Presidente Duque impuso condecoraciones a Gustavo Petro

Presidencia

Atendiendo a una tradición el presidente Iván Duque impuso ayer a su sucesor Gustavo Petro tres condecoraciones: la Orden de Boyacá Gran Collar, la Orden de San Carlos Collar y la Orden Nacional al Mérito Gran Cruz Extraordinaria. El saliente Mandatario aprovechó el momento para desearle éxitos a la nueva administración. 

El acto que se desarrolló en la Casa de Nariño correspondió a un hecho meramente protocolario, no a una afinidad de Duque y Petro, pues como se sabe están en polos opuestos ideológicamente y en la forma como conciben debe operar el Estado.

Incluso las relaciones entre los dos han sido tensas durante estos cuatro años porque Petro fue el principal contradictor de Duque desde el primer día de su gobierno, lo cual no es novedad porque se declaró en la oposición, pero molestó al jefe de Estado la forma como éste y otros políticos desarrollaron esta postura.

“Nunca pago con la misma moneda. Me tocó enfrentar una oposición hirsuta y cerrera que nunca quiso reconocer nada. Fue hostil en casi todos los momentos y hubo muchos ataques personales. Vimos ataques a mi esposa, a mi hermano, a mi mamá, en mi contra. Todo eso es cosa del pasado. Cuando a uno no le queda sino el ataque personal, perdió la batalla”, dijo Duque a Semana.

La relación del presidente Iván Duque y Gustavo Petro ha sido accidentada en lo político, pues el entonces senador fue duro crítico del Gobierno nacional, especialmente en lo social.

Mientras que el jefe de Estado, entre otras, culpó a Petro por supuestamente instigar las violentas protestas sociales de abril y mayo del año pasado.

A pesar de que como se dijo la condecoración que recibió Petro es de carácter protocolario, el presidente del Senado e integrante del Pacto Histórico, Roy Barreras, dijo que “si es un acto protocolario, me parece un símbolo de transición democrática, pacífica, respetuosa”. No obstante, señaló que, de no ser así, sería impertinente “porque me parece que una condecoración militar en el momento en que comienza un gobierno nuevo y en que el presidente electo, por su formación, no tiene nada que ver con las Fuerzas Militares”.

En 2018 el entonces presidente Juan Manuel Santos de igual forma condecoró a Iván Duque pocas horas antes de que asumiera el poder.


Le puede interesar: Medidas de seguridad que tendrá Bogotá para posesión de Petro


Primer encuentro

En junio pasado, días después de la segunda vuelta, el presidente Duque sostuvo en la Casa de Nariño el primer encuentro con el mandatario electo Gustavo Petro.

La reunión se extendió por una hora y cuarto, dando de esta forma inicio oficial al empalme de las dos administraciones y la transición del mando. El jefe de Estado puso al tanto en esa oportunidad a su ilustre visitante del estado en que se encuentra su gobierno, así como de las principales cifras económicas y sociales.

Esa vez la reunión de Duque y Petro estaba agendada a las 5:30 de la tarde. El mandatario electo fue recibido a la entrada de la Casa de Nariño por el director del Departamento Administrativo de la Presidencia de la República, Víctor Muñoz; el ministro de Hacienda y Crédito Público, José Manuel Restrepo; y la jefe de Gabinete, María Paula Correa.

En tanto que el presidente Duque esperó a Petro en el segundo piso de la Casa de Nariño, donde tras un breve estrechón de manos lo invitó a que se reunieran en el Salón Amarillo, en donde usualmente el primer Mandatario se toma las fotos de rigor con jefes de Estado que vienen a Colombia.

Tras conocerse el resultado de las elecciones el presidente Iván Duque dijo que “llamé a Gustavo Petro para felicitarlo como presidente electo de los colombianos. Acordamos reunirnos en los próximos días para iniciar una transición armónica, institucional y transparente”