Éxodo venezolano puede alcanzar los 7 millones en ocho meses

Foto OEA

EN EL escenario de que se reabran las fronteras, cerradas desde hace varios meses, o se profundice la crisis económica, más de un millón de venezolanos optarán por dejar de país en lo que resta del año.

Así lo prevé la Organización de Estados Americanos (OEA) en el informe realizado por el Grupo de Trabajo para la Crisis de Migrantes y Refugiados Venezolanos en el que advierte que de ocurrir lo anterior el número de venezolanos que dejen el país llegue a siete millones a finales de este año o en los primeros meses del próximo, convirtiéndose en la más cifra de desplazados más grande del mundo, por encima de Siria.
Aunque las fronteras actualmente permanecen cerradas debido a la emergencia sanitaria provocada por la crisis del coronavirus, el informe estima que pese a ello "entre 700 y 900 venezolanos huyen diariamente por caminos irregulares".

“Los datos que estamos publicando en este informe son una actualización de la crisis de migrantes y refugiados venezolanos, que al día de hoy con más de 5,6 millones de migrantes y refugiados venezolanos es la crisis de desterrados más grande en la historia de la región”, dijo el Coordinador del Grupo de Trabajo, David Smolansky.
El informe destaca que la cantidad de migrantes y refugiados venezolanos supera el total de población de países como Costa Rica, Panamá, Noruega o Irlanda, entre otros países.
Solo con la cifra actual esta es "la crisis de desterrados más grande en la historia de la región", solo por detrás de Siria, con 6,7 millones de desplazados, sostuvo el funcionario.



La OEA también ha destacado que existen migrantes venezolanos que han recorrido más de 3.500 kilómetros a pie, muchas veces hasta descalzos, desde que salieron de sus hogares "para llegar a otros países y satisfacer sus necesidades básicas".

“Caminar desde Cúcuta, en Colombia, hasta Lima, Perú, como han hecho muchos, es equivalente a caminar desde Madrid hasta Helsinki o desde Nueva York hasta Salt Lake City”, agrega el reporte.
El informe ha hecho mención también a los abusos contra los Derechos Humanos que se estarían llevando a cabo en Venezuela, con más de 18.000 ejecuciones extrajudiciales cometidas por las fuerzas de seguridad, según datos de la OEA, que se sirve de recortes de prensa y de estimaciones de organizaciones y organismos internacionales como el FMI para sustentar sus denuncias.

Todo, explica, ilustrado "con más de 600 testimonios de migrantes y refugiados", quienes afirman que se han visto forzados a escapar de su país esencialmente por cinco razones: la "emergencia humanitaria compleja", la "violación sistemática a los Derechos Humanos", la "inseguridad", el "colapso de los servicios básicos" y el "alto costo de vida".

Por último, la OEA considera que, a pesar de la reciente Conferencia Internacional en solidaridad con los migrantes y refugiados venezolanos, donde hubo importantes donaciones para responder a esta situación de emergencia, “el financiamiento a esta crisis es la décima parte de lo que se ha aportado para atender a la crisis de refugiados siria”.

En este sentido, señala que mientras la ayuda a los refugiados sirios promedia los 5.000 dólares por persona, en el caso de los refugiados venezolanos es de 480 dólares per cápita./Redacción internacional con información OEA