Los colombianos que se han despedido sin medallas de los Olímpicos

Foto Anadolu

Este miércoles, tres colombianos terminaron su paso por los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 sin ganar medallas, pero con la satisfacción de haber representado a su nación con resultados sobresalientes.

Los primeros fueron los tenistas Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, que perdieron contra los neozelandeses Marcus Daniell y Michael Venus en la categoría de dobles masculino.

Con parciales 6-3, 3-6 y 10-7, las dos parejas tuvieron un reñido partido. Sin embargo, el tercer set definió la victoria de los neozelandeses que fueron más acertados.

Sin embargo, al ser los primeros colombianos en llegar hasta cuartos de final en su categoría en unos Juegos Olímpicos, Cabal y Farah fueron merecedores del diploma olímpico.

Otro colombiano que no logró medalla olímpica pero sí un diploma fue Rigoberto Urán, que en la prueba contrarreloj individual de ciclismo quedó en octavo lugar tras un recorrido de 44,2 kilómetros.

Urán tuvo un gran inicio en el primer intermedio, pero después bajó el ritmo y terminó en octavo lugar al terminar con un tiempo de 57:18.

La medalla de oro se la llevó el esloveno Primoz Roglic con un tiempo de 55:04.



En la prueba de fondo en la que también participó, el colombiano también quedó en octavo lugar, junto con otro diploma.

Al final de las competencias, el ciclista celebró sus diplomas olímpicos.

“Mijitos, terminando mi participación en los juegos olímpicos Tokio. Me gradué a los 34 años, moral pues”, escribió en su cuenta de Twitter.

Pero además, en declaraciones a los periodistas, el colombiano no descartó regresar para sus quintos olímpicos en París 2024.

Los diplomas olímpicos se otorgan a los deportistas que, a pesar de no conseguir una medalla, quedaron cerca y desde 1984, se dan a los que llegan hasta el octavo puesto.