Bogotá contempla fortalecer su relación con mercado de EU

Factores como la actual pandemia, la reconfiguración de las cadenas globales de valor y el crecimiento del comercio electrónico han generado nuevas oportunidades comerciales y de inversión entre Colombia, con Bogotá como su capital a la cabeza, y Estados Unidos.

Así lo destacaron María Claudia Lacouture, directora ejecutiva de la Cámara de Comercio Colombo Americana (Amcham Colombia), y Juan Gabriel Pérez, director ejecutivo de Invest in Bogota, agencia de promoción de inversión que realizó un encuentro para analizar las oportunidades de inversión que impuso la nueva pandemia.

De esta manera, durante la primera edición de Bogotá Big Ideas Talks, un espacio de conversación para abordar temas de negocios, inversión y emprendimiento, Lacouture y Pérez coincidieron en que Bogotá debe aprovechar la actual coyuntura para fortalecer su relación con el mercado estadounidense, especialmente, a través de las cadenas regionales de valor, el comercio electrónico y manufacturas de valor agregado.

La ubicación estratégica de Bogotá con relación al mercado de Estados Unidos aparece como una oportunidad para que la Capital colombiana se posicione en América Latina dentro de las cadenas regionales de valor, una estrategia cada vez más relevante para que empresas internacionales puedan segmentar su producción para atender de manera más eficiente los diferentes mercados en los que tienen presencia.

“Si bien las cadenas globales de valor no se van a acabar, las empresas sí están buscando mercados más cercanos para lograr reducir los tiempos de entrega, tener eficiencia logística y una certidumbre en el despacho”, aseguró Lacouture.

“Si bien las cadenas globales de valor no se van a acabar, las empresas sí están buscando mercados más cercanos para lograr reducir los tiempos de entrega, tener eficiencia logística y una certidumbre en el despacho”, aseguró Lacouture.

La terminal aérea de Bogotá se destaca como la de mayor movimiento de carga y tercera en tráfico de pasajeros, en América Latina.

“Esto se suma a una ubicación estratégica en el centro del continente –a cinco horas en avión de Nueva York, Ciudad de México y Sao Paulo– y una excelente conectividad aérea, factores que han llevado a que diferentes compañías conviertan a la ciudad en su centro de operaciones regional”, según destacó Pérez.

El crecimiento de las operaciones de comercio electrónico en el mundo, y el peso que el mercado estadounidense tiene sobre el volumen global de estas, hacen que esta aparezca como una gran oportunidad para el desarrollo de negocios y la atracción de inversiones a Bogotá.

“Nuestro gran objetivo es que Bogotá se convierta en el hub regional del comercio electrónico. Para esto tenemos el reto de atraer las grandes empresas de EU para que conozcan los atractivos para la inversión y las ventajas competitivas de la ciudad”, agregó Pérez.