Alcohol mata a 3 millones de personas en el mundo cada año

AFP

El alcohol mata a unos 3 millones de personas en el mundo cada año, lo que representa una de cada 20 muertes, advirtió este viernes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En un informe sobre el consumo de alcohol en el mundo y sus nefastas consecuencias en la salud, la OMS destaca que el consumo de alcohol mata más que el sida, la tuberculosis y la violencia juntos. 

Enfermedades infecciosas, accidentes de circulación, heridas, homicidios, enfermedades cardiovasculares, diabetes... un 5,3% de las muertes anuales en el mundo están vinculadas al alcohol, según la OMS.

Entre los jóvenes de entre 20 y 29 años la tasa alcanza 13,5%.

En total, el alcohol mató en el mundo a unos 3 millones de personas en 2016, algo menos que en 2012 (3,3 millones), según el anterior informe de la OMS sobre esta cuestión. Tres cuartos de los fallecidos eran hombres.

La OMS señala que hubo "algunas tendencias mundiales positivas", al apuntar a la reducción registrada desde 2010 de las borracheras esporádicas y del número de muertes vinculadas con el alcohol.

Pero según los expertos, "la carga global de las enfermedades y de las heridas provocadas por el consumo nocivo de alcohol es inaceptable, especialmente en la región de Europa y en la de las Américas".

Hay más de 200 enfermedades vinculadas al consumo de alcohol.

De los 3 millones de muertes atribuibles al alcohol, 28% se debieron a accidentes de tránsito, violencias, suicidios y otros actos violentos; 21% a problemas digestivos y 19% a enfermedades cardiovasculares. Las otras muertes se atribuyeron a enfermedades infecciosas, cánceres, enfermedades mentales y otros problemas de salud.

"Demasiadas personas --sus familias y sus comunidades-- sufren las consecuencias del uso nocivo del alcohol, ya sea por la violencia, los problemas de salud mental y las enfermedades como el cáncer y los accidentes cerebrovasculares", señaló el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, citado en un comunicado.

"Es hora de actuar más para prevenir esta grave amenaza para el desarrollo de sociedades sanas", añadió.

Alrededor de 2.300 millones de personas en el mundo beben alcohol, según la OMS. Más de la mitad de la población lo consume en el continente americano, en el europeo y en la región del Pacífico occidental.

En Europa se registra el consumo por habitante más elevado del mundo, aunque se redujo en más de 10% desde 2010.

La OMS prevé un alza del consumo global de alcohol en el mundo en los 10 próximos años, especialmente en el Sudeste asiático, el Pacífico occidental y el continente americano.

El consumo medio diario de las personas que lo beben es de 33 gramos de alcohol puro, el equivalente a dos copas de vino de 150 ml cada una, a una botella de cerveza de 750 ml o a dos tragos de espirituosos de 40 ml cada uno.