Procuraduría socializó las bases para una reforma a la justicia

Presidencia de Colombia.

Por iniciativa de la Procuraduría General de la Nación, esta tarde fue socializado el proyecto “La Voz de la Justicia”, una iniciativa que pretende sentar las bases de una verdadera reforma a la administración de justicia que tenga como eje central al ciudadano y no a la cúpula de las altas Cortes. 

La presentación del estudio se realizó en el Salón Bolívar de la Casa de Nariño, en presencia del presidente Iván Duque, los jefes de las altas Cortes, la Fiscalía y la justicia transicional.

El procurador Fernando Carrillo explicó en qué consistió la realización del análisis que tardó cerca de dos años de consultas a través de 8 mesas regionales de trabajo, 32 talleres departamentales, 9.000 participantes, 300 profesores de derechos, 100 facultades de Derecho en todo el país, 2.538 cuestionarios y la presentación de 206 propuestas ciudadanas.

El Procurador dijo que la principal conclusión del estudio es la falta de confianza del ciudadano en las instituciones que administran justicia.

Los temas que más preocupan al ciudadano son: la delincuencia común (61%); la impunidad (45%) y el conflicto armado (34%).

Los obstáculos que impiden una aplicación eficaz de la justicia son la corrupción (35%); la baja calidad de los servicios de justicia (30%) y la desconfianza en el sistema (19%).

Y las principales falencias en el sistema de justicia son: que las leyes no se aplican por igual (80%); que las sentencias de los jueces no se cumplen (53%), y la demora en los tiempos de los procesos judiciales (95%).

Bajo ese panorama, la Procuraduría General planteó la necesidad de diseñar, en concurso con el Gobierno nacional y las altas Cortes, una verdadera reforma a la administración de justicia que tenga al ciudadano como su principal eje articulador. 

“Tenemos que centrar la política pública en el ciudadano y su acceso a la justicia, dejar de lado dificultades que nos separan, no se trata de reformar la Carta sino de fortalecer la base, ese es el gran tema”, dijo.

En su exposición, el Jefe del Ministerio Público dijo que “recuperar la confianza del ciudadano en su justica, es lo más importante”, pero para ello se requiere de una articulación  con todos los poderes del Estado y las organizaciones territoriales.

Carrillo planteó varias iniciativas urgentes. Una, la digitalización de la justicia para hacerla más ágil y efectiva. “Este es momento de la justicia, de la digitalización. Considero que esta es la reforma más importante que puede hacer su gobierno: darle un espaldarazo a esta iniciativa”, le dijo el Procurador General al presidente Duque.

También se refirió a la justicia con capacidad preventiva y para ello, destacó el proyecto de fortalecimiento de las Comisarías de Familia, a la vez que la mejor preparación de los funcionarios judiciales.

Espaldarazo

El presidente Duque, por su parte, se comprometió a apoyar el proceso de digitalización y anunció que en menos de cuatro semanas estará firmado un empréstito con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Duque también se refirió a la agenda legislativa del Gobierno en la materia. “Si algo ha marcado los fracasos de las reformas a la justicia es que los debates terminan en la cúspide a la administración de justicia y falta más filigrana en estar cerca del ciudadano, o sea las pequeñas grandes cosas en materia de justica”, dijo.

Por ello, anunció las directrices de sus prioridades legislativas. Primero, un proyecto para implementar la jurisdicción agraria para el que demandó el apoyo de la sociedad civil y las altas Cortes.

Otro proyecto busca fortalecer los mecanismos de resolución de conflictos y conciliación en el que se espera el concurso de las universidades, la sociedad civil y las altas Cortes.

También se refirió al impulso al proyecto ya en curso para impulsar el arbitraje, y en cuarto lugar el proyecto de actualización del Código Civil “que requiere actualización, claridad y armonización con otras materias”.

Pero el Mandatario también le pidió a la Corporación Excelencia en la Justicia, a las universidades y al Consejo de la Judicatura “fortalecer los procesos de elección de los jueces”.

Frente a la presentación que hizo el Procurador General, los presidentes de las altas Cortes anunciaron su apoyo irrestricto y se comprometieron a hacer sus aportes para enriquecer el proyecto que próximamente será presentado al Congreso.