Cañón del Chicamocha fue declarado Área Protegida

CDMB

Para proteger 3.927 hectáreas de bosque seco tropical y empezar a pagar la deuda histórica con los cuidadores del territorio, el Consejo Directivo de la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga -CDMB-, aprobó la creación del Distrito de Conservación de Suelos Umpalá - Cañón del Chicamocha.

Esta decisión también incluye el Plan de Manejo del Área Protegida construido de manera participativa para esa zona, ubicada en el municipio de Piedecuesta -Santander, en el agreste Cañón del Chicamocha, que cubre las veredas La Aguada, Rionegro, Mangle, Lugencio, Colombiana y Urga, del corregimiento de Umpalá, lo mismo que las veredas Fical, Pavas y Cabrera en Pescadero. Los centros poblados Umpalá y Pescadero quedan por fuera del área declarada.

Jasmilly Benavides, bióloga especializada de la Subdirección de Ordenamiento y Planificación del Territorio- SOPYT- de la CDMB, dijo que la aprobación de este Distrito de Conservación de Suelo, “es una oportunidad para proteger ese relicto de bosque seco ubicado en el Cañón del Chicamocha, y aumentar la representatividad de este ecosistema estratégico que es muy escaso en el país”.

De igual manera, indicó que esta determinación permite conocer, preservar y conservar esas especies endémicas tan amenazadas de la región, como lo son: la ceiba barrigona, el cacao indio (zamia), el colibrí ventricastaño, entre otras, asegurar la prestación de bienes y servicios ambientales tan necesarios para las comunidades.

La funcionaria añadió, que esta declaratoria es una forma de disminuir esa deuda histórica que ha tenido el Estado con las comunidades de la zona, que, a pesar de vivir en medio de dificultades climáticas, económicas y de movilidad, siempre han cuidado y conservado ese ecosistema estratégico, limitando sus actividades agrícolas y pecuarias para no afectar la biodiversidad del sector.

“Esta es la oportunidad para que las comunidades incluidas en el área protegida puedan desarrollar sus proyectos y canalizar recursos nacionales e internacionales para continuar con la conservación de este ecosistema tan importante y estratégico, además ocupa un tema prioritario para el director Juan Carlos Reyes Nova, quién ha expresado su respaldo y satisfacción por hacer realidad esta decisión”, expresó la funcionaria.



La declaratoria de Distrito de Conservación de Suelos Umpalá-Cañón del Chicamocha le permite al país ganar más de 3.900 hectáreas de bosques secos tropicales protegidos, uno de los ecosistemas menos representados en materia de conservación de la biodiversidad, dijo Omar Guevara, representante del Ministerio de Ambiente ante el Consejo Directivo de la CDMB, quien participó en la aprobación de esta área protegida.

Agregó, que la “declaratoria y su plan de manejo brindan una ayuda fundamental a los procesos de conservación de este ecosistema del cañón del Chicamocha, región muy significativa, y esperamos que la Corporación Autónoma Regional de Santander - CAS, que comparte este ecosistema, ojalá pueda extender este proceso”.

En el logro de este objetivo de protección ambiental, también colaboraron entidades como Biocolombia, Fundación Natura y WWF Colombia, especialmente en el trabajo y la participación con las comunidades, lo que permite desarrollar la meta del Plan de Acción 2020- 2023 para el fortalecimiento de la Estructura Ecológica Principal,  la construcción del tejido social, además de aportar a la conservación de ecosistemas estratégicos que permiten a la CDMB aumentar en más del 12% de su jurisdicción, con medidas de protección de los recursos naturales construidas junto con las comunidades.

“Lo logramos. Luego de muchos esfuerzos compartidos, hoy dimos este gran paso para proteger los bienes y servicios ecosistémicos de la zona, conservar su biodiversidad y garantizar bienestar para las comunidades del área de influencia”, dijo Juan Carlos Reyes Nova, director CDMB.

El Cañón del Chicamocha cuenta con una gran biodiversidad. Está cubierto por un ecosistema de bosque seco tropical en el que se registran 242 especies de aves.

Además, allí se encuentra gran variedad de reptiles, mamíferos pequeños y las singulares cabras que, desde luego, son un símbolo de identidad del Cañón del Chicamocha.

La parte baja del Cañón está cubierta por una vegetación semidesértica y arbustiva típica de los climas áridos, mientras que en las partes más altas se pueden encontrar ecosistemas de bosque andino con boques de páramo que se ubican a más de 3200 metros de altura.