“Los Cascos Blancos son testigos de las masacres en Siria”

Anadolu
Jefe de esta organización civil, Raed al-Saleh, dijo que sus voluntarios fueron repetidamente atacados por las fuerzas del régimen sirio mientras rescataban a civiles.

_____________________

LA ORGANIZACIÓN de Cascos Blancos ha estado sujeta a  acusaciones y cargos falsos debido a su papel como testigo de las continuas masacres en la Siria devastada por la guerra, aseguró el jefe de la agencia de la defensa civil de esa organización, Raed al-Saleh.

En una entrevista exclusiva con la Agencia Anadolu, al-Saleh, dijo que los Cascos Blancos da la bienvenida al apoyo financiero de cualquier país u organización siempre que los fondos no estén impulsados ​​por motivos políticos.

"Para fines de 2012, algunas regiones de Siria comenzaron a caer fuera del control del régimen. A medida que las fuerzas del régimen comenzaron a bombardear asentamientos civiles y llevar a cabo ataques, era necesario que un grupo salvara a civiles de estos ataques", dijo.

Según al-Saleh, el nombre de la agencia de defensa civil se derivó de los cascos usados ​​por sus miembros durante las operaciones de rescate.

Dijo que los miembros de los Cascos Blancos llegaron a 4.300 voluntarios para fines de 2017. Sin embargo, solo pueden operar en ciertas áreas donde están autorizados.

"Como el régimen nos designa como un grupo terrorista, no podemos operar en áreas bajo su control. Hemos sido amenazados repetidamente [por el régimen]".

"Además, no podemos operar en áreas controladas por YPG / PKK", dijo, y agregó que los voluntarios de Cascos Blancos fueron arrestados por ese grupo en 2015.

"Se apoderaron de nuestras ambulancias y equipos de rescate en Afrin… Debido a razones similares, no podemos operar en áreas controladas por Daesh".

Al-Saleh indicó que la agencia de defensa civil solo puede operar en áreas controladas por la oposición en el norte de Siria, las zonas del Escudo del Éufrates y las zonas de Operación de la Rama Petrolera.

"Además de las operaciones de rescate, los Cascos Blancos también intervienen para extinguir incendios, resolver problemas de agua y electricidad y ayudar con la limpieza de escombros", dijo.

Establecidos en 2013, los Cascos Blancos fueron nominados para el Premio Nobel de la Paz 2016.

En 2013, los miembros de la agencia de defensa civil fueron entrenados por la Asociación de Búsqueda y Rescate de Turquía, AKUT.

Fuentes financieras

Al-Saleh dijo que Cascos Blancos acepta el apoyo financiero de cualquier país u organización con la condición de que los fondos no sean de índole política.

"Damos la bienvenida a la ayuda y el apoyo de todos los que quieren respaldar al pueblo sirio", dijo. "No tenemos ninguna objeción. Nuestra única condición es que no se imponga ninguna agenda política o militar".

Afirmó que la organización cuenta con el respaldo de países como Catar, el Reino Unido, EEUU, Países Bajos, Dinamarca y Alemania.

"Firmaremos un acuerdo con Francia", dijo. "La Media Luna Roja Turca y IHH (Humanitarian Relief Foundation) también nos están apoyando".

El jefe de los Cascos Blancos dijo que la agencia de defensa civil nunca recibió ningún apoyo financiero de Israel.

"Nunca aceptaríamos el apoyo financiero de Israel ya que lo vemos como un país de ocupación", señaló, negando que sus voluntarios hayan sido evacuados del oeste de Siria a través de Israel en medio de una operación militar por parte de las fuerzas del régimen.

"La evacuación de nuestros voluntarios no fue a través de Israel. Los voluntarios fueron a los Altos del Golán ocupados antes de mudarse a Jordania. A partir de ahí, se fueron a otros países".

Alegaciones

Al-Saleh desestimó las afirmaciones de que los Cascos Blancos estaban llevando a cabo ataques químicos en Siria y echando la culpa al régimen sirio.

"El partido que está llevando a cabo ataques químicos con cloro gaseoso en Siria es obvio", dijo.

"¿Quién tiene barriles de cloro? El régimen lo hace. ¿Quién usa el gas Sarín? El régimen sí”, dijo. "El régimen sirio es el único que tiene gas Sarín. El único partido capaz de usar y llevar tales ataques es el régimen ".

Al-Saleh comentó que tales acusaciones fueron dirigidas contra su grupo porque los Cascos Blancos fueron el primer testigo de las continuas masacres y violaciones a los derechos humanos en el país devastado por la guerra.

"Rusia hace lo mejor para blanquear [la imagen] del régimen", dijo.

Logros

Al-Saleh dijo que sus voluntarios fueron repetidamente atacados por las fuerzas del régimen mientras rescataban a civiles. "Hemos sido atacados tanto por el régimen como por aviones de combate rusos muchas veces", dijo.

Dijo que algunos de los centros de Cascos Blancos habían sido golpeados por fuerzas del régimen y aliados varias veces.

"Un total de 255 voluntarios han sido asesinados hasta ahora".

Al-Saleh dijo que una encuesta realizada el año pasado mostró que el 85 por ciento de los encuestados dijo que apoyaría a los Cascos Blancos si fuera necesario.

"Este es un gran éxito para nosotros", dijo. "Nuestro mayor éxito, sin embargo, es que hemos salvado 115.000 vidas civiles".

Siria vive en medio de devastadora guerra civil desde marzo de 2011, cuando el régimen de Bashar al-Assad tomó medidas enérgicas contra las protestas en favor de la democracia con una ferocidad inesperada.