Confianza de consumidores mejoró en mayo

Foto archivo

A medida que la economía comienza a recuperar su sendero, también mejora la percepción de los consumidores. Así lo demuestra el último Índice de Confianza del Consumidor (ICC) de Fedesarrollo para mayo, que registró un balance de -34,0%, representando un incremento de 7,3 puntos porcentuales (pps) frente al mes anterior cuando llegó a -41,3%.

Este resultado obedeció, principalmente, a un incremento de 9,6 pps en el Índice de Condiciones Económicas y en menor medida a un incremento de 5,7 pps en el Índice de Expectativas del Consumidor.

Sin duda, la confianza de los consumidores aumentó en todos los estratos socioeconómicos y en cuatro de las cinco ciudades analizadas frente a abril de 2020. A su vez, la disposición a comprar vivienda, bienes muebles y electrodomésticos aumentó en cuatro de las cinco ciudades, relativo al mes pasado.

El incremento en la confianza de los consumidores frente a abril de 2020 obedeció, básicamente, a un incremento en el Índice de Condiciones Económicas y en menor medida a un incremento en el Índice de Expectativas de los Consumidores.

De acuerdo con la consulta, al comparar los resultados de lo corrido del segundo trimestre de 2020 con los obtenidos el segundo trimestre de 2019, la valoración de los consumidores sobre la situación de sus hogares disminuyó 25,1 pps y la valoración de los consumidores sobre el país presentó una reducción de 17,2 pps. Por su parte, la disposición de los consumidores a comprar bienes durables se ubicó en -74,0%, resultado que representa una disminución de 68,4 pps relativo al balance registrado en el segundo trimestre de 2019.

 

Ciudades

En mayo, el ICC aumentó en cuatro de las cinco ciudades encuestadas con respecto a abril de 2020. Su aumento, frente al mes anterior, en Bogotá (9,3 pps), Bucaramanga (9,2 pps), Medellín (7,4 pps) y Cali (3,4 pps); mientras que disminuyó en Barranquilla (2,9 pps).

Asimismo, durante el mes referenciado, la confianza de los consumidores aumentó en todos los niveles socioeconómicos con respecto al mes anterior. Por dichos niveles y frente al mes anterior, el ICC aumentó 16,1 puntos en el estrato alto, 7,5 pps en el estrato medio y 6,1 pps en el estrato bajo.

De otro lado, la disposición a comprar vivienda aumentó 19,6 pps frente al mes pasado. Por ciudades, este indicador aumentó en cuatro de las cinco analizadas relativo a abril de 2020. En mayo, el indicador de disposición a comprar vivienda se ubicó en -42,7%, lo que equivale a un incremento de 19,6 pps frente al mes anterior. Para tal periodo, la disposición a comprar vivienda aumentó en Bucaramanga (33,1 pps), Bogotá (24,7 pps), Cali (19,6 pps) y Medellín (9,9 pps); a su vez, disminuyó en Barranquilla (2,0 pps), relativo a lo observado en abril de 2020.

 

La vivienda

Frente al mes anterior, la disposición a comprar vivienda aumentó en todos los niveles socioeconómicos. En mayo, los resultados del indicador de disposición a comprar vivienda, desagregados por nivel socioeconómico, mostraron un incremento frente al mes pasado de 45,5 pps en el estrato alto, 23,2 pps en el estrato medio y 14,3 pps en el estrato bajo, relativo a lo observado en abril de 2020.

Asimismo, la disposición a comprar bienes muebles y electrodomésticos aumentó 14,6 pps frente al mes anterior. Por ciudades, este indicador se incrementó en cuatro de las cinco ciudades analizadas frente a lo observado en abril de 2020. El balance de respuestas acerca de si es un buen o mal momento para comprar bienes como muebles y electrodomésticos se ubicó en -66,7% en mayo, lo que representa un incremento de 14,6 pps respecto a abril de 2020.

Relativo al mes pasado, la disposición a comprar bienes durables aumentó en Bucaramanga (26,0 pps), Bogotá (18,9 pps), Cali (14,8 pps) y Medellín (7,2 pps), y disminuyó en Barranquilla (6,8 pps).

También, en mayo, la disposición a comprar vehículo registró un balance de -64,4%, lo que representa un incremento de 5,1 pps respecto al mes anterior (-69,5).