En cinco años se han plantado 12 mil árboles Reserva Encenillo

Cortesía

En el año 2018 la Fundación Natura y Automotores Toyota Colombia (ATC) iniciaron una alianza que le apostó a la restauración del bosque andino en la Reserva Encenillo como uno de los caminos elegidos para compensar la huella de carbono que dejan las operaciones de la compañía japonesa en el país. Tras cinco años de labores, el programa logró sumar a Mitsui & Co., Toyota Financial Services y algunos Concesionarios como aliados y así, superar la meta inicialmente planteada alcanzando cerca de 12.000 árboles en esta zona.

Durante el proceso, las técnicas de restauración implementadas permitieron conseguir atributos naturales muy semejantes a los del bosque altoandino colombiano contribuyendo, de manera significativa, al fortalecimiento de la sostenibilidad de los territorios en virtud de los servicios ambientales que ello representa.

En consecuencia, el desarrollo del programa benefició la regulación del ciclo hidrológico, la prevención de desastres por erosión o inundación, la captura de carbono y la generación de condiciones adecuadas para el retorno de especies vulnerables o amenazadas como las pavas de montaña (Penelope montagnii) y el tucán de montaña (Andigena nigrirostris) a este ecosistema.

“Con gran satisfacción nos acercamos al quinto aniversario de Bosque Toyota en la Reserva Encenillo. Este programa nació con la convergencia de voluntades entre la Fundación Natura y ATC, dos equipos que creen que para cuidar el planeta es necesario dejar huella y que sembrando vida creamos un mejor futuro para las generaciones que están por venir” mencionó Ligia Vega, vicepresidente administrativa y financiera de Automotores Toyota Colombia.



Jornada de siembra

Alineado con su compromiso ambiental y la meta de carbono neutralidad para 2050, Automotores Toyota Colombia definió su política empresarial en torno a tres ejes fundamentales: protección del medio ambiente, conducción segura y bienestar social. Bosque Toyota, que cumple cinco años consecutivos reforestando los bosques colombianos en Bogotá y Medellín, hace parte del primero.

“Inicialmente el programa buscaba sembrar 7.500 árboles de especies nativas que contribuyeran a la restauración de territorios afectados por la deforestación. Hoy decimos con mucha alegría que la meta fue superada. Bosque Toyota representa nuestra filosofía de ir por más pues trabajamos en acciones que nos permitan ser actores positivos dentro del ecosistema ambiental de Colombia” afirmó Dino Tanaka, presidente de Automotores Toyota Colombia.

A causa de la gran convocatoria, la compañía definió dos días para la jornada de siembra de Bogotá del 2022 la cual tuvo lugar miércoles y jueves en la Reserva Encenillo ubicada en Guasca, Cundinamarca. La actividad contó con la participación de los equipos de Toyota Financial Services Colombia, Mitsui &Co., y Automotores Toyota Colombia.

“Nuestro equipo es consciente del impacto medio ambiental, por ello trabajamos con compromiso y constancia por reducir la huella de carbono de todo el ciclo productivo de nuestra marca. Atendemos los objetivos de sostenibilidad definidos por Naciones Unidas y buscamos alternativas para seguir amplificando el impacto de nuestras iniciativas mientras avanzamos en el camino hacia la carbono neutralidad” mencionó Ligia Vega, vicepresidente administrativa y financiera de Automotores Toyota Colombia.

“Estas alianzas con el sector automotor son muy positivas pues Toyota tiene claro sus objetivos de sostenibilidad y de responsabilidad social. La compañía invierte y motiva a sus aliados y a su personal a participar.  Además, apalancan significativamente nuestra misión de restaurar los ecosistemas. Este es un proyecto totalmente inédito. Desde las semillas que usamos de especies nativas, cuidadosamente seleccionadas, hasta el seguimiento de estas que en 123 años se irán transformando en un bosque que alberga biodiversidad” mencionó Carlos Francisco Castillo, jefe de la reserva biológica El Encenillo.