SOSTIENE EL PRESIDENTE DE LA SAC
Inflación de alimentos empieza a bajar, pero no se puede cantar victoria

Cortesía

Con un riesgo de deflación en los Estados Unidos, la inflación que no cede, alarmas de crisis de seguridad alimentaria por la guerra en Ucrania y muchos desafíos en el área rural, el campo parece ser uno de los salvadores para el país.

La llegada de Gustavo Petro a la Presidencia y de Cecilia López en cabeza del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural implica encarar el reto de dar una mayor relevancia a los campesinos y productos agrícolas.

Ante estos desafíos, EL NUEVO SIGLO conversó con el presidente de la Sociedad Colombiana de Agricultores (SAC), Jorge Enrique Bedoya, acerca de las estrategias y propuestas que se vienen en los próximos meses.

EL NUEVO SIGLO: ¿Qué acercamientos ha habido entre la SAC y la nueva ministra de Agricultura, Cecilia López y el equipo de gobierno de Gustavo Petro?

JORGE ENRIQUE BEDOYA: Ya tuve la oportunidad de conversar con ella, muy seguramente en la semana entrante nos reuniremos con la Junta Directiva de la SAC, sus 22 gremios afiliados y la ministra designada, para hablar de la gran cantidad de retos. Hay muchos anuncios y lo que se viene es una muy buena discusión de políticas públicas sobre lo que ha planteado el Presidente electo en su programa. Pero también lo que desde la SAC hemos venido reclamando para el sector agropecuario desde el 2017, y lo que se puede recoger de las cosas buenas de la administración Duque y, por supuesto, tener una discusión muy democrática, buscando construir consensos y que sea lo mejor para la ruralidad en nuestro país.

Disposición

ENS: ¿De esa charla cuáles fueron los puntos más importantes y cómo se trabajarán?

JEB: Hay una muy buena disposición de la ministra de sentarse a conversar y a trabajar con los gremios de la producción. En la SAC son 22 sectores de pequeños productores, la gran mayoría. También está la industria, así que es una buena posibilidad de tener una búsqueda de consensos en función de lo que ha propuesto el Presidente electo. Desde la SAC dijimos lo que consideramos debe ser el desarrollo agropecuario, pero sin duda algunos temas que harán parte de la agenda con el nuevo gobierno son los asuntos de corto plazo, como la inflación, el costo de los insumos, si se mantiene la tendencia alcista en el dólar y el costo que esto representa para nuestros productores, y por supuesto la disposición presupuestal para el 2023. Asimismo, la necesidad de que el ministro de Hacienda dé chequera al sector rural dentro de este presupuesto del 2023 y también lo que van a ser las bases del Plan Nacional de Desarrollo, solamente por mencionar algunos de los temas que seguramente conversaremos con la ministra.

ENS: El gobierno entrante desde ya ha propuesto hacer una reforma rural, ¿qué puntos le han planteado en este sentido?

JEB: Nosotros hemos venido diciendo desde el 2017, hay que recordarle a la opinión pública, que Juan Manuel Santos cuando era presidente, ya saliendo de su gobierno, dejó radicada en el Congreso de la República lo que se conoce como la ley de tierras, que era un complemento al decreto de ley 902, que se hizo a propósito de los acuerdos de paz. Esa ley de tierras, que ya tuvo consulta previa, que lideró en su momento el ministro Iragorri y después lo finalizó el actual gobernador del Meta, tiene gran cantidad de puntos que son muy importantes para la ruralidad. Entre ellos, clarificación de conceptos de la ley 164, temas que tienen que ver obviamente con los asuntos de titulación de tierras, y nos parece que ese debería ser parte del esfuerzo del gobierno de Gustavo Petro para lo que han llamado la reforma rural, y por supuesto todo lo que tenga que ver con la titulación masiva de tierras.



Las tierras

ENS: ¿La titulación de tierras debe ser una de las prioridades?

JEB: Sí, para las personas que no tienen el título de propiedad es de la mayor importancia, porque al tener un título de propiedad automáticamente usted puede pensar en acceder a un crédito, que será fundamental para la adecuada explotación de las tierras que se les entreguen. El tema de avanzar en el catastro multipropósito, todos los temas que tengan que ver con el fortalecimiento de los recursos para las más de 5,8 millones de mujeres que tiene la ruralidad e indiscutiblemente la seguridad jurídica para quienes hoy tienen la tierra, y que claro, legítimamente la han adquirido. Porque en la medida en que haya seguridad jurídica, en la medida en que haya seguridad en el territorio, en que también se avance en los temas de titulación, pues podremos llegar a potenciar esa explotación de las 39 millones de hectáreas que tiene nuestra frontera agrícola.

ENS: Hay temor muy fuerte por una posible crisis de seguridad alimentaria por todo lo que está sucediendo en Ucrania, ¿ustedes cómo ven esta situación? ¿Es posible que Colombia pueda sobrellevarla?

JEB: Mientras Putin siga en su deseo de invadir a Ucrania obviamente se genera una gran preocupación en los temas de seguridad alimentaria global, como lo ha dicho la misma FAO, porque Ucrania es un gran productor de maíz, de trigo, también es un gran productor de semillas de girasol y aceite de girasol, y eso revoluciona todo el mercado internacional de materias primas.

ENS: ¿Qué tanto influye ahí la inflación?

JEB: Ya la FAO publicó el índice de precios de alimentos y por tercer mes consecutivo empieza a plantear una reducción de los precios de los alimentos a nivel global, y en Colombia hemos visto algunos alimentos como la papa que llevan dos meses seguidos cayendo, pero evidentemente se mantienen las alertas, y la gran preocupación es que si entra en recesión Estados Unidos, las medidas que tome la Reserva Federal pueden complejizar de alguna u otra manera las perspectivas en materia de producción y comercio internacional. Así que son tiempos un poco turbulentos, frente a los cuales tenemos que estar muy atentos, todos trabajando. Ojalá hay que trabajar con el Gobierno nacional, con el Congreso de la República y reconociendo la importancia de los flujos comerciales en un mundo que está muy globalizado. Así que la alerta se mantiene indiscutiblemente. Para nosotros el primer punto, dentro de lo que le planteamos al próximo Presidente en su momento en la campaña, es la seguridad alimentaria como una de las tres recetas para desarrollar el campo.