A 575 DÍAS DE CONVIVIR CON LA PANDEMIA
Los forzados ajustes globales por el repunte del covid-19

Foto ONU

CUANDO el mundo roza los 4 mil millones de inyecciones aplicadas, lo que significa que más del 27% de la población ha recibido al menos una de ellas contra el covid-19, el acelerado repunte de casos por sus virulentas mutaciones, ha generado una ‘normalidad’ muy diferente a la prevista.

A hoy, no se escenifica a nivel global ni una ‘nueva normalidad’ como tampoco se regresó a la vieja, a la época prepandemia, esa a la que seguramente nunca se volverá no sólo por los cambios que en el diario vivir a los que llevó el coronavirus, sino porque, así como su origen continúa en el misterio lo es el tiempo de inmunidad que brindan las vacunas.

No fueron una ni dos las olas del covid-19 en el mundo, porque en algunas regiones ya se está hablando de una quinta, fruto de nuevas cepas, con alto poder de contagio como Delta. Y es precisamente ésta la que ha forzado a varios países a realizar ajustes en las estrategias sanitarias que van desde nuevas cuarentenas y la reimplantación de protocolos (como el uso obligatorio del tapabocas) hasta el cierre de fronteras. Aquí algunos de ellos:

1. Estadísticas de 575 días. El recuento global desde que irrumpió el covid en el mundo (diciembre 31 de 2019) es: contagiados 195.721.244 de los cuales el 83% se recuperaron mientras que los fallecidos por la enfermedad son 4.182.790.  Estos elevados números absolutos son, sin embargo, no sólo un bajo impacto frente a la población mundial (somos más de 7.800 millones), sino un afortunado ‘descache’ frente a las proyecciones iniciales. Además, la lucha científica y sanitaria ya de 575 días contra un virus cuyo origen, transmisión al hombre y causas de mutación se desconocen, puede considerarse un éxito.

2. Entre reapertura y vuelta al encierro. Calificadas en su momento como medidas draconianas las cuarentenas totales se han vuelto a registrar, pero focalizadas, como ocurre actualmente en Sidney (Australia) y Hanoi (Vietnam). En el otro extremo está el levantamiento de todas las medidas de prevención y autocuidado, el retorno a todas las actividades -académicas, laborales, comerciales, culturales, deportivas y de entretenimiento- y las playas. Ello en casi todo el mundo, pese a que los contagios están en aumento y en algunos países la letalidad se mantiene alta.



3. Delta, muy contagiosa y veloz. Es la responsable de que hoy las matemáticas del coronavirus vuelvan a sumar tanto en sus dos variables (contagios y decesos) como de que se haya acelerado la campaña masiva de vacunación en el mundo. Fue detectada a finales del año pasado en India y a hoy está presente en 134 países, entre ellos 14 de América Latina y el Caribe. Expertos han identificado no sólo que tiene una alta transmisibilidad, sino que tiene un grave impacto en los no vacunados. Se ha establecido que el mayor grupo poblacional afectado son los jóvenes (de 18 a 45 años) tanto por la razón antes señalada como por ser quienes más se han relajado en las medidas de autocuidado y protocolos.

4. Números en alza. El reporte semanal de la Organización Mundial de la Salud (OMS), señala que en todo el mundo el número de decesos por el coronavirus aumentó un 21% respecto a la anterior, con cerca de 70.000 fallecidos registrados. Los contagios también repuntaron un 8%. Y si bien la letalidad subió en todas las regiones, destaca América (29%) y en el sudeste de Asia (30%). En nuevos casos, que fueron 3.8 millones, aumentaron un 30% en el continente americano y 25% en el Pacífico occidental. Los países que reportan desde los mayores casos diarios son Estados Unidos (70.740), Brasil (41.411), Indonesia (45.203), India (43.654), España (26.399) y Rusia (22.486) e Irán (23.315). Delta es la responsable del 83% de los nuevos contagios.

5. Entre pasaportes y ‘veto’ a viajeros. Ante el golpe de Delta hay naciones que han impuesto controles o restablecido prohibiciones a personas procedentes de algunos lugares específicos. Así, Francia impondrá un pase sanitario (pasaporte) para los viajes de larga distancia. La obligación de mostrarlo, que acredita que la persona está vacunada o que tiene un test negativo al covid-19, se aplicará principalmente en los vuelos domésticos y en los trenes de larga distancia interurbanos y nocturnos. Por su parte España ya opera la prohibición de ingreso “por razones de orden público y salud pública” para los viajeros provenientes de Colombia, Argentina, Bolivia y Namibia. La restrictiva medida que operará hasta el 9 agosto no excluye a estudiantes ni a turistas, así estén vacunados. Y, Alemania, declaró a España como una zona de alto riesgo, así que quienes lleguen a suelo germano deberán cumplir cuarentena obligatoria.

6. Regreso del tapabocas. Si bien ya se volvió norma en muchos países no utilizar este implemento que ha acompañado al mundo por más de un año, en algunos otros y por el repunte de casos se ha vuelto a imponer su uso. Así ocurrió hace semanas en Israel y Francia. Ahora en Estados Unidos se ordenó que las personas vacunadas en zonas de alto riesgo deben usarlo de nuevo en lugares públicos. Además, se está considerando la inmunización obligatoria a los dos millones de empleados federales del país y hoy Biden revelará un plan para superar el estancamiento en el proceso de vacunación, especialmente en el sur de la Nación por un creciente covid-escepticismo. No se descarta que recomiende que las escuelas adopten también el uso de la mascarilla.



7. Vacunación acelerada y desigual. El mundo continúa dando pasos en el largo camino hacia la inmunidad. A hoy, más de 2.150 millones de personas (27% de la población) han recibido al menos una dosis de vacuna anticovid, según Our World in Data, que señala que la inoculación se registra en 200 países o territorios. Sin embargo, es muy desigual. En Estados Unidos, el 49% de la población está completamente inmunizada, la Unión Europea alcanzó su objetivo de vacunar al 70% de su población adulta este mes, de los cuales el 57% ha recibido el esquema completo. Le siguen y muy distantes Latinoamérica (42%) y Asia (27%), mientras que África no llega al 3%. Y, precisamente en este continente, la presidenta de Tanzania se convirtió ayer en la primera persona en ser vacunada contra el coronavirus en su país.

8. ¿Hacia el refuerzo? Sin evidencia científica y cuando el mundo no ha llegado siquiera a inocular a un tercio de su población se abrió el debate sobre la necesidad de una dosis de refuerzo. Lo planteó Pfizer, pero como lo expresó la científica jefe de la OMS, Soymya Swaninathan, “esta es una decisión que hay que basar en la ciencia y no porque una compañía lo declare”. Hasta ahora cuatro países han anunciado programas de refuerzo, entre ellos Uruguay que anunció una tercera dosis de Pfizer para todos los que tengan el esquema completo de Coronavac. La rectora global de la salud advirtió que si 11 países ricos o de ingresos medios dan una tercera dosis a su población harían falta 800 millones de vacunas adicionales.

9. Inoculación a niños. Israel, que ha sido líder en la vacunación global, acaba de anunciar que los niños de entre 5 y 11 años susceptibles de sufrir complicaciones graves ligadas al coronavirus podrán ser vacunados a partir del este domingo. "Se trata de una autorización especial y cada vacunación será estudiada caso por caso", indicó un portavoz del ministerio. Cerca de un 55% de la población israelí recibió las dos dosis de la vacuna gracias a una amplia campaña iniciada a finales de diciembre, e impulsada por un acuerdo con el gigante farmacéutico Pfizer.