Putin "violó" carta de la ONU invadiendo Ucrania: Biden

AFP

El presidente estadounidense, Joe Biden, arremetió este miércoles en la ONU contra Vladimir Putin, horas después de que el dirigente ruso impulsara una dramática escalada de tensión por la guerra en Ucrania al movilizar sus reservistas.

Biden dijo que Rusia "violó descaradamente" la Carta de las Naciones Unidas y lo criticó por una velada amenaza de recurrir a las armas nucleares.

Putin dijo que estaba listo para utilizar "todos los medios" para combatir a Occidente.

El mandatario estadounidense advirtió que "una guerra nuclear no se puede ganar y nunca se debe librar".

El portavoz de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Kirby, dijo poco antes del discurso de Biden que es "irresponsable que una potencia nuclear hable de esa manera", algo que "tomamos muy en serio".

En declaraciones a la cadena ABC, agregó que Estados Unidos podría modificar su "postura estratégica" aunque aclaró que no hay "ninguna indicación de que eso sea necesario en este momento".

La movilización anunciada por Putin se produjo cuando las regiones de Ucrania controladas por Moscú -Donetsk y Lugansk en el este y Jersón y Zaporiyia en el sur- se preparan para celebrar referendos de anexión durante cinco días a partir del viernes.

En un mensaje a la nación emitido este miércoles, Putin acusó a Occidente de intentar "destruir" a Rusia con el respaldo a Kiev, y que Moscú debía apoyar a aquellos en Ucrania que quieren "decidir su propio futuro".

"No es un bluf"

"Cuando la integridad territorial de nuestro país se vea amenazada, sin duda utilizaremos todos los medios a nuestro alcance para proteger a Rusia y a nuestro pueblo. Esto no es un bluf", dijo Putin.

"Aquellos que intentan chantajearnos con armas nucleares deben saber que el viento se les puede poner en contra", agregó.

Pero el presidente ucraniano Volodimir Zelenski dijo no creer que Rusia vaya a recurrir a las armas nucleares.

"No creo que se vayan a utilizar esas armas. No creo que el mundo deje que eso ocurra", afirmó el mandatario, según extractos de una entrevista con el canal alemán Bild TV.

"Mañana, Putin podrá decir: 'queremos una parte de Polonia además de Ucrania, si no, utilizaremos armas nucleares'", prosiguió Zelenski.

Por su lado, el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, volvió a pedir a Occidente que aumente la ayuda militar y aislar aún más a Moscú.


Le puede interesar: Putin dispuesto a usar "todos los medios" en guerra contra Ucrania


 

"Presionar al máximo"

Al margen de la Asamblea General de la ONU, el presidente francés Emmanuel Macron también instó a la comunidad internacional a "presionar al máximo" a Putin, cuyas decisiones solo "servirán para aislar aún más a Rusia".

Por su lado, el canciller alemán Olaf Scholz calificó como un "acto de desesperación" los anuncios de Putin, pues "no puede ganar esta guerra criminal".

Asimismo, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, dijo a la prensa en Nueva York que "lo que demuestra esta nueva fase (del conflicto en Ucrania) es que Putin ha asumido que está perdiendo la guerra, que toda esta mascarada de referendos es un intento burdo de justificar la invasión ilegal".

El repentino aumento de movimientos de Moscú se produce en momentos en que sus fuerzas se enfrentaron una contraofensiva de las tropas ucranianas, que recuperaron importantes porciones de terreno.

"¿De qué quieren liberarnos?"

Mientras Putin realizaba sus anuncios, residentes de la ciudad de Járkov (este) estaban limpiando escombros y vidrios rotos de un bloque de apartamentos de nueve pisos que fue atacado por un misil durante la noche.

"¿De qué quieren liberarnos? ¿De nuestras casas? ¿De nuestros parientes? ¿De los amigos? ¿De qué más?", dijo a la AFP una residente que se identificó como Galina, de 50 años. "¿Quieren liberarnos de estar vivos?".

Los referendos siguen el patrón establecido en 2014, cuando Rusia anexó la península de Crimea tras una consulta similar.

Al igual que en aquella ocasión, Washington, Berlín y París dijeron que la comunidad internacional nunca reconocerá los resultados.

China, que hasta ahora ha dado un respaldo tácito a Rusia, pidió el miércoles un "alto el fuego a través del diálogo" después del discurso de Putin.

Y en probable referencia a los referendos, dijo que "debe respetarse la integridad territorial de todos los países".

En tanto, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, denunció la "retórica nuclear peligrosa" de Putin y agregó que la alianza transatlántica seguiría "apoyando a Ucrania".

El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, advirtió por su lado que "la paz mundial está en peligro".

"Amenazar con armas nucleares es inaceptable y un peligro real para todos. La comunidad internacional debe unirse para prevenir tales acciones. La paz mundial está en peligro", señaló Borrell en Twitter.