¿Las mujeres son mejores en las multitareas? Al parecer no...

Archivo
Según un estudio hombres y mujeres hacen lo mismo bien, o igual de mal, cuando se trata de realizar múltiples tareas.

 

La multitarea requiere cambiar rápida y frecuentemente la atención de una tarea a otra, aumentando la demanda cognitiva, en comparación con completar tareas individuales en secuencia. A pesar de la escasa evidencia de las diferencias de género, la percepción popular es abrumadoramente de que las mujeres son mejores en la multitarea que los hombres.

Las mujeres y los hombres se desempeñan igual cuando se requiere para cambiar la atención entre tareas o realizar dos tareas simultáneamente, según un nuevo estudio publicado en la revista de acceso abierto 'PLOS ONE' por la investigadora Patricia Hirsch, de la Universidad de Aachen (Alemania) y sus colegas. El hallazgo se suma a una creciente literatura que contradice la creencia generalizada de que las mujeres realizan múltiples tareas mejor que los hombres.

En el estudio actual, los autores compararon las habilidades de 48 hombres y 48 mujeres en el desempeño de tareas de identificación de letras o números. Algunos experimentos requieren que los participantes presten atención a dos tareas a la vez (multitarea concurrente), mientras que otros requieren que cambien la atención entre tareas (multitarea secuencial).

Los investigadores midieron el tiempo de reacción y la precisión para los experimentos multitarea y para los controles de una sola tarea. Descubrieron que la multitarea imponía un costo sustancial tanto en la velocidad como en la precisión tanto para hombres como para mujeres, y no había diferencia entre los dos grupos en la magnitud del coste.

El conjunto de tareas potenciales y las operaciones cognitivas subyacentes son vastas, y ningún experimento único puede abarcarlas todas, señalan los autores.

Las discrepancias en la literatura sobre las diferencias de género en la multitarea pueden reflejar diferencias en los tipos específicos de tareas evaluadas. Sin embargo, el gran tamaño de la muestra y la falta de diferencia de género observadas en este estudio indican que, al menos para los procesos cognitivos subyacentes probados aquí (actualización de la memoria de trabajo, compromiso y desconexión de conjuntos de tareas e inhibición), hombres y mujeres hacen lo mismo bien, o igual de mal, cuando se trata de realizar múltiples tareas.

Hirsch agrega: "Los hallazgos actuales sugieren fuertemente que no hay diferencias de género sustanciales en el desempeño de la multitarea entre los paradigmas de cambio de tareas y de doble tarea, que miden predominantemente los mecanismos de control cognitivo, como la actualización de la memoria de trabajo, el compromiso y la desconexión de conjuntos de tareas, y inhibición.