A juicio disciplinario tres oficiales por uso de gastos reservados

A juicio disciplinario fueron citados por la Procuraduría, el general Martín Fernando Nieto y los coroneles Alexander Parga Rincón y John Ortiz Soto, por presuntas irregularidades en el manejo de gastos reservados en la Regional de Inteligencia Militar Estratégica, RIMEC, por presunto peculado a favor de terceros, malversación de recursos y falta a la verdad en la rendición de cuentas e informes.

Simultáneamente, el Ministerio Público avanza en la indagación sobre la presunta adquisición de equipos de inteligencia, conocidos como “piñas”, que habrían sido destinados a la interceptación de comunicaciones de dirigentes políticos y sociales.

La RIMEC está adscrita a la Jefatura de Inteligencia y Contrainteligencia Militar Conjunta del Comando General de las Fuerzas Militares (J2), y al Comando Conjunto de Inteligencia del Comando General de las Fuerzas Militares (CCONI).

Al general Nieto, comandante del CCONI entre el 30 de marzo y el 3 de diciembre de 2017, la Procuraduría le formuló cargos por presunta negligencia en el control y manejo administrativo de la RIMEC, lo que habría permitido que personal adscrito a la unidad hiciera uso indebido de los dineros del rubro de gastos reservados, realizando múltiples pagos, algunos de ellos a un mismo informante, sin el cumplimiento de los requisitos exigidos, y bajo la denominación de operaciones de inteligencia.

Entre las pruebas con las que cuenta la Procuraduría figura que entre 2016 y parte de 2018 desde el RIMEC se hicieron 159 pagos a colaboradores por cerca de $340 millones de pesos, que fueron registrados como “gastos de operaciones de inteligencia” y no como “pago de información, informantes o fuentes humanas ocasionales”.

En un segundo cargo, el general Nieto deberá responder por presuntamente faltar a la verdad en las certificaciones de pago a fuentes humanas hechas el 15 de febrero, 10 de marzo, 11, 17, 26 y 27 de mayo de 2017, porque el valor registrado no correspondería a lo que realmente se entregó.

Al teniente coronel Alexander Parga Rincón la Procuraduría le formuló cargos porque en su condición de Comandante de la RIMEC habría incurrido, al parecer, en la comisión del delito de peculado por apropiación de los recursos asignados al rubro gastos reservados a favor de terceros, presunta falta que fue calificada como gravísima a título de dolo.

En el segundo cargo el oficial deberá explicar por qué entre el 1 de abril y el 31 de diciembre de 2017 habría suscrito actas de pago de información que, al parecer, no correspondían a la verdad, porque no consignarían el valor real entregado a la fuente humana, por lo que la presunta falta fue calificada como grave a título de dolo.

Finalmente, el coronel John Ortiz Soto deberá responder al cargo de presunta comisión del delito de peculado por apropiación de los recursos asignados al rubro gastos reservados a favor de terceros, presunta falta que fue calificada como gravísima a título de dolo.

El oficial, en su condición de segundo comandante del CCONI, también deberá explicar por qué entre el 1 de abril y el 31 de diciembre de 2017 habría coordinado para que los dineros del llamado “ahorro operacional” fueran utilizados en la compra de elementos, sufragar gastos de capacitaciones, patrocinar viajes al exterior y adquirir bienes para desplegar labores de inteligencia.