Iglesia y Procuraduría piden atención a migrantes en Necoclí

Cortesía

La crisis humanitaria por la que atraviesa el municipio de Necoclí continúa generando llamados de solidaridad con miles de migrantes que llevan cerca de dos meses varados en esa región del Urabá antioqueño.

Ayer la Procuraduría General de la Nación solicitó al Ministerio del Interior, Migración Colombia y a Gerencia de Fronteras de la Presidencia de la República, informar sobre las acciones desplegadas ante la llegada de los migrantes, en su mayoría provenientes de Haití, Cuba, Chile y África.

El Ministerio Público requirió a estas entidades para que reporten las actuaciones adelantadas para evitar que se configuren acciones que atenten contra los derechos de esta población y el cumplimiento de los estándares internacionales de protección de derechos humanos.

Mientras tanto, el obispo de la Diócesis de Apartadó, monseñor Hugo Alberto Torres Marín, reclamó mayor solidaridad para estos extranjeros.


Le puede interesar: Italia trata de salvar al "Patriarca", un olivo milenario


A través de un comunicado, el prelado llamó la atención de las instituciones municipales, departamentales y nacionales para que cumplan con la debida atención que requiere esta situación.

Seamos todos buenos samaritanos con estos hermanos que van en busca de mejores condiciones de vida o que por múltiples motivos han tenido que dejar sus hogares de origen”, dijo el prelado.

Monseñor Torres Marín pidió a las organizaciones que trabajan en la atención a migrantes, hacerse presentes y ser solidarios con estas personas que atraviesan esta dura realidad. A los comerciantes, les pidió no incrementar los costos de los productos para que esta población tenga la oportunidad de acceder a la compra de sus principales necesidades básicas.