LA PRESIDENTA DE ALIADAS, MARIA CLAUDIA LACOUTURE, FRENTE A LA REFORMA TRIBUTARIA
“Altos costos limitarán creación de empleos”: Lacouture

Cortesía

Tras cinco días de haberse presentado el proyecto de reforma tributaria al Congreso, son varios los análisis que se le han hecho a lo que pretende la nueva carta impositiva. Uno de ellos es el de los empresarios, que han visto con preocupación cómo algunos de los artículos incluidos en el proyecto de Ley podrían afectarlos.

Por ello EL NUEVO SIGLO consultó a María Claudia Lacouture, presidenta de Aliadas, la Alianza de Asociaciones y Gremios, quien explicó cómo este sector ve la reforma fiscal del presidente Gustavo Petro.

EL NUEVO SIGLO: ¿Cuál es la percepción de los empresarios sobre la reforma tributaria?

MARÍA CLAUDIA LACOUTURE: Los empresarios, los gremios, el sector privado, todos somos conscientes de la necesidad de cubrir las necesidades fiscales que se causaron para atender la pandemia y se resalta que el texto propuesto va acorde con el cumplimiento de la regla fiscal. No solo somos conscientes, se ha hecho con contundencia, pero al mismo tiempo es importante que se tengan las acciones contundentes para corregir los grandes males, como la evasión y la elusión. Igualmente es indispensable resaltar y recordar que no podemos recargar con más tributos a los mismos de siempre porque entonces tampoco tendremos empleo, inversión ni desarrollo.

Tal como se presentó el proyecto de ley de reforma tributaria en el Congreso, es una iniciativa ambiciosa en términos de recaudo con nuevos impuestos o modificación de los actuales, como en lo relacionado con la eliminación de exenciones y beneficios, pero no en el plan de austeridad del Gobierno.

Si bien el mensaje del Gobierno ha sido que los recursos provendrán en buena parte de aumento a personas naturales de altos ingresos, no se puede dejar de mencionar que en el tema empresarial hay propuestas que tendrán impacto en su gestión como el impuesto al patrimonio, el de dividendos y la riqueza. Este proyecto debe tener un equilibrio entre los recursos que la administración Petro quiere recaudar para apoyar a los más vulnerables, pero no afectar la viabilidad empresarial ni desestimular la inversión extranjera. Unas empresas viables son esenciales para una economía sólida, facilitarán la creación de empleos que generarán ingresos a toda la población. Un empleo formal estable es la mejor manera de contribuir a superar la pobreza.

Ahora que el proyecto está en manos del Congreso, es necesario que todos los actores podamos participar en la discusión, hacer aportes y construir para que se logre el objetivo.

Un equilibrio

ENS: ¿Cree que al final se van a imponer más impuestos a los empresarios con la tributaria?

MCL: La reforma apenas comienza su trámite y lo que hoy tenemos como una propuesta entra a debate, porque la coalición parlamentaria es precisamente para eso, para perfeccionar y garantizar que haya un equilibrio. Los gremios estamos muy atentos y disponibles para participar de ese diálogo democrático.

El texto original en efecto contempla más impuestos para las empresas y desestimula la inversión. Por ejemplo, para el sector extractivo, que ha sido pilar de ingresos de Colombia en los últimos años, tendrá más impuestos. Es muy importante seguir avanzando en la transición energética y Colombia, en el contexto internacional, no es un gran contribuyente de gases de CO2 y sí necesita seguir contando con los recursos que le representa esta industria al país. Aquí es indispensable trabajar en una propuesta razonable pues establecer un impuesto a las exportaciones de petróleo envía un mensaje preocupante si, por el contrario, estamos buscando más inversión extranjera y recursos por ventas al exterior. Por otro lado, al ponerse fin a exenciones, esto se traduce en más impuestos por ejemplo a la economía naranja, servicios hoteleros, transporte marítimo. A las zonas francas uniempresariales se les aumenta al 35% la tarifa de renta y los recursos que por regalías se pagaban en las regiones ya no podrán ser deducibles del impuesto de renta. El sector privado sobre todos estos temas tiene posiciones para compartir tanto con el Congreso como con el Gobierno y esperamos que el debate sea abierto y amplio para tomar las mejores decisiones en beneficio del país.

ENS: ¿De qué forma puede afectar la tributaria la generación de empleo?

MCL: En la medida que los costos empresariales aumenten se limita la posibilidad de crear nuevos empleos o mantener los actuales. Esto es clave en este momento de recuperación pospandemia en donde, por ejemplo, aún hay una brecha muy grande en el caso de puestos de trabajo para mujeres y jóvenes, y en donde hay que redoblar esfuerzos para crear más empleo formal. Sabemos que el Legislativo es consciente de ello y confiamos que así lo reflejará en la discusión en comisiones y luego en las plenarias de Senado y Cámara.



Competitividad

ENS: ¿Podrá el impacto de la tributaria frenar la creación de empresas y de más inversiones?

MCL: La discusión y trámite de la reforma en el Congreso debe conducir a no generar esos riesgos y más bien a impulsar la competitividad del país. Enviar señales adecuadas a los inversionistas para que se mantengan en el país y los posibles nuevos sigan considerando a Colombia como destino de inversión. Confiamos en que el espíritu de diálogo desde el Gobierno nacional y el Congreso se mantenga para que podamos participar del proceso legislativo. El interés del sector privado es aportar a la generación de oportunidades para la población más vulnerable, contribuir a la economía popular a través de una economía sólida y en crecimiento que beneficie a toda la población.

“Meta es inamovible”

A su vez, el ministro de Hacienda, José Antonio Ocampo, dio algunas declaraciones en las que admite que el Gobierno está abierto al diálogo con los distintos sectores, pero que la meta de $25 billones de recaudo es inamovible.

“Estábamos en un diálogo informal sobre los distintas propuestas que ha hecho el Gobierno en materia de reforma tributaria, también escuchando digamos los puntos de vista de todos los miembros de la Comisión Tercera del Senado, dentro de este diálogo que vamos a seguir teniendo con las comisiones terceras que son las críticas para la aprobación de este proyecto de ley, pero también digamos con la sociedad civil, y también hablamos de hacer algunos foros regionales. En fin, estamos muy en la tónica de dialogar para mejorar el proyecto. Nosotros no estamos diciendo que es un proyecto perfecto, creo que estamos abiertos al diálogo, como lo hice yo, es que nos propongan adiciones, no recortes”, señaló.

Y añadió: “Lo que he dicho es que los sectores de altos ingresos de Colombia tienen que hacer una contribución a la paz social de Colombia. Si pudiéramos subirla, mejor; esa es una meta que tenemos en realidad, (…) esperábamos proponer más. Por eso digo: si nos quieren recortar ese número por favor también que hagan una propuesta de comentarlo para pensar qué otras medidas se nos están pasando de lado, que podrían también ayudar a mejorar este proyecto”.