Debate por tarifas aéreas se convirtió en uno por Odebrecht

Foto cortesía
Benedetti mencionó el contrato de la Ruta del Sol y la Mintransporte salió a dar las explicaciones y pidió que se le respetará su derecho al buen nombre
 

El debate de control político sobre las tarifas de los vuelos aéreos en Colombia terminó convertido en un debate por Odebrecht y las implicaciones del pago a los contratistas de la Ruta del Sol II. Pese a que el citante Armando Benedetti empezó hablando de los altos precios de los pasajes aéreos terminó diciendo que el expresidente Juan Manuel Santos y las exministras favorecieron a los bancos en el contrato de la Ruta del Sol II.

El Senador comenzó con un señalamiento al gobierno Santos, el exsuperintendente de Industria y Comercio, Pablo Felipe Robledo, las exministras Gina Parody y Cecilia Álvarez. Según Benedetti, ellos son los culpables por no haber pedido la liquidación del contrato y no su caducidad, esta última que obligaba a los contratistas a pagarle al Estado y no al revés.

“El real problema de por qué estamos en tribunales lo tiene el gobierno Santos porque liquidó el contrato para que los bancos puedan seguir buscando indemnizaciones en todas partes. La adición se le ocurrió a Cecilia Álvarez Correa, que los hizo desde que estaba en el fondo de adaptación”, dijo el congresista del Partido Social de Unidad Nacional (La U).

Lea también: Declaran nulo el contrato de la Ruta del Sol II

El parlamentario agregó que “aquí lo que piden los bancos es que exista el socialismo, cada vez que ellos se quiebren y necesiten plata el Estado se las dé, ahora después del laudo los bancos nos amenazan con Asobancaria que si no se les paga lo que pretendían no prestan plata para las vías que están en este momento en construcción”.

Según dijo, “las 29 4G que se están construyendo valen $48 billones. Estuve preguntando y hay 15 de las 29 que pueden colapsar y que liquidarlas costaría $1 billón. Esto pasó porque no caducaron un contrato. El Gobierno dice que acudirá a la banca internacional, pero cómo decirles a los banqueros internacionales que cuando el mayor banquero no va a prestar la plata entonces vengan e inviertan aquí”.

Sin embargo, la ministra de transporte, Ángela María Orozco, pidió que se le respete a su derecho al buen nombre, pues “nosotros evaluamos una propuesta de conciliación judicial, porque el Artículo 83 de la Constitución establece que las actuaciones de los particulares y las autoridades públicas deben ceñirse a los postulados de la buena fe. Además, el Artículo 6 de la Ley 610 de 2000, que es una norma de responsabilidad fiscal, obliga a los funcionarios a evaluar la posibilidad de evitar decisiones y consecuencias antieconómicas para el Estado y aquí dentro de un proceso legal vimos la posibilidad de evaluar un acuerdo, pero este tenía que ser avalado por el tribunal”.

Según dijo, por la Ruta del Sol los financiadores del proyecto ya habían recibido $1,4 billones “entre el gobierno anterior y el nuestro, pero el contrato de crédito era por $2,4 billones, es decir, la deuda era de $1,2 billones más $230.000 millones de intereses”.

Y agregó que “después de los pagos los bancos nos solicitaron la posibilidad de una conciliación siempre en el marco del tribunal de arbitramento. Pero no se podía hablar del tema en ese momento porque estaba la Corte Constitucional evaluando la constitucionalidad del Artículo 20 de la Ley 1882. Luego del fallo los bancos nos solicitaron sentarnos a hablar sobre una conciliación judicial y la base era el contrato de crédito habían pagado. Sería ilegítimo que los financiadores de infraestructura de este país preguntaran por sus deudas y nosotros no atendiéramos”.

Más de la Ruta del Sol: Liquidan concesionaria de la Ruta del Sol II

Según dijo, por eso a finales de junio iniciaron las conversaciones técnicas, “hace unos días el tribunal impone un límite máximo que el Estado puede pagar, $211.000 millones entre obligaciones fiscales y los bancos. El tribunal valida los pagos hechos y reconoce que los bancos son terceros de buena fe”.

Así mismo sostuvo que “tenemos que reforzar las normas de auditoría de estos contratos para que esto no vuelva a pasar y hay que revisar como reformamos la norma que ordena caducar un contrato por un acto de corrupción. Respondo por mi legitimidad, yo respondo por mi honradez por un manejo eficiente y devolverles las vías a los colombianos mis decisiones respondieron a reactivar las vías”.

Sin embargo, el senador Jorge Robledo, del Polo Democrático, que tiene agendado un debate para el próximo 27 de agosto sobre el tema Odebrecht, aseguró que la Ministra se saltó las normas: “Es lamentable lo que hizo la Ministra de Transporte, esto es un irrespeto al Senado, porque se ha dicho que como el senador Benedetti hizo unas menciones ella se sintió autorizada para dar explicaciones. Es evidente que vino preparada, cuantas filminas trajo ella vino para hacernos este desplante. Eso no se hace señora Ministra. Espero que no diga que no viene el 27 porque ya dio las explicaciones, nosotros tenemos otras cosas de lo que vamos a mencionar”.