Off the record

Archivo El Nuevo Siglo

Ramos vs. Quintero (I)

La representante a la Cámara Margarita Restrepo, del Centro Democrático, terció en el debate entre el alcalde de Medellín Daniel Quintero y el exgobernador Luis Alfredo Ramos, que se prendió de nuevo debido al fallo de responsabilidad fiscal por las anomalías en Hidroituango, en donde este último fue uno de los condenados, junto a 25 personas jurídicas y naturales más. “La semana pasada, la Contraloría emitió un fallo en el que encontró fiscalmente responsable a Luis Alfredo por el caso de Hidroituango, pasando de largo frente a las muchas pruebas que él y su defensa han presentado con las que queda evidenciado que su administración hizo hasta lo imposible para ponerle punto final a los retrasos de ese megaproyecto. La decisión, aún no está en firme. Pero el alcalde de Medellín, tristemente célebre por casar peleas contra todo y contra todos con el fin de desviar la atención respecto de los múltiples cuestionamientos que se le hacen a su administración, se apresuró a prejuzgar al exgobernador quien no guardó silencio y le respondió airadamente al mandatario de la capital antioqueña”.

Ramos vs. Quintero (II)

Para Restrepo “Daniel Quintero Calle, fiel militante del petrismo, cree que insultando y maltratando a sus opositores, logrará mejorar las pésimas calificaciones que los ciudadanos le están poniendo a su gestión como alcalde de Medellín. Me queda claro que los despiadados y temerarios ataques que el alcalde le está haciendo a Luis Alfredo Ramos es un ajuste de cuentas por la seria y estructurada oposición que desde el concejo municipal le está haciendo el hijo del dirigente, el excandidato Alfredo Ramos Maya…. Quienes creemos en Luis Alfredo Ramos tenemos el deber moral de rodearlo, de defender su inocencia y, sobre todo, de acompañarlo en las batallas que tiene que enfrentar contra poderosos y perversos enemigos, personas ruines que quieren acabarlo…”.

¿A la mesa?

Y hablando de rifirrafes regionales, en Cali un grupo de empresarios y académicos está pensando en la posibilidad de llamar al alcalde Jorge Iván Ospina y a sus principales contradictores, encabezados por los parlamentarios uribistas, a que se “sienten a dialogar” no solo para bajarle la tensión a la controversia sino para enviarle un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía. “… Aquí se está jugando con fuego, se lanzan acusaciones que darían para procesos penales por el calibre de los señalamientos de lado y lado… Hay un clima tenso entre la gente que se está alineando con uno y otro bando político, y vea ya lo que pasó con las asonadas y las contra-asonadas de meses atrás, durante el paro…”, le dijo a EL NUEVO SIGLO uno de los dirigentes empresariales.

Una menos…

El presidente Duque no quería cambiar su gabinete. De hecho, desde el 7 de agosto se había indicado en la Casa de Nariño que esta nómina ministerial sería la definitiva para el último año de su administración. Incluso trascendió que el Jefe de Estado había indagado a cada integrante del gabinete si estaba en disposición de ir hasta el final y todos respondieron que sí. Obviamente por entonces no se pensaba en que el escándalo del Mintic llegara a las dimensiones que tomó y menos aún que llevara a un debate de moción de censura que pusiera contra la pared a Karen Abudinen, forzándola a renunciar.