Cámara dijo sí a la prohibición del asbesto

Archivo
A partir del 1 de enero de 2021 quedará prohibida la fabricación, venta y uso del material catalogado como "cancerígeno"

 

Después de varios años de discusiones en el legislativo, finalmente, con 131 votos a favor, fue aprobado en la Cámara de Representantes el proyecto que establece disposiciones para eliminar el asbesto en Colombia. 

A partir del 1 de enero de 2021 quedará prohibida la fabricación, venta y uso de este material catalogado en diferentes países como "cancerígeno". 

Cabe recordar que hace pocos días se registró una controversia en relación con la posibilidad de que el proyecto deje la puerta abierta para la exportación del material. “Hay un interés de que, a pesar de que en el proyecto se prohíbe la comercialización de asbesto, se permita su exploración y explotación con fines de exportación”, afirmó el representante a la Cámara por Bogotá, Mauricio Toro, de la Alianza Verde.

A esta supuesta posibilidad, la Cámara le cerró del todo la posibilidad, por lo que en el texto se especificó que también quedó prohibida la exportación del asbesto. 

Vea también: Controversia por exportación del asbesto

Por su parte, el representante por Bogotá de la Alianza Verde, Mauricio Toro, explicó que las empresas que trabajan con este material tienen dos años, a partir de la sanción de la ley, para poner fin a su uso y reemplazarlo definitivamente por otro insumo.

Al proyecto se le dio prioridad dentro de la agenda legislativa debido a que si no completaba todos los trámites se hundiría nuevamente.

De esta manera, el texto deberá a pasar a conciliación con el que fue aprobado en el Senado.  

Sobre este tema: No tenemos la facultad para negar la utilización del asbesto: Peñalosa

En Boyacá, Moniquirá, Villa de Leyva, Samacá, Tunja, Chivatá y Tibasosa; en Córdoba, Lórica; y en Cundinamarca, Mesitas del Colegio, se había prohibido meses atrás el uso del asbesto para la realización de obras públicas.  

Un triunfo histórico: Greenpeace

La organización ambientalista Greenpeace, que lleva adelante una campaña activa en conjunto al movimiento Colombia sin asbesto desde 2017, aseguró que “hoy se hizo historia. Es una victoria sin precedentes a favor de la salud del país. También es un homenaje a las víctimas del asbesto y a la lucha incansable y emocionante de sus familiares”, dijo Silvia Gómez, directora de Greenpeace Colombia. Y sentenció: “El asbesto acaba de morir en Colombia y ahora solo falta tramitar el acta de defunción”.

“Hoy ganó Colombia. Este proyecto se hundió siete veces por la presión de la industria.Gracias a la presión pública, al poder ciudadano y a la voluntad de Congreso, podemos decir que el asbesto se prohibió en Colombia de una vez por todas”, dijo Gómez. “Llevamos adelante una ardua batalla para, por fin, salvar la vida de miles de colombianos al prohibir esta sustancia tóxica. Colombia hoy dejó de pertenecer al pequeño grupo de países que no había prohibido el asbesto para pasar a ponerse del lado de la salud de los colombianos. La conciliación entre el Senado y la Cámara debe darse lo antes posible”.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Cancerología, esta sustancia ha sido responsable de 1744 muertes por cáncer de pulmón entre 2010 y 2014. “Lo que mata no se elimina, se prohíbe de una vez y para siempre”, dijo Gómez. “Por eso, celebramos la disposición de diálogo y el acuerdo en el Congreso. Hay cosas que no pueden suspenderse ni eliminarse, deben prohibirse. Hoy Colombia se sumó al grupo de 68 países que ya prohibieron al asbesto y homenajeó a Ana Cecilia Niño y todas las víctimas”, agregó la directora.

Más de 200 mil personas firmaron la petición de Greenpeace y Change.org para que se prohíba el uso del asbesto en todo el territorio colombiano. La organización ambientalista ha trabajado junto a la Fundación Ana Cecilia Niño y ha llevado a cabo diversas acciones públicas para lograr el objetivo, pidiéndole a los senadores y congresistas por la aprobación del proyecto de ley durante dos años. Al proyecto solo le resta la conciliación entre el Senado y el Congreso y una posible sanción presidencial. “La prohibición del asbesto ya es un hecho. Los procesos administrativos deben apurarse para que esta sustancia no se cobre ninguna vida más”, finalizó Gómez.