Aumenta el temor por crecientes súbitas del río Bogotá

CAR

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) declaró, desde el fin de semana, una alerta roja por probabilidades de inundaciones y crecientes súbitas del río Bogotá derivadas de las lluvias que se han presentado en la región.

Por esta razón, el Instituto solicitó que las poblaciones de los municipios de Tena, La Mesa, Anapoima, Apulo, Viotá, Anolaima, Tocaima, Agua de Dios y Girardot (Cundinamarca) tomen medidas de prevención.

“Se sube a alerta roja la cuenca baja del río Bogotá por niveles altos y probabilidad de crecientes súbitas en sus aportantes, tales como los ríos Apulo y Lindo, y las quebradas La Pilama y Cachimbula (…) Se presentan lluvias de variada intensidad en amplias zonas de la capital. Se estima persistencia de las precipitaciones en las próximas horas, las lluvias más intensas se prevén en el sur, occidente y norte de la ciudad”, indicó el Ideam.

Vale referir que desde mediados de abril se prendieron las alertas por crecientes súbitas y desbordamientos de la cuenca alta y media que, desde entonces, se declararon en alerta amarilla.

La cuenca alta tiene probabilidades de crecientes súbitas por aportes de los cerros orientales que incrementan los caudales de los ríos Barandillas, Subachoque, Simaya, entre otros. Se recomienda estar atentos en los municipios de Cogua, Tausa, Suesca, Villagómez, Chocontá, Villapinzón y Nemocón.



La cuenca media tiene probabilidad de incrementos súbitos en los niveles de las quebradas Honda y Yomasa, los ríos Salitre, Tunjuelo, Fucha y Teusacá, entre otros aportantes al cauce principal del río Bogotá. Se recomienda especial atención en los municipios de La Calera, Zipaquirá, Tocancipá, Cajicá, Chía, Cota, Sopó, Usme y Funza –Cundinamarca-, y en la ciudad de Bogotá.

Y la cuenca baja, que a mediados de abril se declaró en alerta roja, puede tener crecientes súbitas particularmente por el río Apulo. Así mismo, a la altura del municipio de Girardot se han registrado incrementos de nivel durante los últimos cuatro días, por encima del umbral de alerta roja por desbordamiento.

Adicionalmente, el Instituto advirtió que en buena parte del país seguirá lloviendo por encima de los niveles históricos hasta el mes de agosto, de acuerdo con los pronósticos de las autoridades ambientales.

Y específicamente para la capital del país, que vivió caída de árboles y algunas emergencias derivadas de inundaciones durante el fin de semana, el Ideam prevé que las lluvias se puedan extender hasta unas semanas más, con precipitaciones en horas de la tarde y la noche.