Tres imperdibles de la temporada presencial de L’Explose

Foto cortesía

La compañía L’Explose Danza, creada en París en 1991 por Tino Fernández, y posteriormente radicada en Bogotá, celebra su 30 aniversario con una temporada de espectáculos presenciales, compuesta por tres de las obras que hacen parte del legado de su fundador, bajo la dirección de Juliana Reyes.  

En esta celebración el público podrá disfrutar de piezas como ¿Por quién lloran mis amores?, Diario de una crucifixión y Tiresias o la razón del Ser en la sala La Factoria Tino Fernández, desde este jueves hasta el próximo 17 de julio. 

Creada en el 2001, ¿Por quién lloran mis amores?, se convirtió en uno de los clásicos de la danza en Colombia, interpretada en sus inicios por Lina Gaviria, posteriormente por la bailarina Marvel Benavides y desde el 2009 por Luisa Hoyos.  Tino Fernández y Juliana Reyes plantearon el espectáculo desde la soledad e intimidad de una mujer, contraponiendo constantemente la fragilidad del espacio con la fuerza de la danza.



La historia se construye a partir de un espacio escénico conformado por 300 vasos de cristal que encierran a la bailarina en su propia intimidad, convirtiendo al espectador en un voyeur de su privacidad.

Intensa, íntima e impactante así es Diario de una crucifixión. Para esta creación, director y dramaturga toman como referencia la obra pictórica de Francis Bacon, específicamente su estudio del Retrato de Inocencio X de Velázquez. La pieza, que transcurre dentro de una urna de cristal de un metro de ancho por tres de fondo, expone la vulnerabilidad del cuerpo exhibido, juzgado y desnaturalizado. El movimiento se observa desde un espacio cercado, donde la privacidad no existe y la transparencia revela con nitidez la fragilidad humana. Fue creada en el 2012 y es interpretada por el bailarín Ángel Ávila.

Cierra este ciclo de solos, la bailarina Ángela Cristina Bello con Tiresias o la razón del Serretomando esta creación del 2016. Con el mito de ‘Tiresias’ como telón de fondo, la obra marcada por fuertes contrastes, explora la fricción entre lo femenino y lo masculino. Una obra que se adentra en abstracción para encontrar en ella el sentido. 

También harán parte de esta celebración las obras Estela en función especial en al Teatro Mayor, La mirada del Avestruz como parte de la programación virtual del Teatro Colón y La Miel es más dulce que la Sangre en el Teatro Santander de Bucaramanga.