Cero imporrenta para empresas de economía naranja

Foto archivo El Nuevo Siglo

Al ratificar que el Gobierno Nacional ya cuenta con “las mejores normas de competitividad para las empresas nacientes”, el Presidente Iván Duque anunció que firmó este jueves el Decreto “donde las empresas, con base tecnológica, que se creen, o las industrias creativas, tendrán cero impuesto de renta durante los primeros siete años, para que el emprendimiento pueda crecer, pero condicionado a un mínimo de inversión y un mínimo empleos”.

El anuncio fue hecho durante el lanzamiento del Complejo de Tecnología y Aprendizaje de la Universidad Pontifica Bolivariana (UPB) de Medellín, evento durante el cual hizo referencia a las medidas y los avances que ha tenido el Gobierno en su primer año de gestión para impulsar la educación, las industrias creativas, el medio ambiente y el desarrollo tecnológico y de innovación en el país.

En su intervención, el Mandatario aseguró que “creo que esta nueva apuesta que hace la Universidad Pontificia Bolivariana, con estas áreas tan exigentes de conocimiento, es justamente llevar a que las mejores mentes hagan de Colombia un imperio de la mente”.

Dijo que “nos complace que este centro sea esa verdadera armonía entre todos los actores, para que Colombia se convierta, como lo hemos dicho tantas veces, en el Silicon Valley de América Latina, cuando se trata la inversión en tecnología. Por eso llegan los fondos de inversión, por eso queremos desarrollar los mercados de capitales para los emprendedores”.

Destacó que “en un año hemos logrado invitar a que el sector privado participe en este proceso, y hoy nos sentimos orgullosos de trabajar de la mano con la Universidad Pontificia Bolivariana y con este centro, porque este centro es la viva demostración de que no es solo el esfuerzo público, de que no es solo es el esfuerzo privado, sino que también es la academia la llamada a generar esa revolución”.

El Mandatario se dirigió a los representantes de la comunidad académica de la UPB, entre quienes se encontraban el Rector General de la Universidad, presbítero magíster Julio Jairo Ceballos Sepúlveda, y Monseñor Ricardo Tobón Restrepo, Arzobispo de Medellín y Gran Canciller de la Universidad, entre otros.

El complejo tuvo una inversión de cerca de 120 mil millones de pesos, cuenta con 54 aulas y las oficinas administrativas; un gran salón de eventos con capacidad para 800 personas, donde se tendrá como escenario central los certámenes más relevantes de ciudad, y el edificio de laboratorios para la ciencia y la investigación.

El Decreto

El anuncio hecho por el Presidente Iván Duque se refiere a la firma del decreto 1669 del 12 de septiembre de 2019, en el cual se reglamentan disposiciones del Estatuto Tributario y se adicionan normas al Decreto Único Reglamentario en Materia Tributaria.

Con base en la Ley 1943 de 2018 (de Reactivación Económica), el Decreto dispone el “incentivo tributario para empresas de economía naranja”, en referencia a “las rentas provenientes del desarrollo de industrias de valor agregado tecnológico y actividades creativas, por un término de siete años”.

Para lograr el beneficio, las empresas deben tener como objeto social exclusivo “el desarrollo de industrias de valor agregado tecnológico y/o actividades creativas”.

También deben ser constituidas e iniciar sus actividades antes del 31 de diciembre del 2021. Así mismo, cumplir con los montos mínimos de empleos, que no pueden estar por debajo de los 3 puestos de trabajo.

Igualmente, las sociedades deben cumplir con los montos mínimos de inversión, que no pueden ser inferiores a 4.400 Unidades de Valor Tributario (UVT) y en un plazo máximo de tres años gravables.

El Decreto aclara que las empresas de Economía Naranja son “las personas jurídicas contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios del régimen ordinario que se encuentren domiciliadas dentro del territorio colombiano, constituidas antes del 31 de diciembre de 2021, que tengan como objeto social exclusivo el desarrollo de industrias de valor agregado tecnológico y/o actividades creativas”.

En este sentido, el Decreto determina que entre las actividades de las empresas beneficiadas se cuentan las industrias de joyerías, editoriales, producciones, exhibiciones y distribución de cine y televisión, grabación y edición sonora y de música, consultoría e instalaciones de informática, arquitectura e ingeniería, diseño, fotografía, artes plásticas y visuales, teatro, espectáculos musicales en vivo, bibliotecas y archivo, y turismo cultural, entre otras.