Asesinato de fiscal Pecci lo cometió Sebastián Marset: Petro

AFP

El presidente Gustavo Petro señaló este viernes al narco uruguayo Sebastián Marset como responsable del asesinato del fiscal antimafia paraguayo Marcelo Pecci durante su luna de miel en una playa del Caribe colombiano.

"La investigación sobre el asesinato del fiscal paraguayo Marcelo Pecci cometido por el narcotraficante uruguayo Marset en territorio colombiano demuestra que hace mucho el narco dejo de ser un problema bilateral colombo estadounidense y es hoy un problema americano y mundial", indicó en Twitter el mandatario de izquierda, que asumió el poder el 7 de agosto.

Pecci, de 45 años, fue baleado el 10 de mayo en una playa de la isla de Barú, cerca de la ciudad de Cartagena (norte), por sicarios que se movilizaban en una moto acuática.

La justicia de Colombia condenó a 23 años de cárcel a cuatro asesinos confesos detenidos por el crimen, pero aún no determina quiénes fueron los autores intelectuales del homicidio.

El presidente compartió en la misma red social un artículo del portal Rebelion.org que señala a Marset, de 31 años, como autor intelectual del asesinato del fiscal y "prófugo de la justicia uruguaya y paraguaya".


Le puede interesar: Los puntos que podrían marcar el proceso de paz con el Eln


Según la publicación, las primeras hipótesis del homicidio "apuntan contra el clan Insfrán, red de tráfico de cocaína comandada por Miguel Ángel Insfrán Galeano y el uruguayo Sebastián Marset Cabrera".

De acuerdo a la publicación, la persona que está dando nuevos detalles en el marco de la investigación es Francisco Luis Correa, otro de los capturados que está a la espera de su juicio mientras "busca cooperar con la DEA estadounidense y con la Fiscalía General colombiana para evitar su extradición a Estados Unidos".

Pecci, especializado en crimen organizado, narcotráfico, lavado de activos y financiamiento del terrorismo, había investigado a bandas de Brasil, además de lavadores de dinero libaneses de la Triple Frontera de Paraguay, Brasil y Argentina.

También estuvo a cargo de casos sonados como el secuestro y asesinato en 2005 de la hija del expresidente paraguayo Raúl Cubas (1998-1999), y el enjuiciamiento en 2020 del astro del fútbol Ronaldinho, detenido en Asunción por falsificación de documentos.