Choque por el orden público en suroccidente del país

Foto Montaje El Nuevo Siglo

La situación de orden público en el suroccidente del país sigue siendo preocupación del Gobierno nacional y la Fuerza Pública porque persiste en regiones como Nariño y Cauca el accionar de grupos armados ilegales, como las disidencias de las Farc que se pelean el control del narcotráfico, la minería ilegal y la extorsión.

Precisamente el crimen en el Cauca de la candidata liberal Karina García y otras cinco personas, incluida su señora madre, fue atribuida por las autoridades a alias ‘Mayimbú’, cabecilla de la columna Dagoberto Ramos y el frente Jaime Martínez.

Frente a esta situación el senador nariñense Guillermo García, del Partido Liberal, indicó que “los hechos de violencia registrados en los últimos días en los departamentos del suroccidente del país ameritan un análisis profundo y una reflexión de gran rigor. No es un secreto que se le está saliendo de las manos el Cauca, la Costa Pacífica y el país al Estado colombiano y al gobierno del presidente Iván Duque. Los bandidos ya campean hasta en las rutas fluviales y nosotros fuimos testigos directos en días pasados. Contrarrestar el accionar delincuencial no es con pronunciamientos ni con pañitos de agua tibia, es con resultados y con toda la contundencia institucional y de sus Fuerzas del orden”.

Por su parte el representante conservador por el Valle, José Gustavo Padilla, consultado por EL NUEVO SIGLO, dijo que la situación de seguridad en la región es delicada, pero no como para decir que se le salió de las manos al Gobierno nacional.

“No se ha salido de las manos, sé que el Gobierno nacional ha hecho presencia y se ha tenido presencia de las Fuerzas Armadas, pero pienso que los grupos armados se están fortaleciendo…grupos narcotraficantes y el Eln se están fortaleciendo. No se ha salido de las manos, pero si no se toman medidas urgentes puede ocurrir más adelante”.