Reacciones políticas ante decisión de la Corte en caso Uribe

Fotomontaje El Nuevo Siglo

Tras conocerse la noticia de la medida de aseguramiento impuesta al expresidente Álvaro Uribe, el mandatario Iván Duque expresó que “a lo largo de mi vida he tenido el honor de conocer, tratar, trabajar y construir una amistad con Álvaro Uribe Vélez. Siempre lo he considerado y lo consideraré un patriota genuino, entregado a servir a Colombia, como consta en una larga carrera de servicio público como director de la Aerocivil, alcalde de Medellín, senador, gobernador y como presidente de Colombia en dos ocasiones”.

“Soy y seré siempre un creyente en la inocencia y honorabilidad de quien con su ejemplo se ha ganado un lugar en la historia de Colombia”, dijo, agregando que “como Presidente, hago un llamado a la reflexión; entiendo el papel de las instituciones y la independencia de poderes. Como ciudadano y creyente en las instituciones, espero que las vías judiciales operen, y que existan plenas garantías para que un ser humano íntegro ejerza a plenitud su defensa en libertad”.

Partidos

El presidente del Directorio Nacional Conservador, Omar Yepes, expresó que “es una decisión sorprendente, pero debe acatarse. Estamos seguros de que el expresidente Uribe demostrará su inocencia. Nuestra solidaridad con él y su familia”.

Anotó que “las decisiones de la justicia merecen todo el acatamiento por parte de toda la generalidad de los ciudadanos. Ahora, esto no quiere decir que el expresidente Uribe sea culpable. Es una medida de prevención que se toma por razones que están bien estampadas en el estatuto penal, entre ellas, y presumo que es por eso, para que se discurra sin ningún tipo de trabas en la consecución de las pruebas”.

Horas antes, Yepes había trinado que “el expresidente Uribe ha sido un muro de contención contra quienes en términos de violencia han pretendido el poder y valientemente ha enfrentado a los que valiéndose de sucios procederes quieren enlodar su vida y acción al servicio del país”.

Las palabras de Yepes fueron secundadas por varios congresistas conservadores, como el senador Efraín Cepeda, quien se manifestó “respetuoso de las decisiones de la justicia, en particular las de la honorable Corte Suprema de Justicia, estoy seguro que el expresidente Álvaro Uribe podrá probar su inocencia. El país le debe mucho y sus actuaciones siempre han estado ajustadas a derecho”.

También, la senadora Esperanza Andrade señaló que “respetamos la decisión en derecho y la institucionalidad, aunque no la compartimos. Lamentamos la detención. Ojalá el expresidente Uribe pueda demostrar pronto su inocencia. Solidaridad con él, la familia y su Partido Centro Democrático”.

Igualmente, el senador David Barguil le envió “un abrazo y toda mi solidaridad” a Uribe “y su familia en este difícil momento. De corazón, espero que el expresidente salga adelante de esta situación. Qué tiempos tan difíciles vive nuestro país”.

En la Cámara, el representante Jaime Felipe Lozada opinó que su partido “debe rodear la histórica figura de Álvaro Uribe en el coyuntural momento que atraviesa. Los demócratas no podemos ceder ante esta nueva embestida de los enemigos de la democracia colombiana”.

Del otro lado

Pero en la izquierda también se presentaron reacciones. El presidente del Partido Farc, Rodrigo Londoño (‘Timochenko’), declaró que “en Colombia todos los actores del conflicto tenemos una deuda con la verdad y la justicia para las víctimas. Hoy se afianza la independencia de poderes y se fortalece la institucionalidad. Sigamos trabajando por la paz”.

En la Alianza Verde, su copresidente Antonio Navarro se limitó a expresar “como lo hemos repetido en estos días, acatamos y respetamos las decisiones de la Corte Suprema de Justicia”.

Pero el senador verde Antonio Sanguino anotó que “esto no es un juicio político. Los únicos que lo han visto así son el partido de Gobierno. Además, el Presidente de la República debió guardar un respetuoso silencio de este proceso. Estamos hablando que Álvaro Uribe es el jefe del Centro Democrático”.

En sus redes sociales, el Polo Democrático expuso que “la Corte Suprema decidió la detención domiciliaria para Álvaro Uribe basada en el acervo probatorio y con garantía del debido proceso, la medida se debe respetar y acatar. Dentro de ese marco democrático actúa el senador Iván Cepeda en sus valerosas denuncias y defensa”.

El concejal de Bogotá, Álvaro Argote, presidente de la colectividad, llamó “al respeto y acatamiento de la majestad de la justicia. Rodear y fortalecer la institucionalidad consolida la democracia real”.

Precandidatos

Entre los precandidatos presidenciales, el exalcalde Federico Gutiérrez señaló que “respeto a la Justicia. Acato sus decisiones. Pero la justicia debe ser igual para todos. Sin haber sido condenado, debería poder asumir su defensa en libertad. Ha acudido a todo llamado de la justicia”.

El senador Gustavo Petro, de Colombia Humana, argumentó que “la Corte Suprema debe ser protegida y respetada. Parte del acuerdo Nacional que propongo es la de una justicia fuerte y autónoma. Solo con justicia tanto social como jurídica construiremos paz y democracia”.

También indicó que “la sala de instrucción de la Corte Suprema de Justicia no es de izquierda y no destruye al país. A la izquierda en realidad es a la que han destruido con miles de asesinatos teniendo todo el derecho a existir”, añadiendo: “¿Que si me siento contento? No. Nunca me ha producido satisfacción que una persona pierda su libertad. No sería un demócrata si me sucediera lo contrario. A Uribe hay que derrotarlo en las urnas o nunca la sociedad colombiana saldará su deuda: la del fascismo que la carcome”.

Por su parte, el senador Jorge Enrique Robledo, del Polo Democrático, apuntó que la medida “debe acatarse y respetarse”, ya que “es de la potestad de la Corte Suprema valorar la pruebas y decidir según su leal saber y entender, de acuerdo con la Constitución y las leyes de la República”.

El exgobernador Sergio Fajardo comentó su respeto por “lo que diga la Corte Suprema. En el caso de Uribe, y en todos, deben obrar bajo la majestad de la justicia. Un fallo impecable, explicado y que se cumpla. Eso ayuda a recuperar la confianza en las instituciones”.

Desde el exterior

José Miguel Vivanco, director ejecutivo para las Américas de Human Rights Watch, felicitó a la Corte “por actuar con responsabilidad”, demostrando “que todos -hasta los más poderosos- son iguales ante la ley. Hay que respetar independencia judicial. Comunidad internacional respaldará a la Corte”.

También advirtió que “no se confundan: decisión de la Corte Suprema demuestra que Colombia no es Venezuela. En dictadura de Maduro los jueces nunca fallan contra el partido en el poder. Eso solo ocurre en democracia donde jueces deciden en función de los méritos del caso, no del poder del acusado”.

Precisamente, a nombre de la oposición de ese país, Antonio Ledezma aseguró que “la Venezuela democrática y libertaria, que sufre los embates del narcotráfico y del terrorismo está al lado del expresidente Álvaro Uribe. Los venezolanos no olvidamos su solidaridad con nuestro país. Hoy usted es encarcelado mientras los narcoguerrilleros están refugiados en nuestra Venezuela”.