El Metro continuará: alcaldesa López tras reunión con Gobierno

Metro de Bogotá

Luego de una reunión llevada a cabo en la Casa de Nariño entre los integrantes de Asocapitales y el presidente de la República, Gustavo Petro, la Alcaldesa Mayor de Bogotá confirmó que hay un respaldo por parte del Gobierno nacional para seguir avanzando en la Línea 1 del Metro, y la Línea 2 subterránea a Suba y Engativá, cuyo convenio de cofinanciación quedó firmado la semana pasada.

“El ministro de Transporte (Guillermo Reyes) y el director del Departamento Nacional de Planeación, DNP (César Ferrari), han manifestado que respaldan el proyecto de Metro, tanto de Línea 1 como de Línea 2 de Bogotá, que se continuará y que en ningún caso se parará. Eso es lo que necesita Bogotá y eso es lo que necesita Colombia”, dijo la alcaldesa Claudia López.

“Bogotá es una de las pocas ciudades grandes del mundo que no tiene metro. Esta es una cuestión que debió hacerse hace muchos años, por no decir muchas décadas. Es importante para resolver el problema de la congestión que disminuye la productividad”, afirmó Ferrari a medios de comunicación.

En ese sentido, señaló que estos megaproyectos van en sintonía con lo que ha manifestado el Presidente de la República. “Él prefiere que vayamos haciendo una transición, no solamente hacia energías limpias, sino también hacia sistemas de transporte multimodal, basados en sistemas férreos”, sostuvo.

Igualmente, explicó que la Región Metropolitana Bogotá-Cundinamarca “tiene un plan de movilidad limpia y sostenible, cuyo sistema multimodal, tal cual lo propone el Presidente, es que se base el transporte público en sistema férreos: metro pesado, metro ligero, trenes de cercanías, cables eléctricos y en última instancia buses. Se trata que sea multimodal, pero limpio”, puntualizó.

Operación de la primera línea

El sistema Metro entrará en operación a partir del año 2028, según cronograma del concesionario Metro Línea 1; en 2026 terminarán las obras del viaducto y llegará el primer tren para la fase de pruebas. En el segundo semestre de 2027 culminará la fase de construcción y quedarán instalados todos los sistemas metro-ferroviarios para arrancar con la fase de pruebas y certificaciones.

La operación comercial está prevista para marzo de 2028 y beneficiará a 2,9 millones de habitantes, recorrerá nueve localidades de la ciudad, iniciando en Bosa y siguiendo por Kennedy, Puente Aranda, Antonio Nariño, Santa Fe, Los Mártires, Teusaquillo, Chapinero y Barrios Unidos, y conectará posteriormente con la Línea 2 del Metro subterráneo que irá hasta Suba y Engativá. El trazado tendrá una longitud de 24 kilómetros, en viaducto, y contará con 16 estaciones, de las cuales 10 se integrarán con Transmilenio.



Metro subterráneo a Suba y Engativá

La Línea 2, según la empresa Metro de Bogotá, estaría operando en el año 2032. Este año se ha avanzado en la estructuración integral y el cumplimiento de requisitos para el Conpes de importancia estratégica, e igualmente se suscribió el convenio de cofinanciación entre la Nación y el Distrito, el pasado 4 de agosto. Posteriormente, se avanzará con las especificaciones técnicas, documentos de contratación, pliegos para la apertura del proceso licitatorio hacia el mes de abril de 2023, y se adjudicaría a finales de ese año. Se prevé que al finalizar la actual administración de la alcaldesa Claudia López, el contrato quede listo para la ejecución.

La Línea 2 del Metro, que beneficiará a 2,5 millones de habitantes, recorrerá cuatro localidades de la ciudad, iniciando en Chapinero, en donde tendrá conexión con la Primera Línea del Metro de Bogotá, y siguiendo por Barrios Unidos hasta Engativá, para tomar rumbo hacia Suba por la Avenida Ciudad de Cali.

Tendrá una longitud de 15,5 kilómetros, en su mayoría subterráneos, y contará con 11 estaciones, de las cuales cuatro se integrarán con Transmilenio. Este trazado se sumará a los 23,9 kilómetros de la Línea 1, lo que significa un crecimiento del 66% de la red Metro. La Línea 2 del Metro subterráneo a Suba y Engativá generará un ahorro de cerca de 60 millones de horas de tiempo de viaje al año, para los usuarios del proyecto y para los demás que se movilizan en otros modos de la ciudad.