Pandemia golpea empleo de migrantes

Foto Minhacienda

Para marzo de 2020, Colombia contaba con 1.809.872 migrantes provenientes de Venezuela, de acuerdo con Migración Colombia. A su vez, el 43% se encontraba de forma regular en el país, muchos haciendo parte de la vida productiva nacional,  aportando a las finanzas públicas a través del pago de impuestos, seguridad social y gastos de consumo.

Y a pesar que por el impacto de la pandemia del Covid-19, 75.000 de ellos regresaron al país, como lo dijo a EL NUEVO SIGLO el gerente de Fronteras, Felipe Muñoz, cree que muchos de ellos van a regresar. Sin embargo, podrían encontrar otras condiciones laborales ante las exigencias de las empresas.

Hay que tener en cuenta que de acuerdo con el FMI, la población venezolana ya aporta al Producto Interno Bruto (PIB) de Colombia cerca de 0,25%.

Estos recursos, en parte, se deben a que hay programas que se están adelantando para facilitar que en el país se aproveche la mano de obra venezolana y su preparación. Es así que la Fundación ANDI, Fundación Corona y el Programa de Alianzas para la Reconciliación de Usaid y ACDI/Voca presentaron el documento “Casos exitosos en materia de inclusión laboral de población migrante de Venezuela en Colombia”.

El informe detalla los cinco casos exitosos de inclusión laboral de Claro Colombia, Dugotex, Sierra Nevada, Compensar y Acnur, en alianza con la Fundación Carvajal, la Embajada de Canadá y CUSO International.

Emprendimientos

La Fundación ANDI también presentó el directorio “Se le tiene: migrantes y refugiados”, el cual visibiliza 220 emprendimientos de población migrante y refugiada en siete departamentos y cuatro sectores económicos -productos alimenticios, artesanías y regalos corporativos, confecciones y otros sectores- para impulsar las compras inclusivas.

Para el presidente de la ANDI, Bruce Mac Master, “este es uno de los desafíos que actualmente enfrenta el país en términos de inclusión social y económica. “El rol de los empleadores es fundamental para reducir las brechas existentes y promover acciones que generen condiciones equitativas para el acceso y la permanencia en el empleo de población migrante. Se debe fortalecer la gestión del talento humano, eliminando prejuicios, sesgos de selección y basando los procesos de talento humano”, afirmó Daniel Uribe, director ejecutivo de Fundación Corona.

De hecho, la experiencia internacional recopilada muestra que un proceso migratorio que se orienta a la adecuada recepción socieconómica de la población migrante tiene como consecuencia el crecimiento económico del país.

Sin embargo, para lograr esto es necesaria su inclusión en el mercado laboral colombiano. Además, el Fondo Monetario Internacional (FMI) indicó que, gracias a los esfuerzos de Colombia por integrar a la población migrante, en 2019 se estimuló el crecimiento de la economía en aproximadamente 0,25%.

 Condiciones

De acuerdo con la Gran Encuesta Integrada de Hogares del DANE 2018-2019, el 60% de los migrantes que han entrado a nuestro país se encuentran entre los 18 y 59 años. Esto da cuenta que el fenómeno migratorio trae consigo un bono demográfico que puede ser aprovechado por el sector privado para la dinamización de la economía.

En cuanto al nivel educativo de los migrantes provenientes de Venezuela, según el DANE, en 2019 el 69,1% cursó el bachillerato, un 13,8% tiene estudios universitarios, el 11,7% cuenta con estudios técnicos o tecnológicos, lo cual indica que más del 90% tiene algún tipo de estudios. Esto puede convertirse en mano de obra calificada para el aparato productivo.

Ahora bien, esto también contrasta con las precarias situaciones en las que se encuentra la población migrante. El 34,5% gana 0 a 0,5 SMMV y el 29,2% de 0,5 a 1 SMMV. De acuerdo con el Observatorio del Proyecto Migración Venezuela, un hogar de migrantes sobrevive al mes con $455.000 per cápita, mientras que uno colombiano cuenta con $767.000 lo que muestra una brecha del 40,6%.

Estos datos indican la compleja y dramática situación en la que se encuentran los migrantes y que tiene repercusiones en las condiciones en las que se desarrolla la economía. En este sentido, es fundamental que las empresas, desde la fuerza de sus negocios, incluyan a los migrantes con el propósito de generar un entorno más competitivo que le traiga beneficios a toda la sociedad.

Ventajas

A nivel empresarial, los migrantes representan una baja rotación de puestos de trabajo, cuentan con altos niveles de formación y cualificación, así como altos indicadores de efectividad, productividad y un alto sentido de pertenencia con la empresa. También, el fortalecimiento de la cadena productiva y de los socios estratégicos, el cubrimiento de vacantes de difícil colocación, mayor creatividad e innovación.

Así mismo, a nivel nacional, significa la integración económica del bono demográfico, la dinamización de la economía colombiana, una mayor participación en el sistema general de seguridad social en salud, el fortalecimiento de las instituciones.

Casos de éxito

Claro Colombia: desde 2019 Claro Colombia promueve la inclusión social de población vulnerable. Ha logrado vincular a 91 migrantes a un empleo formal. Actualmente opera en Bogotá y Soacha, pero espera expandirse a Barranquilla, Cali y Medellín.

Dugotex (Diane & Geordi): esta empresa ha cualificado sus procesos de talento humano para lograr incluir efectivamente a los migrantes.  Tienen como meta que cerca del 20% del total de su planta sean migrantes y retornados.

Sierra Nevada: en 2019 el 65% de sus empleados pertenecía a algún grupo poblacional en vulnerabilidad. Como elemento innovador, esta empresa ha impulsado planes de carrera para que las personas puedan ascender y crecer dentro de la compañía. Frente a los migrantes han observado niveles casi nulos de rotación.

Compensar: hizo un proceso de formación a los migrantes. Mediante este proceso 366 migrantes han obtenido un empleo formal.

Alianza de la Fundación Carvajal, Acnur, la Embajada de Canadá y CUSO International: lograron la participación de nueve empresas, a la vez que 65 venezolanos y colombianos retornados se vincularon a un empleo formal.