Pymes luchan para sobrevivir en medio de la crisis económica

Foto Xinhua

Si bien se observa una clara tendencia de recuperación en la economía, todavía las pequeñas y medianas empresas (pymes) luchan contra las secuelas de la crisis económica producto de la pandemia de la covid-19.

Así lo refleja la Gran Encuesta Pyme de Anif, realizada durante los meses de enero y febrero de 2021 por Cifras & Conceptos, firma encargada del trabajo de campo desde el año 2014. En esta última lectura, se entrevistó a 1.843 empresarios de 18 departamentos de los sectores de industria, comercio y servicios, los cuales a su vez pertenecen a los 21 subsectores económicos con mayor participación de pequeñas y medianas empresas. Los resultados de la lectura del segundo semestre de 2020 reflejaron un cambio significativo en la percepción de los empresarios acerca de la evolución de sus negocios y la demanda durante la segunda mitad del 2020.

Al preguntar acerca de qué ocurrió con los negocios después de que el Gobierno nacional levantara las medidas restrictivas para mitigar el efecto de la covid-19, más del 83% de las empresas manifestaron no haber podido reanudar operaciones por completo, solo de manera parcial o no haber podido iniciar actividades en absoluto.

En ninguno de los tres sectores (industria, comercio y servicios) una porción significativa de los encuestados reportó haber reestablecido totalmente su operación, una realidad que habla de lo difícil que será volver a un comportamiento normal de la actividad productiva de las Pymes del país.

Por otra parte, la pandemia obligó a las empresas a tomar medidas extraordinarias, sobre todo en términos de modalidad de trabajo. Buena parte ha mantenido el teletrabajo ocasional y por turnos (71% industria, 69% comercio y 58% servicios) y, algunas, han tenido que seguir reduciendo su planta de personal (16% industria, 16% comercio y 20% servicios).

Dinamismo

Sin duda las dinámicas laborales han cambiado a causa de la pandemia, no solo en términos de presencialidad, también de austeridad. Lo que sí ha dejado la coyuntura es aprendizajes para las pymes y transformaciones en varios niveles. Para afrontar la “nueva normalidad” las pequeñas y medianas empresas de los tres sectores manifestaron haber tenido un cambio significativo en el manejo de inventarios, en las funciones contables y financieras y, por supuesto, en lo digital.


Le puede interesar: Economía crecería 5,6% en Colombia este año: Banco Mundial


Llama la atención el porcentaje de encuestados de empresas comerciales medianas que aseguraron tener un progreso en lo digital (34%) y, de igual forma, la proporción de pequeñas empresas industriales que modificaron su manera de lidiar con los inventarios (40%).

Innovación

De otro lado, la coyuntura actual ha demostrado la importancia que tiene para las empresas, particularmente las pymes, tener la capacidad de innovar y adaptarse. Parte de esa habilidad se encuentra en usar de manera efectiva los diferentes servicios digitales que existen.

Es así que las medidas de aislamiento físico implementadas para la contención de la propagación del virus covid-19 llevaron a muchas empresas a revaluar la forma en la cual operaban. Un buen número se dio a la tarea de implementar más procesos tecnológicos para poder operar bajo ese nuevo esquema de restricciones.

Más del 65% de las pymes implementó recursos y canales digitales para continuar con su operación. Cabe decir que son las empresas medianas del comercio las que lo hicieron en mayor medida, con un 85% de los establecimientos que reportaron afirmativamente. Además, cerca de un tercio de las empresas manifestaron haber sufrido una transformación a nivel digital a causa de la nueva normalidad. De forma similar, se encontró que un buen número de establecimientos ha utilizado en el pasado algún tipo de servicio digital. Para los tres sectores, los servicios más frecuentes son las plataformas para comprar insumos o vender productos, así como la entrega de productos de forma digitalizada.