¿Se deben aumentar castigos a conductores ebrios?

accidentereclamacion

DESPUÉS DEL trágico accidente que se presentó en la carretera que comunica a Santa Marta con el sector de La Gaira, en Magdalena, donde un conductor en estado de embriaguez atropelló a siete personas que regresaban de una fiesta, muriendo seis de ellas, surgió de nuevo el debate en torno a si se debe incrementar la pena a personas que manejan en estado de ebriedad.  

Como se dijo, de las siete personas arrolladas murieron seis y una se encuentra con pronóstico reservado en un centro hospitalario de Santa Marta. Mientras que Enrique Rafael Vives Caballero, quien conducía la camioneta en aparente estado de alicoramiento, no pudo asistir ayer la audiencia a la que fue citado por un juez con funciones de control de garantías. Según su abogado, el personal médico que lo asistió consideró que el paciente no se encontraba en condiciones para trasladarse.

Durante el día se conoció que Vives tenía un comparendo emitido el 7 de septiembre de este año con pago pendiente. Y tuvo otra sanción por foto detección de cámara el 12 de agosto también de 2021, esta vez por exceso de velocidad.

Mientras se cumplen con las citaciones judiciales en este caso en específico, vuelve de nuevo el cuestionamiento sobre qué debe pasar con los conductores que cometen este tipo de hechos, sobre todo cuando hay víctimas fatales.

Qué dicen los penalistas

EL NUEVO SIGLO consultó a algunos abogados penalistas. Para el jurista Ricardo Camacho es necesario el aumento de la pena para las personas que conducen bajo los efectos del alcohol: “También se debe aumentar la multa. A pesar que hace poco se sacó un nuevo estatuto que de una u otra manera condenaba a aquellas personas que manejaban en estado de embriaguez a pagar una multa bastante alta, sigue siendo necesario una mayor multa, toda vez que a las personas no les ponen una pistola en la cabeza para decirles ‘usted se tiene que tomar esta cerveza o este trago’”.

Para el penalista “es una total irresponsabilidad, eso es una autonomía, es la voluntad de cada persona querer hacerlo (ingerir alcohol) y después ejercer una actividad peligrosa como lo es conducir un vehículo”.


Además lea: "Los verdes estamos pasando por un momento difícil": Ortiz


“Normalmente se toma como homicidio culposo, a esta persona se le impone la privación de la libertad provisional mientras que adelantan el proceso y luego queda en libertad inmediatamente. Entonces, se requiere el aumento de la pena y que la conducta sea trazada de una manera mucho más estricta, en aras de que las personas sepan que no pueden estar conduciendo en estado de embriaguez”, explicó.

Por su parte, el también penalista Jorge Hernán Rojas fue claro al indicar que “el problema no es aumentar las penas, el problema es aplicar la pena, ese es el problema que tenemos en Colombia”.

“Yo puedo estar embriagado, pero si voy a 30 kilómetros,  voy por el carril que es y viene una moto en contravía y se estrella ¿Voy a responder? Si bien voy borracho, estoy violando una norma administrativa, yo no incidí en el delito, todo eso es lo que hay que ver en el proceso”, señaló Rojas.

Cifras

Según las estadísticas de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, este año han muerto 3.934 personas en accidentes de tránsito, de las cuales 2.350 eran usuarios de motocicletas, 847 peatones, 439 conductores de vehículo, 256 ciclistas, mientras se desconoce el tipo de actor vial de 42 fallecidos.

De acuerdo con un comunicado del RUNT, en lo que va de 2021 se han retenido al menos 643 licencias de conducción por ir en estado de embriaguez, lo cual significa un incremento del 37% con respecto a las sanciones de este tipo durante el mismo periodo de 2020.

Para el año 2021 los valores a pagar por las multas de tránsito en Colombia tuvieron un incremento del 6%. Por la primera vez, los valores de la multa, según el grado de alcoholemia, es el siguiente: grado 0 ($2.633.400), suspensión de la licencia por un año; grado 1 ($5.266.800), suspensión de licencia de 3 años; grado 2 ($10.533.600), suspensión de la licencia por 5 y 10 años;  grado 3 ($21.067.300), 10 años de suspensión de licencia, 10 días hábiles de inmovilización de vehículo y 50 horas de trabajo comunitario.

Una de las obligaciones que acarrea las multas por alcoholemia es la realización de un curso de sensibilización.