Proponen reducir a 8 los 16 puentes festivos en Colombia

Reducir de ocho a 16 los puentes festivos, sin disminuir el número anual de jornadas festivas porque cada puente ya no tendría tres, sino cuatro días, está proponiendo a través de un proyecto de ley el senador Carlos Meisel, del Centro Democrático.

EL NUEVO SIGLO: ¿En qué consiste su propuesta?

CARLOS MEISEL: Ya radicamos este proyecto de ley que busca incentivar al sector turismo, uno de los más afectados en esta época de pandemia por todas las medidas sanitarias que ha adoptado el Gobierno para hacerle frente a esta crisis sanitaria.

Por eso, nosotros estamos proponiendo agrupar todos esos festivos que no son fechas patrias, sino que se pueden trasladar a otro día.

Por ejemplo el 25 de diciembre, 1 de enero, 1 de mayo, 20 de julio y 7 de agosto quedarían igual, son inamovibles.

Los otros festivos, que son importantes, pero podríamos pensar en agruparlos los fines de semana largos para que la gente pueda proyectar más fácilmente un viaje.

ENS: ¿Un fin de semana más largo para qué?

CM: Queremos que haya puentes festivos más largos con cuatro días feriados para que la gente pueda planear sus viajes con más tiempo de descanso y así reactivar al sector turismo. Necesitamos que la gente tenga todas las facilidades para viajar, que la gente tenga todas las facilidades para programas sus viajes, para que pueda recuperar su tiempo en familia, etc. Todos sabemos cuánto micronegocio mueve el turismo en trasporte, hoteles, comidas, etc.

ENS: Esta propuesta es buena para el trabajador o la persona que va a viajar. Pero, ¿y el impacto para las empresas, sobre todo las pequeñas?

CM: El sector turismo lo que quiere es más festivos. En nuestro proyecto planteamos que no queremos más días festivos en Colombia, sino los mismos que hay en este momento.

Segundo, la carga prestacional para las empresas que tienen turnos el fin de semana, como las industrias, va a ser exactamente la misma porque da igual pagar dos festivos por separado o dos festivos seguidos. Eso para la carga económica de las empresas da exactamente igual pagarle a un trabajador dos días extras por trabajar dos domingos al mes o trabajar dos días festivos seguidos.

ENS: Bueno, pero las empresas tendrían que hacer ajustes operativos para la producción en semanas de tres o cuatro días nada más…

CM: Eso lo acepto, es así. Pero no creo que la productividad de una empresa se vaya a ver afectada por el hecho de tener que dar un festivo cada quince días que dos festivos pegados. De pronto, la necesidad de adaptarse al comienzo pueda generar alteraciones de la producción, pero eso es cuestión de planeación. Por ejemplo, incrementar la producción en las semanas que no tengan puente festivo, es decir, en las semanas que quedaran completas. Creo que una cosa compensa la otra.

ENS: Es decir, de los 16 festivos que tiene Colombia, ¿a cuántos se reduciría?

CM: Quedan exactamente los mismos 16. Es que aquí no se están creando nuevos días festivos ni suprimiendo, solo se están reagrupando de 16 puentes festivos a 8 más largos para estimular el turismo.

Mire que el turismo es el único sector que lleva cinco meses cerrado, no está produciendo un solo peso. Hasta las discotecas y los bares están cerrados. El turismo reactiva líneas aéreas, hoteles, restaurantes, discotecas, bares, taxistas, etc.

ENS: ¿Cuáles quedarían fijos?

CM: Los que ya mencioné quedan fijos. Los demás se pasarían a fechas equidistantes. Esa es la discusión: por ejemplo si el 11 de enero hay un festivo y otro el 12 de febrero, pues se busca una fecha para agrupar los dos en un solo puente. En otras palabras, queremos menos puentes festivos, pero que los que queden sean más largos, que estén de forma equidistante a lo largo del año.

Reconozco que este proyecto puede afectar a algunas empresas, pero es más lo provechoso que se puede impactar. Pero también quiero dejar claro que bajo ningún punto de vista se busca que la gente descanse más o que haya más festivos en medio de la crisis, sino que cuando toque trabajar, es a trabajar, y cuando sea puente de descanso la gente pueda reponerse.

ENS: ¿Ya presentó el proyecto?

CM: Sí, está radicado y comenzará a ser discutido en la Comisión Séptima de Senado. Espero contar con el apoyo de otras bancadas, porque se trata de una iniciativa que no implica gastos sino soluciones inteligentes para ayudar a reactivar la economía tan golpeada del sector turismo.

ENS: De ser aprobado, ¿cuándo entraría a operar el nuevo sistema de festivos largos en el país?

CM: Si lo logramos sacar adelante, esta iniciativa entraría en vigor desde enero del año entrante con los puentes festivos que definamos en el Congreso de la República.