Off the record

Archivo

 

El miércoles pasado la bancada del MIRA en el Congreso radicó nada menos que 10 proyectos de ley. Los senadores Aydeé Lizarazo, Ana Paola Agudelo, Carlos Eduardo Guevara indicaron que las iniciativas están enfocadas en atacar el desempleo y promover la formalización laboral, sobre todo en momentos en que la tasa de desocupación llega a 9,4% y se calcula que a nivel nacional habría no menos de 2,5 millones de personas sin trabajo. Dentro de los proyectos hay algunos que, de inmediato, generaron reacciones entre los propios congresistas, que llamaron la atención en torno a esta clase de propuestas. Por ejemplo, una de las iniciativas plantea incentivos tributarios para las empresas que contraten jóvenes. Esas compañías pagarían cero impuestos a la renta durante cinco años y la mitad menos durante el siguiente lustro.

 

Incentivos generalizados

 

“…Me parece bien los incentivos pero se está perdiendo de vista que estos, para que funcionen, deben ser excepcionales… Lo que veo es que en la última década se han creado tantos incentivos para contratación de jóvenes, mujeres cabezas de hogar, desmovilizados, víctimas del conflicto, mayores de 40 o 50 años, personas en discapacidad y una gran cantidad de categorías que, al final de cuentas, terminan cubriendo casi a todos las personas sin distinto alguno… Entonces los incentivos dejan de ser excepcionales y, por lo tanto, las empresas al final de cuentas no tienen claridad sobre cuáles les convienen más”, precisó un parlamentario que hace dos años fue el ponente de un proyecto que también planteaba beneficios tributarios por contratar a determinado perfil de trabajadores. Creo -agregó- que el gran problema en Colombia es que hay política laboral pero la legislación es una verdadera “colcha de retazos”.

 

¿Bajar el SOAT?

 

Otro de los proyectos del MIRA que causó impacto es el que propone una reducción del valor del Seguro Obligatorio de Atención a Terceros (SOAT) para conductores que tengan una conducta ejemplar en las vías. Según la iniciativa, habría un descuento del 10% en la tarifa del seguro para los vehículos automotores que no hayan ocasionado accidentes de tránsito durante el último año. Los cálculos de los ponentes es que este descuento podría oscilar, según el tipo de vehículo, entre los $17.000 y los $173.000 en la respectiva póliza anual. “… Creo que no es momento de proponer exenciones en el SOAT cuando, por el contrario, lo que estamos viendo es que la evasión a este seguro va creciendo”, indicó un Senador que, pidiendo la reserva de su identidad, recalcó que el último informe de las autoridades daba cuenta de que si bien en Colombia hay cerca de 7,9 millones de vehículos asegurados con esta póliza, se estima que la evasión del SOAT es de un 42%.

 

Polémica uribista

 

Precisamente esta semana se presentó una polémica al interior del Centro Democrático por un proyecto de ley que busca crear un nuevo seguro de responsabilidad contractual, que sería adicional al SOAT, y aseguraría la cobertura de daños en casos de choques simples. El expresidente y senador Álvaro Uribe desautorizó la iniciativa afirmando que el Centro Democrático “no apoya nuevos costos similares al SOAT. Se necesita todo lo contrario, racionalizar el costo y evitar evasión”. Según el articulado todos los propietarios de vehículos particulares estarán obligados a suscribir  y mantener vigente un contrato de seguro de responsabilidad civil extracontractual para terceros “para daños materiales por cada vehículo de que sea titular, que cubra como mínimo, la cuantía de los límites del aseguramiento obligatorio, la responsabilidad civil”. Como es apenas obvio en distintos sectores se considera exagerado querer crear otro seguro.