Presupuesto 2020: debate por enajenación de activos

Foto archivo
El proyecto plantea que el Estado se desprendería de su participación en empresas en las que tiene menos del 50% de acciones
_________________________________

En el presupuesto 2020 se contempla la posibilidad de enajenar activos por $8,5 billones para cubrir el déficit fiscal.

Entre las opciones para realizar este proceso se encuentran empresas en las que el Estado tiene una participación menor al 50% de las acciones. También se ha hablado de la posibilidad de la venta de un 10% de las acciones de Ecopetrol o de la participación en ISA, que genera rechazo en un importante sector del Congreso.

El senador Juan Felipe Lemos, del Partido Social de Unidad Nacional (La U), señaló que el Gobierno ha planteado hacer un estudio sobre las compañías en las que tiene participación y que no están generando una rentabilidad importante para definir si se realiza el proceso. “De acuerdo con la información que ha entregado el Gobierno nacional, el Estado tiene una inversión de alrededor de $71,6 billones en cerca de 105 empresas. De esos $71,6 billones, $56 billones corresponden a la inversión en las ‘joyas de la corona’, que son Ecopetrol e ISA, el resto está en las demás empresas. De esas 105, el Estado tiene el control absoluto en 33 empresas, en las restantes tiene una participación en inversiones inferior al 50%, es decir no controla las mismas. Lo que está planteando el Gobierno es hacer un análisis juicioso, no para privatizar sino para adelantar un proceso de enajenación en acciones que hoy no están generando una rentabilidad importante para el Estado. Son sectores en los que no debería estar metido porque el sentido del Estado moderno es dedicarse a las funciones principales en vez de quererse meter en temas de negocios”, sostuvo.

“Por ejemplo, hay participaciones en los fondos ganaderos, ¿qué rentabilidad le genera al estado? Hay participación en clubes sociales. ¿Qué rentabilidad le genera? Hay que revisar qué se puede recuperar enajenando para garantizar unos recursos que posibiliten la inversión social en aquellos sectores en los que se ha enfocado el Gobierno”, agregó.

Sobre la posibilidad de vender un 10% de las acciones de Ecopetrol, para lo cual está autorizado, o de ISA, Lemos señaló que “este Congreso en el pasado aprobó la enajenación de acciones de Ecopetrol hasta un 20%. A la fecha solo se ha enajenado un 10%. Ese proceso ha sido provechoso para la economía del país, luego si el Gobierno toma la decisión de llegar al 20% de esas acciones no tendría que ser aprobado por el Congreso de la República. El Ministro ha planteado que van a hacer una revisión profunda para, en la medida de lo posible, no tocar las joyas de la corona que son Ecopetrol e ISA, las empresas que mayor rentabilidad le generan al país”.

 

Una posibilidad

 

El representante por Antioquia, Oscar Darío Pérez, del Centro Democrático, afirmó que la enajenación de activos está contemplada solo como una “posibilidad” en el proyecto.

“El proyecto dice que es una de las opciones, pero para eso está la sabiduría del Congreso porque el Congreso es el que aprueba el presupuesto no el Gobierno. Nosotros decidimos. Si decimos que sí, decimos cuáles son los activos”, dijo.

Pérez consideró que por “los buenos comportamientos de los ingresos tributarios de este año podríamos pensar que el presupuesto se pueda nivelar, pero lo que sí es claro es que el Estado está en una cantidad de entidades de todo orden en donde no debería estar”.

“¿Cómo así que el Estado tiene inversiones en telecomunicaciones, electrificaciones, en empresas de grasas, en distribuidoras, centrales de abasto, empresas comerciales turísticas, hoteles, terminales de transporte, centros de diagnóstico automotriz, sociedades portuarias, carboníferas, compañías agropecuarias, fondos ganaderos, clubes sociales. ¿Esas son las inversiones que necesitamos que el Estado esté presente?”, sostuvo.

De acuerdo con el congresista, “con ley de presupuesto o sin ley de presupuesto el estado debió hace tiempo en salir de ahí. Eso no es privatización como ha dicho algún despistado. Eso es vender las participaciones totalmente improductivas. ¿Qué estratégico puede ser para el Estado tener acciones en un centro automotriz?”.

En relación con ISA y Ecopetrol, afirmó que “en Ecopetrol el Gobierno tiene autorización para vender hasta el 20% de la acciones y solo está el 10%. Hay un 10% restante todavía que no necesita que se apruebe en la ley de presupuesto. Con ISA habrá que hacer unos estudios muy profundos, que ver si es necesario, si es indispensable o si no lo es”.

Sobre si alcanzan los tiempos para este proceso, consideró que “eso depende de los activos que se vayan a enajenar. Los $8 billones que se requieren para financiar el plan no tienen que estar para el primero de enero del 2020. Se requieren para la vigencia del 2020, tiempo hay de sobra”.

 

Necesaria

 

El senador Andrés Cristo, del Partido Liberal, considera que sí es necesaria una enajenación de activos. “Por supuesto que es necesario. Sabemos que hay un déficit muy grande. Lo que no sabemos y no nos ha querido explicar el ministro es cuáles son las empresas, cuáles son los activos que quieren vender”, dijo.

Para Cristo es “irresponsable dejar como única opción la enajenación de activos sabiendo que hay una decisión de la Corte Constitucional que en cualquier momento puede desbalancear o desfinanciar el presupuesto”.

En relación sobre ISA y Ecopetrol, afirmó que “ISA es una empresa que le genera suficientes ganancias al Gobierno. Hay activos que no significan mucho para el corazón de los colombianos. Hay muchas empresas en las que el ciudadano no sabe que el Gobierno tiene participación, entonces que las venda o que haga algo productivo con ellas. Pero empresas como ISA y Ecopetrol empiezan a tocar la fibra del colombiano común y corriente”.

 

Una “tentación”

 

El senador conservador Efraín Cepeda apuntó que en el Plan Nacional de Desarrollo se autorizó que el Estado vendiera donde tuviera una participación inferior al 50%. “Yo quisiera que nos presentaran ese cuadro de empresas, cuáles serían, cómo se valoran”, dijo.

El parlamentario se mostró contrario a la idea de vender acciones de Ecopetrol. “Si aquí hay la tentación, como he escuchado de vender unas acciones de Ecopetrol, yo me opondría frontalmente porque es una empresa que está produciendo utilidades de alrededor de $7 billones, sería como matar a la gallina de los huevos de oro”, sostuvo.

 

Por su parte, el senador John Milton Rodríguez, de Colombia Justa Libres, manifestó que citará a un debate de control político para que se explique este proceso. “Solamente podemos hablar de enajenación de activos en los casos de participación del Estado en empresas que están en liquidación o de actividades que ya no tienen ningún sentido. No creo que sumen $8 billones. Por eso en la Comisión Cuarta estamos citando a un debate de control político para que se nos explique a qué se refieren con $8,5 billones en enajenación de activos”, sostuvo.

El senador Wilson Arias, del Polo Democrático, también rechazó una eventual venta de acciones de Ecopetrol o de ISA. “A santo de qué el país sigue privatizando para volver ingresos corrientes esos recursos y para gastarse el patrimonio nacional. Uno no vende la nevera para hacer mercado. Esa frase tan recurrida aplica a la actual situación del presupuesto nacional”, afirmó.

El senador Nicolás Pérez, del Centro Democrático, manifestó que “el presupuesto va a pasar de $258 billones a $272 billones. Esto está tres grandes rubros: $172 billones en funcionamiento, $40 en inversión y $60 en servicio a la deuda, que se divide en amortización de capital e intereses. Si no se vende no hay como recoger todo el dinero. Hay que ver de dónde sale el dinero. La tarea nuestra desde la Comisión Cuarta es estudiar la viabilidad de la enajenación de activos”.