¿Sabe si su mascota tiene déficit de calcio?

Foto cortesía Pet Food Institute

PARA las mascotas, el calcio es uno de los minerales más importantes ya que además de permitirles el correcto funcionamiento de su sistema óseo les permite controlar sus funciones cardíacas, hormonales y regular el sistema nervioso.

En su compromiso por el bienestar de los animales de compañía, Pet Food Institute muestra la importancia de este mineral en la dieta de su mascota y ofrece recomendaciones para mantener un balance adecuado al momento de suplir sus necesidades.

Importancia del calcio en los perros

En estos animales de compañía, el calcio es uno de los minerales más importantes para garantizar la salud de su sistema óseo, adicionalmente, garantiza la transmisión de los impulsos nerviosos lo que permitirá que nuestra mascota goce de agilidad y fortaleza.

Carlos Cifuentes, veterinario de Pet Food Institute, recomienda no darle suplementos de calcio a nuestra mascota sin recomendación médica ya que le puede ocasionar una alteración en el sistema interno de regulación de calcio, produciendo síntomas como aumento en consumo de agua, orina frecuente, baja en apetito, debilidad, vómito, estreñimiento y algunas veces signos más graves como convulsiones, temblores musculares, alteraciones cardiacas y desmayos.

Así mismo, Cifuentes señala que no es cierto que si a los cachorros se les da una dieta elevada en calcio “van a crecer más”, si los cachorros reciben más calcio del que deberían podrían sufrir enfermedades del desarrollo en los huesos, en el sistema nervioso y cardiaco, algunas veces los excesos de calcio pueden producir la muerte.

Y para los gatos

Es necesario recordar que los gatos aún conservan su instinto felino carnívoro por lo que su dieta mayoritariamente debe estar constituida de proteína animal, es un mito urbano que a los gatos se les deba dar leche ya que su concentrado suple esta necesidad.

En los felinos, el calcio permite que tengan ligamentos fuertes y se reduzcan las probabilidades de sufrir de artrosis. Adicionalmente, debido a sus hábitos alimenticios es conveniente buscar un alimento según su etapa de desarrollo: cachorro, adulto, anciano, ya que estos alimentos tienen los niveles adecuados de calcio que ellos requieren, esto permitirá un buen desarrollo en sus órganos y un adecuado estado de salud. 

Recomendaciones

1. Las dietas comerciales tienen los niveles adecuados de calcio y otros minerales necesarios para el desarrollo y mantenimiento de órganos y tejidos en perros y gatos.

2. Escoja el alimento de acuerdo a la etapa de vida y actividad de la mascota.

3. Bajo ninguna circunstancia ofrezca suplementos vitamínicos sin asesoría profesional.

4. Para elegir la dieta ideal de su mascota consulte un médico veterinario.

5. Una mascota sana en cualquier etapa de su vida, no necesita suplementos vitamínicos.

6.  Nunca automedique a su mascota.

Alimentación de cachorros

Un aspecto clave para en el cuidado de las mascotas es conocer que la alimentación es diferente cuando están en los primeros meses de vida y en la adultez.

Así, lo  más recomendable para los cachorros es ofrecerles concentrado acorde a su edad, así mismo, en el mercado ya se encuentran concentrados para las distintas etapas de crecimiento y aun así para diferentes razas, de esta forma se busca ofrecer una nutrición más cercana a las necesidades físicas de cada mascota.  

 Por el tamaño de su estómago, los cachorros suelen requerir comida más frecuentemente 3 a 6 veces al día según etapa del desarrollo y en las cantidades recomendadas por el especialista (el exceso de alimentación puede tener grandes efectos negativos). Así mismo es importante que puedan tomar agua fresca y limpia en cualquier momento del día.  

El veterinario Cifuentes recomienda “no dar a los cachorros alimento para perros adultos ya que estos no aportan la cantidad de nutrientes suficientes para su proceso de crecimiento, así mismo, pueden presentar deficiencias de vitaminas, minerales y proteínas, entre otras sustancias necesarias para el desarrollo del cachorro”.  

Adicionalmente señala que “la ración de comida se debe ajustar cada 8 a 30 días, ya que los cachorros al aumentar de peso requieren más cantidad de comida, por lo tanto, es necesario medir su peso constantemente. Este ajuste deberá basarse en la guía de alimentación de cada alimento y por el médico veterinario”.
 Respecto a los gatos, durante las primeras semanas necesitan la leche de su mamá y a partir de la sexta a la octava semana se les puede dar alimentos sólidos humedecidos o según las indicaciones del veterinario.   
 Los gatos son animales que nacen sin dientes y con un sistema digestivo poco desarrollado, el cual se irá fortaleciendo y desarrollando con el paso de los días, sin embargo, es recomendable que coman poco pero frecuentemente.