HOY ES EL DÍA INTERNACIONAL DE ESTE DULCE
Museo del Chocolate, donde se le rinde tributo al milenario manjar

Cortesía Museo del Chocolate

Con un beso sabor a chocolate. Así nació el museo de este milenario manjar en Villa de Leyva, Boyacá, que hoy cumple nueve años y se mantiene como uno de los destinos más populares de Colombia.

El Museo del Chocolate se fundó el 13 de septiembre del 2013 por una pareja compuesta por el bogotano Augusto Duplat y la villaleyvana Mary Luz Parra, ambos amantes de este alimento.

A través de los años, el lugar fue adquiriendo popularidad, hasta el punto de posicionarse en el quinto puesto de destinos turísticos en Boyacá, según el portal Trip Advisor. Este museo se creó, además, porque sus fundadores quisieron rendirle tributo a todas las culturas y sociedades que fomentaron el uso del cacao, así como a las tribus indígenas que adoraban el fruto y lo consideraban sagrado. Por esta razón, sus instalaciones cuentan con muebles y decoración europea, y artefactos, entre ellos indígenas, con los que se molía y preparaba el cacao.

Y por un beso con sabor a chocolate fue que este museo nació cerca de la plaza de Villa de Leyva, donde Augusto Duplat y en ese entonces su novia Mary Luz Parra sellaron su amor y materializaron los planes de construir, más que un lugar, la posibilidad de hacer felices a los demás, así como ellos empezaban a serlo.

Así nació

“Ese día mi esposa y yo nos conocimos y nos dimos un beso, pero con chocolate en nuestros labios. De ahí en adelante quisimos hacer algo que nos recordara siempre ese momento y fue cuando se nos ocurrió la idea del museo, compramos el cultivo de cacao e hicimos la fábrica de chocolate”, relató Augusto Duplat.

El sitio tiene diferentes elementos que hacen parte de su identidad como museo, entre ellos pancartas y pósters de películas referentes al chocolate como Chocolat, Charlie y la Fábrica de los Chocolates, aunque su aspecto se asemeja más al de un restaurante. Sin embargo, sus platillos no se quedan atrás ante la decoración. Filetes, postres, bebidas calientes, inclusive hasta cervezas de chocolate sobresalen entre la cantidad de platillos que tiene para ofrecer el Museo de Chocolate. Entre todos ellos, hay una bebida que predominaba entre todas. En el menú se le denomina “Chocolate caliente de receta súper súper réquete secreta”.

En su exterior, este museo está forrado con macetas con plantas y flores, una preciosa fuente en el medio del patio central. En el interior cuenta con elegantes vitrales y dos niveles con unos espacios muy elegantes. Ofrecen un amplio salón para 200 personas, pista de baile, parqueadero, cocina para uso del catering y hermosos jardines.

Cabe destacar que el municipio de Villa de Leyva es un lugar histórico en Colombia, cuya arquitectura colonial lo convierte en un atractivo turístico para el mundo entero. No obstante, no todos sus atractivos vienen de la época colonial. En la esquina de la plaza central, en sentido norte de la iglesia Nuestra Señora del Rosario, existe este museo dedicado a la historia, adoración y preparación del chocolate.



Destino turístico

A través de los años, el museo fue adquiriendo popularidad hasta el punto de posicionarse en el quinto puesto de destinos turísticos en Boyacá, según el portal Trip Advisor. De acuerdo con Alberto Caicedo, al momento de crear el museo, los fundadores quisieron rendirle tributo a todas las culturas y sociedades que fomentaron el uso del cacao, así como las tribus indígenas que adoraban el fruto y lo consideraban sagrado. Por esta razón, sus instalaciones cuentan con muebles y decoración europea, y artefactos, entre ellos indígenas, con los que se molía y preparaba el cacao.

En conmemoración de esa fecha, dos años después, el 13 de septiembre del 2015 se crea el pequeño museo y en el 2017 se crea Chef Cacao y se amplía la exhibición, en el 2018 aparece el Hotel-SPA Mansión Museo del Chocolate, boutique y joyería Chocolate Woman, y la panadería y pastelería Choco Pan.

El Museo del Chocolate tiene cultivos de cacao orgánicos en Pauna, Boyacá, y en 2018 se hace un cultivo experimental de cacao en Villa de Leyva, en 2019 se crea la tienda virtual.

Luego, en el 2020 se realiza otra ampliación de la exhibición y se proyecta la creación de Chocolate Park. En julio de ese mismo año se inaugura el primer museo virtual del chocolate con recorridos y talleres interactivos online.

Por siglos, se sabe que el cacao viene originalmente del Amazonas y posteriormente se extendió a diferentes partes del mundo como México, donde se le otorgó un valor espiritual y sagrado por sus características tanto físicas como químicas. El cacao, por ejemplo, se utiliza para la producción de endorfinas y la estimulación de serotoninas.

El fruto que trabajan en el Museo del Chocolate viene del occidente de Boyacá, específicamente del municipio de Pauna. La humedad de los terrenos boyacenses y las olas de calor de Santander hacen que el cacao crezca en óptimas condiciones para obtener su particular sabor.

“En el museo tenemos toda la exhibición histórica de los Mayas y de los Aztecas, es un lugar que hemos creado para que los visitantes se sientan como en casa, además, como mi esposa es paleontóloga hay diseños de chocolates que son con formas de animales prehistóricos”, destaca.

Adicionalmente, las instalaciones cuentan con un jardín trasero, donde tenían una réplica gigante de una olla de chocolate con su molinillo. Allí hay una vasta colección de flores y matas aromatizantes colocadas para recibir toda la luz del sol. Por el momento, el Museo del Chocolate sigue en expansión, se propone darle impulso a la fábrica que se encuentra en Bogotá y adicionalmente están trabajando en la producción de una cerveza con sabor a chocolate.

Adicionalmente, el museo crea, para los amantes del cacao, una única y deliciosa aventura de chocolate artesanal con mucha historia.

foto 2