Censo: memorial de agravios de gobernadores

Foto cortesía
El proceso adelantado por el DANE y los resultados dados a conocer hace pocos días han generado varias suspicacias. Algunos mandatarios seccionales indican que se les desapareció gente

________

Saber cuántas personas habitan un departamento es necesario para que los territorios reciban recursos que les permitan atender a su gente, algunos gobernadores insisten en que se les perdieron habitantes y otros van más allá diciendo que incluso van a demandar las cifras publicadas por el Departamento Nacional de Administración (DANE).

Lo cierto es que para muy pocos mandatarios el censo corresponde a quienes viven en el departamento, algunos hablan de miles de habitantes perdidos y todos sostienen que ese desfase les afecta gravemente las finanzas públicas. EL NUEVO SIGLO habló con los gobernadores asistentes al foro +Región quienes expresaron sus inquietudes.

Lea también: Top 5 de los datos que reveló censo sobre Bogotá

Sorrel Aroca, Putumayo

“Nos parece que faltó gente, algunos municipios indican que no se corresponde las cifras al crecimiento que el departamento ha venido presentando. Tendríamos que revisar qué alcaldes difieren basados en la estadística que brinda el Sisbén y nuestra red pública de salud. Hay que recordar que Putumayo tiene una gran población flotante, primero porque hay población que viene a trabajar y se va para sus departamentos, además por los desastres naturales mucha población se fue. Sin contar que como el Putumayo tiene una situación de frontera, mucha población putumayense se fue para Venezuela y volvió, eso hace que las cifras fluctúen”.

Eduardo Verano, Atlántico

“Nadie le va a creer al censo y ese resultado va a limitar el Sistema General de Participaciones, además va a disminuir los Representantes a la Cámara y eso tiene una lectura muy difícil. Lo que uno ve en las regiones es algo diferente, que hay más personas de las censadas. En caso de haber una demanda esta será concertada por los gobernadores en llave”.

Joanny Palacios, Chocó

El Mandatario sostiene que a su departamento lo trató bien el censo y que el problema que se le presenta con Belén de Bajirá es que siente que no salieron los porcentajes reales, “estaríamos pendientes que las cifras cuadren, pero el porcentaje de error es mínimo en el Chocó. Algunos gobernadores quieren demandar, pero nosotros tal vez haríamos un acompañamiento y no más”.

Carlos Amaya, Boyacá

“Hay cifras que no cuadran. Esperamos que el DANE revise el instrumento y pueda perfeccionar las cifras. Yo no iría a demandarlo, sé de algunos que están muy molestos. En nuestro departamento hay algunos municipios en los que no se contempló la población total, estamos hablando de unas 140 mil personas que no fueron censadas correctamente”.

Sandra Devia, Córdoba

Afirma que las cifras publicadas por el DANE “nunca coinciden con las cifras que nosotros tenemos, eso desestimula la inversión, afecta tanto a la empresa privada como a los recursos públicos. Todos los balances en materia de educación, en materia de salud quedarían invisibilizados. La demanda es un esfuerzo conjunto que tenemos que hacer todos los gobernadores con la Federación de Departamentos, porque esta situación afecta el balance fiscal y las finanzas públicas del departamento”.

Lea también: Nuevo Censo no cambiará cantidad de curules

Alirio Barrera, Casanare

“Lo que pasa es que Casanare tiene una población flotante bastante alta, el censo da 380 mil habitantes pero estimamos que está sobre los 420 mil con la población flotante y sin contar la migración venezolana. Yo creo que lo que es gente del Casanare está promediado, lo que nosotros queremos que se mida es la población flotante y la migración existente”.

Óscar Campo, Cauca

“El censo en muchos departamentos ha manifestado inconsistencias. El Cauca no las tiene, pero somos solidarios con los departamentos que han mostrado que esas cifras no son reales. En el Cauca no hay lio”.

Dumek Turbay, Bolívar

El censo es otra triste noticia de este país, una herramienta estadística que nos debe servir para tomar decisiones y distribuir recursos se convierte en el chiste del año. Por ejemplo, la ciudad de Cartagena que supera el millón de habitantes tiene de parte del censo solo 800.000 habitantes, entonces nosotros pensamos no solo demandar el censo sino pedirle seriedad al DANE para que no juegue con el desarrollo de Colombia. El censo a todas luces es un gran fiasco, hay que tomar una decisión rápida para que esa estadística herrada no sea tenida en cuenta. Nuestro equipo de planeación ha determinado que hay 400.000 bolivarenses perdidos, empezando por los 200.000 de Cartagena. Eso afecta no solo el tema de recursos, nos afecta de todas maneras. Hay gente que no está contada porque nos preguntamos dónde están los migrantes venezolanos, si tenemos que darles salud y educación ellos deberían estar en el censo, es increíble que se haga oficial una estadística tan equivocada”.

Carlos Eduardo Osorio, Quindío

Nuestro departamento salió castigado, somos menos de los que somos, todos los municipios están peleando porque dicen tener más gente de la que había en el censo pasado. Yo creo que pasó el censo raspando, en nuestro departamento se perdieron 70.000 personas, para mí es muy complejo, habrá menos recursos con toda seguridad y queda el departamento en una seria problemática”.

Dilian Francisca Toro, Valle del Cauca

“La discusión que tenemos con el DANE es que hay una disminución de los habitantes del departamento, no es rechazar porque sí. En el sistema de seguridad social en salud tenemos 4.380.000 personas, 10% de los habitantes sin seguridad social y tenemos 47.000 personas que no son ni del régimen subsidiado ni del contributivo, con esos datos no puede ser que tengamos 3.800.000 censados cuando esos datos son los que tiene seguridad social. El censo nos perjudica porque las transferencias en educación y salud van a disminuir los recursos. Más o menos se nos perdieron 700.000 personas. Eso tiene un antecedente porque la licitación para proveer los recursos para hacer el censo se declaró desierta, no había recursos para hacerla, faltó el 60% de la población en Cali y el 50% en el Valle. Los municipios de categoría 5 y 6 son los que más se afectan porque son los que viven de las transferencias que hace la nación”.

Guido Echeverri, Caldas

“Yo tengo que creer en el censo porque se supone que está hecho con criterios técnicos. A nosotros no nos fue ni bien ni mal, Caldas están rebajando población, ya vamos en 48.114 habitantes, de acuerdo con nuestras proyecciones sabemos que la reducción puede ser menor. Sabemos que los departamentos cafeteros están envejeciendo, hay más población adulta mayor y eso nos tiene que llamar la atención para usar los recursos que tenemos en una política pública para esa población”.