aclaraciones relacionadas con el tema de la construcción de vivienda nueva en la ciudad de Bogotá. Otro tema macro al que le faltó explicación fue el de la ALO Norte, así como del corredor verde por la Carrera Séptima.

Yo lo que siento es que este Plan de Ordenamiento Territorial tiene un tinte más político que técnico. Lo que la alcaldesa Claudia López quiere hacer es dejar una huella para los próximos 12 años y yo creo que la alcaldesa debería ser más flexible, en tanto que ella va a ser alcaldesa por 4 años, no por 12. Te voy a poner un ejemplo: en este POT se habla de una Bogotá cuidadora. Eso es parte de su programa de Gobierno, contemplado en su Plan de Desarrollo, pero que no debería traspasarse a una hoja de ruta como la que estamos estudiando. Van a llegar nuevos alcaldes que tal vez quieran desarrollar sus Planes y sus programas, y creo que está Administración lo está dejando muy amarrado.

Samir Abisambra, Partido Liberal: Son varios los temas que requieren aún mucha aclaración. En el tema de infraestructura todavía hay duda sobre ciertas vías en Bogotá; también hay preocupación sobre el metraje mínimo para la construcción de Vivienda de Interés Social (VIS), que es el relacionado con los 42 metros, y también hay dudas sobre las cargas que efectivamente tendrán que cumplir los constructores por el tema de la plusvalía.  

A mi me han dicho que la plusvalía ya no hay que pagarla pero yo no entiendo legalmente como se va a hacer. En esos temas creo que todavía falta algo de filigrana. Yo entiendo a la Administración porque vienen trabajando hace mucho tiempo pero sí creo que falta. Tampoco me convencen del todo las nuevas tecnologías relacionadas con el Relleno de Doña Juana y el aprovechamiento de residuos, y hay muchas inquietudes por parte de la ciudadanía, sobre la división de las localidades. 

Juan Baena, Bogotá para la gente: Quedan muchísimas dudas, especialmente sobre los espacios estructurantes y las zonas residenciales. A mi me preocupa especialmente que las Smart cities y ciudades inteligentes no están presentes en este POT, por ningún lado.