Sebastián Muñoz peleó por bronce olímpico, pero no alcanzó

Foto AFP

Sebastián Muñoz acarició este domingo la primera medalla olímpica para el golf de Colombia y América Latina pero se marcha de los Juegos de Tokio-2020 "con la cabeza en alto".

"Estoy muy feliz por lo hecho en Tokio, siento que lo di todo", recalca el jugador bogotano. "Estuve muy cerca, me voy con la cabeza en alto porque esto no es fácil".

"Son 60 de los mejores golfistas del mundo y solo hay tres medallas", recuerda el mejor golfista colombiano del momento.

Número 82 del ranking mundial, Muñoz protagonizó cuatro sólidas rondas en el Kasumigaseki Country Club, el gigantesco campo cercano a Saitama donde se desarrolla el golf olímpico.

El domingo, Muñoz cerró con una tarjeta de 67 golpes que le valió un puesto en el grupo de siete jugadores que compitieron por la medalla de bronce en un insólito desempate a muerte súbita.

Con el oro y la plata ya en poder del estadounidense Xander Schauffele y el eslovaco Rory Sabbatini, respectivamente, Muñoz y figuras del circuito PGA como Collin Morikawa y Rory McIlroy batallaron por el bronce durante un extenuante playoff de casi hora y media.



"Normalmente nadie pelea por el tercer puesto, todo el mundo pelea por el primero", dijo Muñoz sobre las particularidades de participar en unos Juegos.

"Siempre el honor del país y el honor personal están presentes. Me encantó representar a mi país, fue una experiencia muy bonita", agradeció el jugador, de 28 años.

"Así es el golf" 

Muñoz sobrevivió al primer hoyo del desempate, donde se quedaron fuera el británico Paul Casey y el japonés Hideki Matsuyama, ídolo deportivo del país anfitrión. 

En el segundo hoyo se apeó el colombiano y otros dos jugadores, quedando el terreno libre para un mano a mano entre Morikawa y el taiwanés C.T. Pan, dueño final del bronce.

"Tuve una muy buena oportunidad en el primer hoyo de desempate. Por desgracia, la bola rebotó hacia la derecha. Así es el golf, así que no hay nada para estar triste", afirmó.

"Estoy muy orgulloso de mi actuación esta semana y ya miro hacia París (Juegos Olímpicos 2024) y lo que venga después", sostuvo el bogotano, que agradece el apoyo recibido durante su participación olímpica.

"He mirado un poco mi teléfono y parece que todos están muy orgullosos de lo que hice", se felicitó Muñoz, que el año pasado logró su primer y único título de PGA, el Sanderson Farms Championship.

La ausencia en Tokio-2020 de figuras como el español Jon Rahm y el estadounidense Dustin Johnson, los dos primeros del ranking mundial, habían abierto de par en par la puerta para los aspirantes a suceder al británico Justin Rose, ganador del oro en el regreso del golf a los Juegos Olímpicos en Rio-2016.