En circulación entraron 336 nuevos buses de Transmilenio

Cortesía
1.441 es el total de unidades que ingresará en el sistema de transporte público

 

Ayer entraron en circulación 336 unidades de Transmilenio en reemplazo de 317 viejas, en consonancia con las fases I y II del plan que contempla que 1.441 buses, entre articulados y biarticulados, sean la nueva cara del sistema de transporte de la capital de la República.

“Los nuevos buses son más limpios, estamos reemplazando tecnologías Euro II y Euro III por tecnologías Euro V y Euro VI que es lo más moderno en términos de emisiones. Son buses más cómodos porque la mayoría son biarticulados que generan un 40% más de plazas en el sistema y son buses más seguros porque tenemos un sistema de cámaras de seguridad para garantizar la seguridad física de nuestros usuarios, pero también la seguridad vial”, manifestó la gerente de Transmilenio, María Consuelo Araujo.

A las 4:00 a.m. salió del Portal Tunal el primero de la nueva flota.

18 años operando

La noche del sábado, el secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo, escribió a través de su cuenta en la red social Twitter informando que “salieron hoy 300 buses que llevaban más de 18 años de operación en el sistema Transmilenio rumbo a la siderúrgica para ser chatarrizados. Desde mañana los bogotanos estrenaremos buses de bajas emisiones, en total 1.441”.

Asimismo, el alcalde Enrique Peñalosa usó la misma red social para enaltecer la gestión de la gerente de Transmilenio, María Consuelo Araújo: “La súper gerente de Transmilenio, María Consuelo Araújo, despide los primeros 337 buses que anoche hicieron su último recorrido rumbo a la chatarrización y la fundición...no renovamos los contratos para que siguieran los buses viejos... 1.444 nuevos comienzan a llegar”.

“Uno contra otro, los buses de la nueva licitación de Transmilenio que comienzan a llegar harían una fila de 35 kilómetros. Aumentará la capacidad en un 40%. Espacio para 140.000 pasajeros adicionales en las mismas troncales: más comodidad, mejorando la vida de nuestros ciudadanos”, agregó.

Menos emisiones

Según reiterados comunicados de la Alcaldía de Bogotá, de Transmilenio y del mismo Burgomaestre estas nuevas unidades disminuirían en hasta un 95% la emisión de gases contaminantes, gracias a la tecnología que traen consigo.

Asimismo, cuentan con un sistema de cámaras de seguridad “que permitirán verificar que los operadores estén ejerciendo de manera adecuada sus funciones. Por ejemplo, cuando un conductor tenga un microsueño, se activará una alerta al Centro de Gestión y los entes encargados actuarán de manera inmediata ante la emergencia”, explicó Jaime Duarte, funcionario de la Dirección de TICS de Transmilenio.

También agregó que este sistema de cámaras internas y externas permitirá saber de primera mano las causas de los accidentes y hacer un seguimiento individual de los usuarios, lo que por ende conllevaría a que la seguridad se multiplique y los hurtos y demás delitos presentes hoy por hoy en el sistema de transporte disminuya exponencialmente.

Los articulados tendrán 11 cámaras y los biarticulados 13.

Agregado a esto, las unidades -todas- tendrán espacios adicionales para usuarios en sillas de rueda, cinturones de seguridad para las sillas preferenciales y lugares especiales para los canes de asistencia de personas con discapacidad visual.

Por otro lado, las sillas estarán distribuidas de forma distinta a la que hoy se pueden ver. Estas tienen un diseño lateral que facilita la circulación de los pasajeros al interior de la unidad y evita la aglomeración de usuarios en las puertas del bus.

De las 1.441 unidades que entrarán en el sistema 946 son biarticuladas y 447 articuladas. 1.162 saldrán de circulación. Cada biarticulado podrá transportar un máximo de 250 personas, los articulados en cambio 160.