Distrito instaló PMU permanente en Usme por derrumbe

Archivo IDIGER

Pocas horas después de que ayer al amanecer varias casas se vinieran montaña abajo en el sector de Tocaimita, ubicado en la localidad de Usme, el Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático (Idiger) informó a la ciudadanía que instaló un Puesto de Mando Unificado (PMU) para evaluar la situación que viven los residentes de este sector y brindarles ayuda a los ciudadanos que se han visto afectados por los movimientos en masa que se han presentado en las últimas horas.

Es de recordar que este sector es una zona de alto riesgo no mitigable y que tradicionalmente ha sido ocupado por personas con desarrollo de viviendas informales, lo que ha puesto en riesgo sus vidas. Aun así, vale recordar que no hay lesionados y ninguno de los habitantes ha tenido afectaciones a su integridad física o salud, pero la comunidad hizo un llamado a la Administración Distrital para que se tomen medidas antes de que se presenten víctimas fatales.

No obstante, a partir de ayer las secretarías de Gobierno, Hábitat e Integración Social, la Alcaldía Local de Usme, el Cuerpo Oficial de Bomberos de Bogotá y la Policía Nacional también están prestando apoyo a los ciudadanos afectados por la emergencia.

De acuerdo con la caracterización hecha en la zona, como resultado del trabajo conjunto que adelantaron dichas entidades del Distrito para atender esta emergencia, un total de 66 personas se han visto afectadas: 30 adultos y 36 menores pertenecientes a 17 viviendas. También vale referir que en el periodo comprendido entre el 15 de marzo y el 16 de junio se han presentado 1.763 eventos asociados a la primera temporada de lluvias en la capital.



Por ahora, y mientras se le da una solución permanente a esta situación, el Idiger pidió que se acaten las recomendaciones de evacuación o restricción de uso de viviendas cuando las evaluaciones técnicas de este Instituto así lo indiquen.

También señaló que es necesario evitar arrojar residuos sólidos a la calle, cuerpos de agua y sistema de alcantarillado, toda vez que cuando llueve estos pueden ser trasladados y generar obstrucciones, afectando vías, sótanos y viviendas.

Así mismo, se deben tener en cuenta los horarios y los sitios de disposición temporal de residuos sólidos, establecidos por la empresa de aseo de la localidad, y evitar construir y ocupar zonas de riesgo por movimientos en masa e inundación.